Pero c’est la vie.

En pocas semanas hemos sido testigos de impresionantes avances en transformación digital por parte de las tres áreas históricamente más lentas y necias en este sentido: el sector educativo, el sector hospitalario y el sector gubernamental. Genial y triste al mismo tiempo. Genial porque el hecho de que mi hija de cuatro años pueda interactuarSigue leyendo «Pero c’est la vie.»