Valores verdaderos.

Inbursa es el brazo bancario y financiero de Grupo Carso, las empresas de Carlos Slim. Si pones atención a las decenas de letreros que tienen en cada sucursal encontrarás uno que habla de sus valores. Y entre estos, vas a notar el de «austeridad». No sé cómo describir este concepto porque no es ser pobre ni dejar de lado algo, es más bien una actitud de no «sobreinvertir» cuando puedes ser mucho más asceta. Caray, que el escritorio que la empresa compra debe estar pensado para durar veinte años y que la silla ejecutiva no sea una Aeron de Herman Miller. Y sí, lo puedes notar. Las sucursales no lucen mal pero nadie las acusaría de lujosas o extravagantes. Lo que quiero platicar contigo hoy es que los valores de tu compañía los puedes redactar tú, imprimir y colgar en un bello póster a la vista de todos y creer de corazón que esos son los que son. O puedes ver qué es lo que realmente ocurre a diario y entender que los valores son las acciones que la mayoría de tus colaboradores ejecutan de forma automática en el día a día. ¿Crees que la «pasión por el servicio» es uno de tus valores institucionales? Es muy fácil comprobarlo viendo la manera en que ante un reto tu equipo de frente al cliente resuelve las cosas. Las personas no somos lo que escribimos o decimos o aconsejamos a otros. Somos lo que aflora en nosotros como segunda naturaleza. En las empresas es lo mismo. La «innovación» como un valor es algo que la mayoría de los colaboradores de Apple pueden colgarse como una medalla individual porque seguramente lo respiran y obviamente se nota en lo que construyen. ¿Qué hacer? Evalúa pragmáticamente cuáles son los valores verdaderos de tu empresa en este momento. Y determina cuáles de esos mantener y cuáles ir erosionando para dar paso a otros más estratégicos. La forma de instalarlos no es con discursos, es con llamadas concretas a la acción. Los valores se instalan con una buena combinación de marketing personal y corporativo. No te engañes: respíralos primero tú y luego ellos lo harán.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.