Unsexy operational work.

Reportes. Reportes. Reportes. A mano. Por computadora. Enviados por internet. Formatos de toda la vida. Formatos nuevos. Correcciones. En mi primer año como manager al frente de un equipo de alrededor de veinticinco personas recibí un premio nacional por mi «gran» trabajo reportando cosas. En términos nada humildes, el premio fue merecido porque viví en modo robot todos esos días para que cada cuestión administrativa estuviera cerca de la perfección. Pensaba que tal era el camino al «éxito». Y sí. Y no. Ambas al mismo tiempo. Resulta que mucho del glamour que hoy nos vende internet a diario con esto de emprender se enfoca en las entrevistas que los dueños de empresas damos a medios, las conferencias que nos invitan a dar, lo geniales que lucen las fotos de los productos y servicios que estamos creando y en general la narrativa de que todo en lo que estamos involucrados es sexy. Y sí. Hay muchas cosas sexy en este mundo de los negocios. Estar en una reunión donde se toman decisiones difíciles es sexy. Debatir con y contra tus muy inteligentes socios es definitivamente sexy. Salir en artículos en revistas es sexy. Pero las buenas empresas no se construyen solamente con una bonita superficie. Necesitan estructuras sólidas que no suelen recibir crédito porque lo que hay involucrado en ellas es muchísimo trabajo operacional no-sexy al cual tú y yo vamos a bautizar como «Unsexy Operational Work» (UOW). Un buen UOW hace toda la diferencia para poder cobrar, facturar, administrar, contratar, litigar, capacitar y ejecutar demás pilares sin los cuales uno no es nada más que un globo inflado. Cuando quieras apostar con inversión o emocionalmente por una empresa, determina si tiene o llegará a tener un buen flujo de UOW donde las cosas que pueden destruirla se mantienen bajo control. He tenido la fortuna de navegar del mundo UOW al del glamour y de regreso. Es toda una travesía porque he visto de primera mano lo que pasa cuando una de las dos áreas (no) reconoce el valor de la otra. Ambas son necesarias. Si no estás de acuerdo conmigo tal vez es que estás atascado en tu trinchera pensando que tu extremo es lo único que importa. Desatáscate analizando la evolución de empresas como Amazon y compañía, que es lo mismo que decirte que lo hagas elevando tu ejecución y pensamiento a uno de clase mundial.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.