Verás.

Este 2020 deseo que 

  • tomes decisiones más audaces,
  • consultes menos al mundo,
  • leas mucho más libros profundos,
  • hagas ejercicio incluso cuando no quieras hacerlo,
  • duermas bien,
  • sufras por menos tonterías,
  • converses de mejores temas,
  • viajes para expandir tu mente,
  • seas más nerd metiéndote a fondo en todo tipo de temas,
  • expongas más tus ideas en lugar de sólo consumir las de otros,
  • te pongas al frente de las cosas,
  • tomes aquello que llevas años esperando de forma pasiva,
  • inviertas sin tanto miedo para crear riqueza genuina,
  • domines el estrés de conversaciones difíciles,
  • vivas con mucho menos drama,
  • domines tu pena al ridículo para avanzar en cuestiones estratégicas, 
  • dejes de neuroentusiasmarte con cosas neurosuperficiales en la red social rica, red social pobre,
  • medites seguido,
  • participes decididamente en cursos caros y raros,
  • favorezcas el largo plazo en tus decisiones,
  • abandones las mismas reuniones con gente que no te reta para llegar al siguiente nivel,
  • te eleves en la visión de tus problemas,
  • que afrontes problemas bonitos estilo «no-sé-a-quién-contratar»,
  • desarrolles más dureza mental y disciplina emocional,
  • y que en general hagas lo que sabes que tienes que hacer.

Todo lo demás —los buenos deseos de salud, felicidad, dinero y etcétera— te comenzará a «fastidiar» en tu puerta conforme ejecutes los items accionables de arriba.

Verás.

Fuerte abrazo,

– A.

¿Qué opinas? Únete a la conversación.