Sopesa.

Si alguien te dice que lo que estás intentando no lo vas a poder lograr y te da razones válidas y obvias, está bien, no defiendas tu idea. Piensa que es muy probable que esa persona esté en lo correcto por el simple hecho que el azar de la vida es increíble y el desenlace del asunto podría ocurrir tal cual te lo está profetizando. Sin embargo, aprende también a leer entre líneas: tal vez lo que esa persona está tratando de expresar sin herirse a sí misma es algo en el estilo “yo no sé cómo hacer eso que estás intentando, me da miedo, yo jamás lo haría así y como tu atrevimiento ofende mi sentido de seguridad, mejor lo ataco verbalmente”. Pienso en un niño intentando dejar las rueditas de la bicicleta. Si habla con los otros niños en el mismo estado, tendrán razón al decirle que puede caerse, rasparse y lastimarse. Pero si habla con los que llevan tiempo en dos ruedas, bueno, el consejo será muy diferente. Balancea lo que te digan. Lee entre líneas. Sopesa lo que te digan. Y a donde vayas, ve con confianza.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.