Sistemas complejos.

Hace un par de años di una clase sobre blockchain a un grupo de universitarios. Algunos de los jóvenes eran estudiantes de licenciatura en derecho y otros de administración de empresas. Mi argumento principal para venderles la importancia de hablar de un tema exótico y aparentemente ajeno a sus estudios es que estamos construyendo una sociedad donde dependemos demasiado de los programadores para llevar a buen puerto nuestras ideas especializadas. Un gran back-end developer en términos técnicos no puede hilvanar la lógica de un contrato inteligente sólo con su astucia. Este desarrollador requiere un amplio bagaje especializado en leyes para dominar las sutiles diferencias, las sombras de intención del significado de términos y frases. Y no lo tiene, pero admitirlo así es un golpe al gran ego que esta profesión suele cargar.

El programador promedio —cuando le dices que tienes una idea y se la explicas— te va a decir que él puede hacer la app, la plataforma, el sistema. Sin problema. Son quince mil dólares. Gracias.

El abogado promedio ve la sugerencia de entender Python casi como un insulto a la sabiduría jurídica que ha obtenido aislándose del mundo moderno y bebiendo jurisprudencia de mil novecientos cincuenta.

Ambos trabajan de forma bastante limitada cuando deberían sentarse a crear juntos.

Mark Zuckerberg no habría podido crear Facebook sólo con sus habilidades de programación. Necesitó estudios en psicología y por eso los tomó mientras estuvo en un lugar llamado Harvard. Steve Jobs no habría podido crear Apple sólo con sus conocimientos de electrónica. Necesitó estudios filosóficos en lugares como el ashram Kainchi Dham. El resto de estas historias es algo que tú, yo y otras miles de millones de personas usamos a diario.

Si estás en el área de medicina, ingeniería, ciencias, sumérgete a profundidad también en entender sobre psicología, filosofía, negocios.

Si estás en el área de psicología, filosofía, negocios, sumérgete a profundidad también en entender sobre medicina, ingeniería, ciencias.

El mundo del conocimiento perfectamente segmentado para dedicarte nada más a tu área de estudio por el resto de tu vida está agonizando. Parece que dos mil veinte le dará el tiro de gracia final y oficial.

Dicho con mucho amor: serás un terrible profesional si sólo sabes lidiar con temas de tu profesión. Tienes que mezclar cuestiones relevantes de otros campos. Tu mejor arma será algo llamado curiosidad genuina constante alimentada por seguir las líneas correctas de información de alta calidad en internet.

No leas el periódico local ni el nacional. No sigas solamente a gente graciosa en redes sociales. No tengas como referencia de temas geniales el podcast de un chico entusiasta de diecisiete años que vive en un país con un PIB más jodido que el tuyo. Compra como enfermo libros para tu Kindle, lee la HBR, suscríbete a Nature, compra todos los títulos que recomienda Bill Gates. Con eso tienes para empezar.

Si el problema para acceder a todo esto es que está en inglés, accede lento entonces pero accede. Usa Google Translate párrafo por párrafo para tener una idea. Va a ser frustrante, pero mientras tanto ve aprendiendo en paralelo el idioma.

Si el problema para acceder a todo esto es que resulta costoso para tu economía, compra lo que puedas y luego pregúntate cómo comprar más y hazlo. No serás más pobre en el largo plazo forzando una genuina mentalidad y ejecución de clase mundial a diario en tu alma y organismo. Te lo juro. Te lo firmo.

Uno de los mejores consejos de Stephen Hawking fue decirle a los estudiantes que tienen que abrazar la complejidad. Todo se está volviendo más complejo: las relaciones, la política, los negocios, las decisiones. Los sistemas complejos se están convirtiendo en la norma. Ser alguien que sólo piensa y actúa unidimensionalmente te garantiza frustración crónica personal y profesional futura.

Te quiero, querida Persona de Alto Desempeño. Si crees que esto que relato aquí es intimidante y exótico, permíteme decirte que no, no lo es. Luce así para ti porque no has visto la parte del mundo que funciona con estos hacks. Es rápida, digital, minimalista, inteligente, sexy.

Opera así tú también.

—A.

Print Friendly, PDF & Email

Un comentario en “Sistemas complejos.

¿Qué opinas? Únete a la conversación.