Sigue picando piedra.

Sigue picando piedra. Si piensas que nadie lee tu contenido, estás equivocado. Cuando un influencer recibe 4,000 likes por una tontería y tiene 1 millón de seguidores, significa que solamente el 0.4% de su base decidió premiarlo. El problema muchas veces es el tamaño de tu base.‬

Lecciones de marketing y diseño.

Piénsalo así: las revistas costosas de alguna manera patrocinan las mejores lecciones de marketing y diseño con los anuncios que nos muestran, los cuales tienen que ser aprobados y bastante probados antes de alcanzarnos. Deja de poner atención a la enseñanza teórica, ésta es la forma en que se debe hacer en el mundo real.

Think about it: expensive magazines somehow sponsor the best design and marketing lessons with the ads they show us, which have to be approved and tested big time before reaching us. Stop paying attention to theoretical teaching, this is how it should be done in the real world.‬

Introducción a la Inteligencia Artificial.

Introducción a la Inteligencia Artificial. Hoy expliqué a mi hijo mayor por qué Terminator no es una amenaza genuina para la humanidad en el corto/mediano plazo. La Inteligencia Artificial General — que es la que se necesita para que algo así ocurra— no se puede dar mientras los algoritmos sigan siendo especializados debido a la complejidad de ejecutar de manera genial en diversas áreas. Le gustó. Vimos videos de cómo el sensor LIDAR en los Tesla escanea su entorno en tiempo real con alta precisión para tomar decisiones y seguir aprendiendo. Hablamos de cómo gracias a Machine Learning la Paleta Payaso sale cada vez de su fábrica con la sonrisa más y más correcta.

Desordenado e incierto.

Cuando la televisión apareció en el mundo, nadie sabía cómo utilizar su potencial correctamente. Así que ocurrió lo que siempre ocurre cuando una idea nueva se presenta: aplicaron la metodología de los viejos procesos en los que la innovación estaba basada. Los primeros contenidos de televisión eran literalmente programas de radio con imágenes: un tipo leía las cosas sin parar y listo. Aburrido. Y los primeros comerciales de televisión eran iguales a los de la radio: un tipo leía la publicidad y eso era todo.

Ahora que la era educativa digital está naciendo, esto mismo está ocurriendo frente a nosotros. La gente quiere transferir el formato del sabio profesor, el grupo estático de compañeros, las calificaciones basadas en un trabajo no conectado con la manera en que el mundo real funciona y el sentido de logro reflejado en firmas ilegibles que sólo importan a la vieja guardia. Queremos que la educación digital funcione bajo el marco de referencia que tenemos taladrado de tareas, exámenes, asistencias, participaciones y demás.

¿Por qué tienes que aprender un tema con el mismo grupo de compañeros al mismo ritmo?

¿Por qué tienes que esperar la validación de alguien que te diga “vas bien” (o mal)?

¿Por qué quieres que el aprendizaje de habilidades que importan tengo un principio y una terminación clara?

¿Por qué insistes en ejecutar con tu educación digital el equivalente de hacer televisión como si fuera radio cuando la plataforma es diferente y mucho más poderosa?

Querer certidumbre y orden en los temas que podemos abordar a diario es soñar con certidumbre y orden en las situaciones que el mundo nos pueda presentar mañana.

Por si no te has dado cuenta, la certidumbre y el orden no son el formato predeterminado de la realidad.

La educación digital no son salones virtuales, maestros virtuales, exámenes virtuales. Eso es añoranza por transferir un modelo que entendemos a un medio que nos educa a diario de mil maneras diferentes pero que no queremos ver así porque pensamos que nos estamos entreteniendo, informando, creando, relajando en él.

Este post es un ejemplo de la verdadera nueva escuela, una pieza de contenido que se cruza al azar en tu camino de atención, te roba unos momento, lo procesas y sigues con algo más.

Internet es desordenado e incierto pero también escalable y propositivo. Así es la nueva escuela.

Abandona la adicción a transferir añoranza de aquello que entiendes pero que ha dado paso a algo potencialmente mucho mejor.

-A.

Enfoque en lo estratégico.

Escoge sólo dos o tres problemas grandes e importantes de tu vida personal y profesional que al atacarlos y solucionarlos —aunque sea parcialmente— desbloquean niveles superiores desde los cuales podrás lidiar mucho mejor con otros más pequeños. Querer resolver todo al mismo tiempo no es de pros. Ten enfoque en lo estratégico.

NINGUNA notificación activada.

He comprobado una y otra vez que la mayoría de las cosas no importan al vivir intencionalmente por años sin NINGUNA notificación activada. Reviso mi celular cuando tengo ganas, no cuando él lo dicta.

Si de corazón crees que no puedes hacer algo así, ve eso como una llamada de atención para diseñar una estrategia que te permita deshacerte de esas restricciones en tu vida.

Tengo un ego enorme, pero incluso yo sé que no soy tan importante. Nadie ha muerto porque no haya yo checado un mensaje inmediatamente. Por supuesto, algunas cosas han salido mal de vez en cuando, pero honestamente no las recuerdo.

Transparencia total: paso mucho tiempo en mi celular, pero principalmente para revisar cosas como Stripe, redactar borradores en Bear, postear cosas en redes sociales y, en general, para crear cosas que usualmente sólo tienen sentido en el largo plazo.

La mayoría de las personas se equivocan cuando me ven concentrado en una pantalla llena de, digamos, Facebook. Estoy produciendo contenido + divirtiéndome. Ellos tienden solamente a divertirse. Mucho. Esa es la razón por la cual se sienten culpables del tiempo que pasan en estas apps. Yo no. Yo estoy construyendo activos digitales.

SI no estás creando relaciones geniales/publicando contenido sin fecha de caducidad/encontrando recursos geniales/haciendo dinero en internet, entonces lo estás usando definitivamente mal.

El entretenimiento está bien, pero rápidamente se convierte en un impuesto extremadamente pesado de tu futuro entre más inviertes en él. Haz que tu smartphone sea la herramienta poderosa que se supone debe de ser.

NO notification activated.

I’ve proven time and again that most things don’t matter by intentionally living for years with ALL of my notifications turned off. I check my smartphone when I feel like it, not when it dictates it.

If you think you can’t pull off a stunt like this, see that as a wake-up call to design a strategy to get rid of most irrelevant constraints in life.

I have a huge ego. Even I know I am not that important. No one has died because of my not checking a message right away. A few things have gone wrong but honestly, I don’t remember them.

Full disclosure: I spend a lot of time on my smartphone, but mainly to check things like Stripe, write drafts on Bear, post things on social media, and to create stuff that usually only makes sense in the long term.

Most people get it wrong when they see me focused on a screen full of, say, Facebook. I’m producing content + having fun. They tend to just have fun. Lots of it. That’s why they feel guilty. I don’t. I’m building digital assets.

If you are not making great relationships/publishing evergreen content/finding awesome resources/making money on the internet, you’re using it wrong.

Entertainment is cool, but it quickly becomes a heavy tax on your future the more time you invest in it. Make your smartphone the powerful tool is meant to be.

Sé raro, nerd y especial.

Recuerda que si todos los que te conocen te quieren y te invitan a todo, no estás siendo raro, no estás siendo nerd, no estás siendo especial. Obtendrás exactamente sus mismos resultados. Si son ya resultados admirables, ¡genial! Si no, bueno, sé raro, sé nerd, sé especial.

Estar MÁS en lo correcto.

‪La gente está en lo correcto cuando dicen que no puedes lograr algo porque no tienes las conexiones o recursos. Tú también tienes razón cuando crees que puedes superar eso. Sólo trata de estar «más» en lo correcto que ellos.

* * *

People are right when they say you can’t make something happen because you don’t have the connections or resources. You’re also right if you think you can overcome all that. Just be «more» right than them. ‬

Sé más digital.

Mi hijo de trece hace muchas compras dentro de sus juegos (espadas, cofres, privilegios, etc). Solía pensar que no tenía sentido. No lo tiene. Es m*erda digital, pero lo que importa es el tipo de entrenamiento que uno obtiene al hacer esto. Yo también compro m*erda (dos o tres dominios a la semana, los cuales nunca uso). No puedes insertarte exitosamente en esto de la economía digital si todo lo que haces es lo mismo que ya dominas en la vida real. Contrato mucha gente para acciones de una ocasión a través de plataformas. Compro compilaciones incluso cuando podría obtener cada uno de sus artículos gratuitamente. Así que mi hijo comprando bits y bytes no es tan loco. Está del lado del consumo de las cosas ahora, pero un día será contratado para construir una casa grande y bonita en un servidor privado de Minecraft. Será un paso natural para él. Solía sonar loco no ser físicamente dueño de lo que pagábamos, como la música o películas. Ahora es así. Lo que va a ser extraño será poner la propiedad física sobre los activos digitales. No quieres un smartphone sino el acceso que te da a soluciones. Sé más digital.

* * *

My 13-yo makes a lot of in-game purchases (swords, chests, privileges, etc). I used to think it was non-sense. It is. It is digital sh*t, but what matters is the kind of training one gets when doing this. I buy sh*t too (two or three domains a week, which I never use). You cannot successfully insert yourself into this digital economy thing if all you do is the same thing you already master in real life. I hire a lot of people for one-time stunts through marketplaces. I buy bundles even when I could get each of its items for free. So, my son shopping for bits and bytes is not that crazy. He’s on the consumption side of things now, but one day he will get to be hired to build a nice, big house on a private Minecraft server. It’ll be a natural step for him. It used to sound crazy not to physically own what we paid for, like music/movies. Now that’s the way. What’s going to be weird is to put physical ownership above digital assets. You don’t want a smartphone, but the access it gives you to solutions. Be more digital.

No eres la ejecución y mentalidad de otros.

Lo que tus amigos, familiares y conocidos te dicen es principal y mayoritariamente una proyección de sus inclinaciones, temores y limites. Ámalos, pero a menos que ya hayan logrado eso que estás planteando, no dejes que lo que te comenten moldee tu idea. Imagina lo ridículo que habrían lucido Jeff Bezos, Elon Musk, Bill Gates y Steve Jobs en los ojos de tu entorno si antes de ser famosos hubiesen compartido con ellos sus visiones del mundo. «No, eso no se puede», «con esta economía va a estar difícil», «es que eso es casi imposible», «está bien como un sueño, pero tienes que ser realista», etcétera, etcétera. Tampoco proyectes en otros todo eso que tú no consideras posible. Tu ejecución y mentalidad no son la ejecución y mentalidad de los demás.

Adiós Latinoamérica.

«¿Quieres trabajar para mí?», me preguntó Antonio al finalizar una reunión en Acapulco. Este amigo portugués fue mi mentor y jefe en The Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE). Enseguida respondí que sí, pues sabía que era un tipo digno de imitar. Como en aquellos tiempos yo era el chico IEEE Latinoamérica pensé que me necesitaba en asuntos de la misma índole. Ya sabes, “Ve a Bogotá y haz esto” o “Hay una reunión en Río y quiero que vayas”.

«¿Necesitas ayuda con algo de América Latina?», pregunté. Mi amigo dejó de teclear en su computadora —cuando los nerds hacemos ese gesto, dejar de hacer lo que sea que estemos haciendo, para voltear a verte directamente es que has dicho una reverenda estupidez. «Deja de pensar en América Latina. Piensa a nivel global», fue su respuesta.

Dos meses después comencé a sentarme en reuniones con tipos de Japón, Rusia, España, Estados Unidos, Marte, la Atlántida y Kriptón.

La frase de Antonio me ha definido muchas veces. No por la originalidad. Todos conocemos el famoso «Think globally. Act locally». Fue la combinación del contexto, el timing y la entrega del mensaje lo que me impactó. Años después decidí aplicar eso mismo de pensar global con mi blog. Tuve que dejar de pensar en mi mamá, en mi hermana, en mi ex-novia y mis amigos. Ellas eran Latinoamérica y era hora de pasar a modo aquí-estoy-mundo. Era hora de escribir para gente en Ciudad de México, Houston, Buenos Aires, Barcelona, Sidney, París, Vancouver y Frankfurt. Gente que no conocía y que sabía que me iba a leer tarde o temprano. Era hora de escribir para emprendedores y empresarios en revistas interesantes; científicos en centros prestigiados; chavitos universitarios de instituciones de nivel superior; mamás en sus cuarentas; adolescentes que me preguntan cosas impublicables; amantes del drama que no saben que son amantes del drama; modelos; geeks con blogs; chefs reconocidos; artistas y deportistas de alto rendimiento.

Esto siempre es lo más difícil: el cambio de mentalidad, creerte capaz de las cosas.

Verás, cuando tienes el filtro del temor social activado, lo que escribes no es muy relevante. Y no lo es porque estás escribiendo pensando qué va a decir tu papá o qué va a opinar tu amigo o qué puede malentender tu ex-profesor de química o qué será lo que diga la chica que estás tratando de enamorar.

Cuando escribes en ese estado mental altamente limitado, estás ejecutando así, de forma limitada. Escribir de forma limitada no es de pros. Dejé de pensar en todas las personas de mi entorno y decidí enfocarme en alguien que conozco muy bien pero que ya no me puede juzgar.

Así comencé a escribir cosas que le diría a Aaron Benitez de veinte años.

Sé cómo pensaba ese chico. Sé todos los miedos que tenía, las tonterías que estaba haciendo, y su mentalidad altamente limitada.

Decidí platicar con él a través de mis líneas y decirle lo que he ido aprendiendo en el camino hasta el día de hoy.

El consejo práctico aquí es que determines un tipo de lector ideal para tu material y escribas sólo para él.

El consejo práctico aquí es que te dejes de preocupar por lo que sea que tu gente cercana vaya a pensar de lo que escribas. Es tu arte, no el suyo.

Tú puedes lograr «eso».

Sí. Tú puedes lograr «eso». Pero no con el nivel de ejecución ni la mentalidad que cargas hoy. Es lógico: si la ejecución que has estado llevando y la mentalidad que has insertado en tu vida te permitieran llegar a «eso», ya lo tendrías, ya estarías ahí. Cambia el modo de tu ejecución. Más intensa en los momentos que importa, más precisa en las áreas estratégicas, más inteligente en la optimización para el largo plazo. Cambia tu mentalidad. Que tenga más claridad en las cosas que importan. Que ponga mucha más atención a lo que sí te impulsa en el vector correcto. En resumen: para lograr «eso» necesitas modificar tu versión actual.

Cuatro notas breves para #hackearlavida.

Liderazgo
¿Actuar como líder o ser actor de liderazgo? Dice Shane Parrish que tiempos complicados como estos nos permiten desenmascarar los roles de las personas al frente de nuestras instituciones.

Ego
En Google eligieron a Sundar Pichai como CEO no por ser el más visionario ni el más inteligente —que lo es, claro. Los principales atributos que lo llevaron a la cima fueron su bajo ego y alto coeficiente emocional. Los otros líderes no podían ponerse de acuerdo sin su presencia.

Ética
Prueba simple de ética empresarial: si mañana te vas a sentir cómodo al ver tu acción en primera plana, adelante. Por Warren Buffett.

Juventud
Paul Graham reporta que su amiga —casi en sus treintas, saludable, horas de ejercicio a diario— todavía se siente cansada dos meses después de haberse contagiado de COVID-19. Dice que incluso si eres joven, no quieres enfermarte de esta cosa.

EXPONENCIAL.

Wearables.

En Marzo de 2001 recibí a Thad Starner en el mejor hotel de Veracruz [1]. Nos dimos la mano, intercambiamos tarjetas, conocí a su familia y sus planes de visitar otros lugares del país. 

Tres años antes, el Dr. Starner había dado una plática en Silicon Valley [2] con demostración incluida de su prototipo de computadora “vestible” (wearable computer) y entre los asistentes había un par de nerds que iniciaban un proyecto interesante en Stanford (que por cierto escogieron un nombre divertido para su empresa que años después se convirtió en verbo sinónimo de hacer búsquedas en la web). Thad se olvidó de ellos y ellos de él durante diez años.

En el intermedio, apareció un artículo de su trabajo en la revista estandarte del IEEE [3] donde fui voluntario internacional durante casi una década. Lo leí y pensé que era lo más genial que había aparecido en mi radar. Busqué la dirección de correo electrónico del hippie high-tech, le escribí, lo invité al evento que estaba organizando, aceptó, fui con los administradores de mi universidad, les expliqué que teníamos un compromiso con un tipo raro, compraron los boletos de avión, lo llamé por teléfono, le dije que todo estaba confirmado, llegó con su proyecto a cuestas y así fue como interactué con el futuro en mi ciudad.

Hubiese sido fantástico haber tenido algo de visión y poder proponer a Thad la idea de invertir unos cinco o diez mil dólares en su prototipo. No tenía dinero, pero estoy seguro que habría encontrado alguna manera creativa de conseguirlo. No sabía de negocios y no tenía idea que me podía insertar en ellos con el acceso tan directo a un creador de tecnología como él. 

En 2013, doce años después de nuestra interacción, el mundo conoció Google Glass [4], el gran proyecto del Profesor Starner ya dentro de la maquinaria de Alphabet. El producto no conquistó a las masas como estaba planeado y hoy en día lo que sobrevivió de la idea está enfocado a soluciones industriales. Algún día el mundo estará listo para no tener miedo a una tecnología tan innovadora.

* * * *

Fintech.

Leí “Cryptonomicon” de Neal Stephenson por ahí del 2008 [5]. Entre las decenas de tramas simultáneas en su gran obra, mencionaba la creación de monedas virtuales. Hablaba de la importancia de la criptología para ello y explicaba cómo funciona el dinero en realidad: sólo tienes que creer lo que muchos dicen sobre él (este papel tiene valor, éste otro no). Ya ni siquiera tienes que respaldarlo como antaño. El dinero —hoy más que nunca— es una idea fuertemente arraigada que funciona.

Crear una moneda desde cero y poner un banco que tenga sentido para hacer transacciones globales anónimas es un viraje interesante en el recorrido emocional y técnico de los protagonistas de la novela. De repente tienen que pelear contra reguladores, mafiosos y corporaciones que no les gusta ver amenazada la estructura que ya dominan.

En 2016, una persona que no lee, no es técnica y no habla inglés, me invitó a unirme al negocio del siglo, a entrar a una red de mercadeo que iba a beneficiarse de algo llamado Bitcoin.

Ahí entendí que una burbuja estaba por estallar. Cuando tu tía que no está nada inserta en el mundo de la alta tecnología se siente con derecho y capacidad de hablar sobre criptomonedas en una reunión casual familiar, eso te dice que el asunto ya no es una oportunidad.

Las oportunidades sólo existen cuando la mayoría de las personas no las ven así.

En Diciembre de 2018 me invitaron a escribir un artículo para una revista y decidí hablar sobre dinero digital. Pronostiqué que copiar el modelo chino donde toda la vida se ejecuta prácticamente a través de WeChat era el siguiente paso para Facebook a través de ser dueños de la app más sexy del planeta: WhatsApp. Sugerí que no había una empresa mejor posicionada en el mundo para traer la disrupción al sistema bancario que la de Mark Zuckerberg dada su penetración en el imaginario social global. La facilidad con la que una persona anti-tecnología de la tercera edad puede enviar fotos a sus nietos desde su nuevo smartphone es la piedra angular que se necesita replicar para poder hacer transferencias mundiales sin mayor problema. Diecisiete meses después de mi predicción, WhatsApp ha dado los primeros pasos discretos para convertirse en el primer banco verdaderamente digital de la humanidad [7].

* * * *

IIoT.

Cuando mis socios y yo iniciamos con VERSE Technology, no pensamos en lo complicado que iba a ser convencer a las empresas sobre lo ganador que nuestra propuesta era para optimizar su producción, mejorar sus procesos, monitorear sus activos. Tener una solución lógica y genial no le importa al mercado cuando llegas temprano a la fiesta. Y nosotros fuimos de esos primeros invitados. No había prácticamente nadie. No conocíamos a los demás. Imagina la incomodidad social de la analogía pero sobre todo, tradúcela a la tremenda complicación financiera de fundar y sostener una empresa de alta tecnología que no encuentra clientes porque nadie entiende bien qué demonios es eso de “transformación digital” e “industria 4.0” y los que lo entienden, bueno, no les importa porque realmente todo va bien, así que no hay necesidad de cambiar nada.

Adelanta la película y ahora Microsoft nos dice que somos sus mejores amigos. Que quiere todo con nosotros. Nos da amor a través de decirle a toda su red en el planeta que somos geniales [8]. Llegan otras compañías como Bosch y Hitachi a decirnos que les gustaría hacer cosas con nosotros. Estados Unidos, Alemania y Japón queriendo desarrollar tecnología y hacer negocios con unos chicos mexicanos que soportaron la incomodidad de un evento social que parecía desangelado en el inicio y que con paciencia se está convirtiendo en la fiesta más candente de la década.

Todo lo que tenga que ver con sensores va a explotar de forma exponencial como pocas cosas lo han hecho en la historia de este mundo.

De eso quiero hablar contigo hoy, de EXPONENCIAL.

* * * *

Me encanta “vivir en el futuro”. Creo que es algo que se construye a diario. La mayor parte de mi día lo dedico a situaciones que sólo van a tener sentido en diez, veinte, treinta años. Estoy convencido que así es como aseguras, como dominas, como conquistas el largo plazo.

Todos los días comparto enlaces a mis socios y consejeros cercanos sobre startups que voy detectando que pienso que podrían ser apuestas geniales. Nos entusiasmamos, contactamos a algunos, copiamos el estilo de otra, nos inspiramos en varias y así.

De las tres situaciones de alta tecnología y negocios que ya te comenté en este artículo (wearables, fintech y IIoT), aposté por esta última porque no me gusta ver el tren pasar y pasar sin subirme a él. Seguiré haciendo esto toda mi vida: encontrando esas áreas en las que mis habilidades pueden crear algo: un equipo, una organización, un proyecto, una inversión.

Y hace unos días, pensando en lo genial que sería compartir con mi audiencia todo este contenido de inteligencia de negocios sobre startups repartidas por todo el mundo, llegué a la conclusión de que sí, tenía que hacerlo.

Decidí ejecutarlo en modo premium. Pienso en mi versión desenfocada de veinte años que culpaba al gobierno, a su familia y a su educación por ser pobre y no poder hacer muchas cosas que quería. Esa versión quiere todo gratis y no aprecia el valor de las cosas geniales frente a él. Decidí que no quiero compartir mi contenido con Aaroncito Benítez y sus berrinches en esa modalidad de bajo desempeño.

Me interesa compartir mi análisis sobre las startups más interesantes del mundo que aparecen constantemente en mi radar con PADs que entienden la importancia de agregar TAD (Tiempo, Atención y Dinero) a servicios y productos estratégicos que los colocan en posición ganadora en el largo plazo.

He llamado a esto EXPONENCIAL. Y es una sexy newsletter diseñada para nerds, universitarios, científicos, emprendedores, profesionistas y cualquier persona que le gusta ampliar su abanico de entendimiento de negocios y tecnología. He creado el producto con el que a mí me encantaría haberme topado diez, quince, veinte años atrás para acelerar mis resultados.

Dice William Gibson que el futuro ya está aquí, sólo que no se encuentra uniformemente distribuido. Puedes elegir ser una persona que ve todos estos asuntos de startups, tecnología, negocios y demás como algo exótico y ajeno. O puedes trabajar duro para convertirlo en segunda naturaleza de tu entendimiento, ejecución y mentalidad.

Para tener resultados grandes en la vida, hay que pensar y ejecutar EXPONENCIAL.

Toma decisiones visionarias.

Accede a las startups que construyen el futuro de la humanidad con análisis mensuales exclusivos en tu e-mail.

Sé estratégico. Sé innovador. Sé futurista. Sé audaz. Y selo ahora: www.exponencial.news  🚀

* * * *

[1] “Fundamental Problems in Wearable Computing.” Invited plenary at /Second Congreso Inter- nacional de Ingenieria Electronica./1000 attendees. Veracruz, Mexico, March 2001 en el CV del Dr. Thad Starner 
https://www.cc.gatech.edu/~thad/thad.pdf

[2] “Google Glass Predicted the Future” en Wired
https://www.wired.com/sto…/google-glass-predicted-the-future

[3] “The PC Goes Ready-to-Wear” en IEEE Spectrum
https://spectrum.ieee.org/consume…/…/the-pc-goes-readytowear

[4] “Google Glass” en Wikipedia
https://en.wikipedia.org/wiki/Google_Glass

[5] “Cryptonomicon” en Amazon
https://www.amazon.com/Cryptonomicon-Neal-Step…/…/0060512806

[6] “Ideas para Construir un banco en la Nueva Economía” por Aarón Benítez en la revista “Red de Negocios”
https://www.facebook.com/aaronbenitez/posts/2210667112305520
https://www.facebook.com/…/a.5993702901018…/2173122242726674

[7] “Bringing Payments to WhatsApp for People and Small Businesses in Brazil”
https://blog.whatsapp.com/bringing-payments-to-whatsapp-for…

[8] “VERSE Technology crea puentes de edge a la nube para la panificadora más grande del mundo”
https://customers.microsoft.com/…/823276-verse-technology-m…



Tecnología que te amplifica.

La tecnología te amplifica solamente si tu pensamiento y ejecución predeterminados son genuinamente inteligentes. Esta es la razón por la cual la gente con el mismo acceso a herramientas, dispositivos, apps y plataformas geniales tienen resultados tan diferentes.

* * *

Tech amplifies you only if your default thinking and execution modes are genuinely smart. This is why people with the same access to great tools, devices, apps, and platforms have so different outcomes.‬

Decisiones para tu realidad en diez años.

Tienes dos opciones: esperar que mágicamente tu mundo sea mejor en diez años cruzando los dedos y dejando que el mercado, el gobierno y tu círculo combinen elementos para que con suerte te vaya bien. O puedes construir con decisiones a diario esa realidad que te gustaría en diez años. Para hacer esto bien, debes aprender a identificar el ruido del mundo y combatirlo. El ruido del mundo es todo eso que sólo tiene sentido en el corto plazo: la noticia política del día, el reporte urgente para el jefe, la compra de comida para mañana, el chisme familiar de moda, cosas así. Algunas esas acciones son necesarias pero pierdes la batalla del futuro cuando dejas que sean el mayor de tus enfoques. Pregúntate todo el tiempo de forma predeterminada «¿tiene sentido esto esto que estoy haciendo ahora para lo que supuestamente digo que quiero conseguir en diez años?» y cuando la respuesta sea negativa, trata con todas tus fuerzas de eliminar el asunto. Si no puedes, automatizalo. Finalmente, si esto tampoco es posible, delégalo.

Personas con Reacciones Sofisticadas.

Haz inventario de lo que te quiebra a diario, lo que te saca de balance. Si son cosas trascendentales, genial. Si no, entrénate a inyectar ecuanimidad. Conquista el ser impasible. Casi nada importa. Si no actuamos acorde a esto, no vamos a poder ejecutar bien ni enfocarnos en lo que sí importa. Son tiempos complicados. Tenemos que convertirnos en personas con reacciones más sofisticadas para poder navegar mejor en ellos. Abrazo. Calibra ya tu nivel de mentalidad y ejecución.

Aprendizaje bajo demanda.

Una plataforma es una estructura que sostiene diversos elementos. Puede ser física o digital. Las plataformas digitales sostienen apps, usuarios, contenidos, sitios, dispositivos y demás. Las plataformas son como capas y entre más delgadas y amplias, más capitalización tienen. Las plataformas sirven para conectar al mercado con sus deseos o necesidades. Las mejores plataformas del mundo son de las mejores empresas del mundo. Facebook te conecta con la amistad y las relaciones a través de su plataforma. Microsoft con la productividad. Disney con el entretenimiento. Cuando no entendemos esto, pensamos que Facebook nos da una app o que Microsoft nos renta una suscripción a sus servicios o que Disney gana con sus películas. No. Como sus propósitos están claros, como su entendimiento de lo que están conectando es preciso, estas compañías pueden evolucionar bien. Esto es parte de la sesión homeschooling para mi hijo de trece años el día de hoy. Ahora está grabando un video explicativo al respecto. PADs, las quiero y ahora les pido un favor: dejemos de reverenciar a la escuela tradicional donde el conocimiento es impartido bajo la idea de «en caso de que lo necesite». Esto significa que la apuesta está en aventar un montón de información con la esperanza de que «algo» de esto le sirva a nuestros hijos. Lo de hoy y el futuro es aprendizaje «bajo demanda» donde aprendemos lo que necesitamos para ejecutarlo en el momento e ir resolviendo los problemas de la vida. Me encantaría que en diez años mi hijo tuviese una audiencia grande con la cual pudiese lanzar proyectos y conectar geniales relaciones y experiencias. Aprenderse el nombre de los virreyes de la Nueva España, las fechas importantes de la historia universal y memorizar las leyes más destacadas de nuestra constitución suena bien, pero no es lo que lo va a catapultar al futuro. Y me encanta la historia. Y creo que es importante la cultura general, pero es eso: general y algo que puede ir adquiriendo en los márgenes, no como una cuestión central. Detractores: hablamos en una década porque lo que opinan y están ejecutando versus lo que yo opino y estoy ejecutando sólo podrá compararse entonces. Hoy son meras apuestas.

The first rule of the billion dollar club.

La primera regla del club de los mil millones de dólares es: no le dices con claridad al mercado lo que realmente estás vendiendo. Dices «refresco» en lugar de «felicidad» cuando eres Coca-Cola. Dices «un ecosistema de contenido, hardware y software genial» en lugar de «status» cuando eres Apple.

* * *

The first rule of the billion dollar club is: you do not clearly tell the market what you’re really selling. You say «soda» instead of «happiness» when you’re Coca-Cola. You say «an ecosystem of great content, hardware and software» instead of «status» when you’re Apple.

IdCF.

‪Nueva tendencia: el #IdCF [ el Internet de las Cosas Fragmentadas ]. Algunas apps funcionan en algunos países, algunos países funcionan en algunas apps.

* * *

New trend: the #IoFT [ the #InternetofFragmentedThings ]. Some apps work in some countries, some countries work in some apps.‬

Comienza ya.

Estudiando su experiencia de usuario, visité el sitio web de Netflix desde mi computadora sin haber ingresado las credenciales de nuestra cuenta familia y desde un navegador que sólo uso para tests en modo privado. La página de la empresa me ofreció una prueba gratis de treinta días. Interesante que cuando accedí desde Safari, Opera, Chrome y Firefox en dos iPhones, me invitó directamente al proceso de suscribirme con un «COMIENZA YA». Mi hipótesis es que con muchos años de pruebas A/B a cuestas, la compañía ha aprendido que los usuarios de escritorio requerimos mayor convencimiento para ser convertidos a clientes mientras que al mismo tiempo han descubierto una especie de fuerte correlación entre los dueños de smartphones de alta gama y los hábitos que hemos desarrollado para compras impulsivas. Tiene sentido ser más directo en un pequeño display. Piensa que no es un comportamiento natural lanzar nuestro browser en una pantallita para navegar a placer y sin rumbo. Lo hacemos principalmente con un propósito bastante específico. Si ya me tomé la molestia de teclear triple doble u punto netflix punto com en la barra de direcciones, las probabilidades de que ya ya ya quiera contratar el servicio son bastante altas, ¿para qué hacerme dar más vueltas con periodos de pruebas gratis? Conecto esto con mi travesía para comprar una bonita planta en un vivero de la ciudad. El joven hablaba en términos de «sí, se la podemos llevar a su casa pero tiene un costo», «sí, se la podemos dar con la maceta, pero eso ya tiene otro costo» y así, hablaba de los costos a diestra y siniestra (técnicamente debió haber dicho «precios», pero bueno). Evalúa bien, querido joven: estoy con mi esposa una tarde de fin de semana en esta tienda especializada ubicada en una zona de clase media alta. Llegamos en un vehículo que indica que existe cierto poder adquisitivo. Usualmente las parejas no vamos a pasear a estos lugares porque estemos aburridos en casa ni llegamos esperando que los servicios o características adicionales sean gratis. La intención de compra cuando comenzamos a hacer preguntas con los dos pies adentro del local es astronómica. Si eres el tipo que está vendiendo, no sabotees el proceso. Si eres el dueño de un negocio en este estilo, entrena a tu gente a que no sabotee el proceso. No es coincidencia que los principios digitales y presenciales para evaluar y convertir a los prospectos tengan tanto en común. Que tu programador o vendedor no apliquen su mentalidad limitada en el recorrido de nosotros los que ya ya ya queremos hacer transacciones contigo.

120 meses para moverte.

Coloca tu mente una década adelante. Ya estás ahí, es el año 2030. Ve todo lo genial que has conquistado. Piensa duro y ve los detalles de todo lo que te rodea. Ahora vas a ejecutar la técnica de “diseñar hacia atrás”, esto es haciéndote preguntas duras estilo

“¿Cómo conseguí esto?”

“¿Qué ideas fuertemente taladradas en mí tuve que dejar atrás?”

“¿Qué aprendizaje y personas fueron factores cruciales?”

“¿A qué tipos de personas y fuentes comencé a poner atención e imitar y a cuáles dejé definitivamente fuera de mi radar de atención?

“¿Qué fue lo más difícil de ejecutar?”

“¿Qué es lo que casi me hace abandonar esta ruta?”

“¿Qué parte psicológica tuve que eliminar u optimizar en mí para conseguir este resultado?”

Cada respuesta es un bloque general, una guía amplia de cómo debes moverte. Muy probablemente no llegues a ese punto que sueñas para dos mil treinta. Así funciona la vida. La prueba es que ni tú ni yo somos astronautas y —seamos honestos— ese era el plan original hace algunas décadas. Pero no importa. Ahora tienes ciento veinte meses para moverte de manera más ágil e inteligente. Diseñar hacia atrás tiene la ventaja de explorar mejor nuestra narrativa interna actual. Diseñar hacia atrás es la contramedida a reaccionar a diario con lo que nos intenta aturdir el ruido del mundo.

Si no aventamos la mente para construir nuestra realidad del futuro, el ruido del mundo la moldeará por nosotros. Esto ya te ha pasado antes y la prueba es lo que estás viviendo hoy. Si no estás del todo satisfecho, tal vez es hora de que le des una mejor oportunidad a este tipo de técnicas que te pueden parecer exóticas pero que en realidad son formas geniales de #hackearlavida.

Platicamos entonces.

-A.

Correcto y necesario.

Si puedes iniciar la construcción de algo que sabes que es correcto y necesario para el largo plazo —una compañía, una carrera, una filosofía— y nadie a tu alrededor está entusiasmado con ello —no lo «ven», no les interesa, no pueden insertarse en tu idea— hazlo. Lleva la contraria en las cosas que importan. En el siguiente paso, durante esos años en que vas construyéndolo, soluciona el gran problema de la escalabilidad: ¿cómo podrás multiplicar tu creación? Esto es importante porque cuando llegues al punto de ventaja en el que tu visión te va a posicionar, necesitas capitalizar en ello. Y eso sólo se logra con escala, que es otro nombre para crecimiento.

Cómo hacer la diferencia.

Si te sorprendió aprenderlo hace varios años

ejecutarlo te ha dado grandes ventajas,

hoy lo entiendes muy bien

y no lo estás explicando constante y claramente a tus hijos, tu audiencia, tus amigos, tus colegas

a través de redes sociales, blogs, cursos que te inventes

porque «no les interesa», «no es su área», «no van a entender», «que les cueste trabajo a ellos» entonces

no estás Agregando Valor Desmedido (AVD) a la sociedad,

no estás realmente siendo un pro.

Sé un pro. Explica. Por todos los medios posibles.

No sabes quién se va a beneficiar.

Tampoco sabes cómo va a impactar tu explicación.

Pero créeme, harás una enorme diferencia.

Positiva.

Y un pequeño porcentaje de ese AVD regresará a ti

con los años.

En formato de oportunidades y relaciones que no vislumbrabas.

Estamos en la economía de la atención.

Haz que la gente ponga atención a eso de gran valía que les puedes ofrecer.

-A.

El futuro del trabajo.

El futuro del trabajo es ya sea demasiado alta tecnología o demasiado poca tecnología. Científico de datos o ayudante del hogar. Fundador de startup o enfermero. Los trabajos que desaparecerán más rápidos son los que quedan atrapados en medio. En otras palabras: apuesta por habilidades sofisticadas o simples, no a lo que hay entre ellos.

* * *

The future of work is either too high-tech or too low-tech. Data scientist or home aide. Startup founder or nurse. The jobs that will disappear the fastest are the ones that are caught in the middle. In other words: bet on sophisticated or simple skills, nothing in between.

Tough love.

Amor que te hace fuerte. Tough love.

[1] A diario recibo mensajes de lectores. Me preguntan qué hacer ante sus jefes ineptos, ante la inseguridad del país, ante las malas personas del mundo, ante sus papás que no los entienden. ¿Mi respuesta? Deja de hacer drama. Toma total responsabilidad de tu situación. Lo único que podemos aspirar a controlar —y hasta eso, sólo dada cierta disciplina— es a nosotros mismos. ¿Por qué pensar en controlar al gerente, a la sociedad, al universo, a nuestros familiares?

[2] Los pasos para lograr el éxito son claros: mucha constancia, mucho trabajo inteligente, mucho enfoque, mucha dureza mental y mucha flexibilidad emocional. Todo lo que no se construya así no es sostenible en el largo plazo.

[3] ¿Qué hacer cuando tienes dos o tres opciones frente a ti para abordar una situación? Primero entender que —honestamente— es muy rara la ocasión en que todas las opciones son mutuamente excluyentes, así que en el espíritu de Peter Diamandis, recomiendo que ejecutes todas. ¿Por qué no? ¿Por qué irnos por una sola vía cuando hay probabilidades mucho más grandes de mejores resultados con varias apuestas estratégicas simultáneas? Tienes razón: si crees que no puedes o es muy difícil, así es. Y si crees que adelante, que tú puedes lograrlo, yes, oui, sí.

[4] Las personas a las que más esfuerzo les cuesta lograr resultados son las que usualmente necesitan mayor mantenimiento emocional. Yo sé que está de moda cuidar todas las sensibilidades de todo el mundo para que nadie se ofenda o entienda algo mal. Esto es alto mantenimiento emocional. Es un impuesto exagerado que detesto pagar. Se avanza muy lento así. No se trata de ser mala persona o vivir desconectado de lo que los demás sientan o perciban, pero hay que hacer lo que hay que hacer. Estar deseando “inspiración”, que tu jefe te motive, que la vida te dé una señal para avanzar y ser extraordinario es drama y miedo disfrazado.

[5] No se trata de ser insensible, de no tener corazón. Me la paso pidiendo besos a mis hijos todo el día, abrazándolos, teniendo cariños con mi esposa, me considero tierno, pero en la ejecución de lo que quiero construir en mi familia y en lo profesional nadie me describiría como un tipo sentimental, lindo, suave. Tough love (“tof lovf”, en una aproximación burda de pronunciación, tip de inglés gratuito) es lo único que ha demostrado una y otra vez construir cimientos duraderos. El balance existe en la vida, pero para encontrarlo hay que explorar los diversos lados de la realidad.

[6] ¿Cómo entrenarte en tough love? Di “no” a esa reunión a la que no quieres ir. Sin mentir. Simplemente niégate. Luego dale el feedback más objetivo que puedas a un amigo sobre cualquier situación que te lo pida. Sé un verdadero amigo: dile lo que tiene que ver, entender, hacer, no lo que te va a hacer sentir bien a ti y a él escuchar. Decir las cosas claras y directas no tiene por qué ser grosero. A la gente que quiero en mi vida comienzo diciéndoles “te quiero, pero te tengo que decir esto y aquello”.

[7] ¿Cómo identificar a alguien experto en tough love? Lo reparte sin problemas y es feliz.

[8] Desventajas del tough love: se puede volver un escudo, una defensa para no sentirnos vulnerables. Mal aplicado – como todo – es realmente una grosería disfrazada. El tough love genuino hace mejores personas tanto al que lo da como al que lo recibe, no destruye su relación. La endurece.

[9] Ventajas del tough love: que puedes hablar de él y sonreír al recordar las grandes relaciones que te ha permitido construir con el paso de los años. Los quiero, a ustedes que me han dado tough love dentro y fuera de mi familia.

[10] Que no te ofenda recibir tough love. Abrázalo. Y úsalo para crecer. No seas insensible, pero tampoco seas tan sensible. Los extremos no son para pros. El pro controla. El pro navega donde tiene espacio para maniobrar.

Cientos de alternativas.

De nada:

www.krisp.ai

Una de las características más notorias de vivir en el Tercer Mundo es el ruido de nuestras calles. No me refiero a un claxon combatiendo el congestionamiento vial. Me refiero a la infinidad de vendedores con bocinas. Esta solución para smartphone y computadora utiliza inteligencia artificial para eliminar o reducir esos sonidos de fondo poco profesionales.

www.namecheap.com

Una manera en que voy ejecutando diversas ideas es poniéndoles nombre y comprando el dominio. Es uno de mis pasatiempos más raros: comprar dominios que me encantan y que no sé bien todavía para qué los voy a usar, pero no me estorban. Más de cuatrocientas formas de bautizar a tu sitio en el estilo punto vip, punto health, punto global, punto etcétera.

www.bear.app

Estoy redactando esto aquí, en Bear. Es un espacio limpio, elegante y poderoso para escribir. Me fascina. No sé cómo pude vivir tantos años sin esta solución. Dice mi nuevo amigo Trevor Blackwell que no puedes escribir código genial en una computadora fea. La belleza y simpleza de Bear ha hecho que mi productividad aumente increíblemente. Las clases que doy a diario en nivelPAD, los e-mails importantes, los ensayos, todo lo hago ahí, luego copio y pego.

www.notion.so

Estoy jugando bastante con Notion últimamente. Me encanta el potencial para utilizarlo como una especie de Wiki con mis colaboradores. Es algo que me falta dominar: instaurar una cultura de redacción profesional y constante como valor predeterminado en mis equipos. Y esta herramienta va a ayudar.

www.landen.co

Prototipa sitios web de clase mundial rápidamente. Como todo un pro. Sé rápido en poner tus ideas allá afuera para ver la reacción del mercado. Juega con fuentes, imágenes, posiciones, CTAs, colores, temas, copy, etcétera.

Cuando te detienes en crear estructuras organizacionales más fantásticas, modos de trabajo más fluidos, lanzar negocios más digitales sufriendo porque te faltan habilidades como programar, diseñar y marketing, entiende que hay cientos de alternativas a tu alcance si tan sólo eres curioso en internet. Estos tipos quieren hacerte la vida fácil, que te enamores de su producto, les pagues una cantidad ridícula al mes (comparado con el potencial de lo que vas a lograr) y todos felices.

Super hack gratuito: cuando ya seas usuario fuerte de una plataforma que te encante como —digamos— Slack, busca en Google «alternatives to Slack» para encontrar opciones de nicho o más poderosas. «Best app to do marketing», «best platform to sell shirts». Hay muchísimas bellas soluciones allá afuera. Tienes que ser curioso, insisto, salir del p Facebook, Instagram, YouTube y WhatsApp para ver más de esta gran red.

Invierte groseramente en tecnología. Abraza el futuro a diario. Haz que tu entorno te vea como alguien que toma decisiones exóticas y ejecuta en la misma vena.

Los que ya estamos acá, te vamos a entender.

– A.

Teaching and creating content.

I love teaching and creating content. I get bored with legal, accounting, financial, administrative, and technical stuff. I still have to deal with some of that from time to time. This is how I frame it:

– Work every single day on getting rid of whatever it is that gets in the way of you and what you love.

– Work every single day on automating what you cannot get rid of.

– Work every single day on delegating what cannot be automated yet.

Alguien en quien confiar.

Tengo una reunión telefónica diaria, corta y efectiva con equipos tanto en Waterhouse como en The Aaron Benitez Company. Luego llevamos nuestro trabajo a Slack. Avanzamos genial durante el día de esta manera. Funciona porque confiamos los unos en los otros. Confía en tu equipo y sé alguien en quien se puede confiar.

* * *

I lead a short, effective, daily morning conference call with teams both at Waterhouse and The Aaron Benitez Company. We then take our work to Slack. We make great progress throughout the day this way. It works because we trust each other. Trust your team and be trustworthy.

Aburrimiento a tu rutina.

Recuerda promover el «aburrimiento» en tu rutina. Un espacio donde tu cerebro no esté sobreestimulado. Puede ser correr una gran distancia, manejar por mucho tiempo, darte un largo baño. Esto favorece la velocidad del procesamiento en segundo plano que tu cerebro necesita para resolver los problemas con los que lo alimentas. No tienes idea la cantidad de temas que he acomodado, resuelto y optimizado con este hack. Sé productivo no tratando de hacer cosas todo el tiempo, sino enfocando inteligentemente tus recursos.

El tipo que siempre dejamos atrás.

Me senté a ver el mar mientras mi hija jugaba a unos metros con su niñera. Era una día nublado y a diferencia de los días típicos de mi ciudad, uno podía disfrutarla sin sudar. Eso hice exactamente. Una chica con escoba en mano me sacó de mis pensamientos cuando se acercó a preguntarme cuál era mi relación con la persona que estaba cuidando a mi niña en ese momento. Sonreí y no respondí la pregunta (esto me tomó años entender: obtén el control de las conversaciones no cediendo fácil y gratuitamente a dar información sin entender la verdadera razón de lo que te quieren preguntar). Le pedí que me contara a qué se debía su pregunta. «Es que estoy buscando trabajo», me dijo aliviada de poder encontrar una entrada en nuestra charla para expresar correctamente sus intenciones. Saber qué era para mí la mujer que cargaba a Julie era irrelevante, pero era la forma en que ella quería entender primero si yo necesitaba ayuda. Me explicó que quería un mejor trabajo que el actual en el servicio de limpieza pública. Volví a sonreír y le pregunté su nombre. Me lo dio completo lo cual me sorprendió. De cada cien universitarios/profesionistas que conozco personalmente al mes, sólo uno o dos saben presentarse de forma clara con nombre y apellido. Todos te dicen «Pepe», «Tita», en lugar de «José Rodríguez» o «Martha Ríos». Eso me gustó. Le dije a la chica que para hablar de potencial trabajo me enviara por favor un WhatsApp, que ahí era donde yo discutía esas cosas (estoy en el boulevard disfrutando la tarde, recuerda, controla las conversaciones). Apuntó mi número y se comprometió a enviarme un mensaje.

El mensaje llegó poco tiempo después. Muy bien redactado. Con acentos, comas, mayúsculas y minúsculas. Increíble. De cada cien universitarios/profesionistas que conozco personalmente al mes, sólo uno o dos escriben como se supondría que su nivel debería haberlo exigido ya. Hasta aquí la historia sobre el potencial trabajo de la chica.

Ahora quiero hablar contigo sobre las limitaciones mentales que no nos damos cuenta que tenemos. Si yo le hubiese pedido a esta chica que me enviase un mensaje de e-mail para aplicar a un puesto de trabajo conmigo probablemente se habría desanimado, pensando que «eso del e-mail» sólo es para quienes tienen «un título» o «para los que fueron a la universidad». Lo que ella no ve en su poder de acercamiento es que redactó su mensaje de una manera sobria que la hacía destacar en WhatsApp. En WhatsApp. ¿Quién destaca en WhatsApp? Nadie. Pero todo es cuestión del enfoque. No es lo mismo decir a alguien

«envíame un e-mail»

que

«ahí me dices en WhatsApp»

o

«nos texteamos».

De alguna manera, sentarnos en una computadora de escritorio, abrir Outlook, Gmail, whatever y tener una pantalla blanca para redactar en el teclado con todos los dedos como Dios manda genera una barrera psicológica.

Sacar el smartphone de nuestro bolsillo, usar los dos pulgares y enviar una nota rápida mientras esperamos en la fila de cobro del supermercado es fácil.

Pero ambas cosas son lo mismo visto desde la perspectiva del resultado final: un mensaje que comunique algo a alguien. Punto.

La chica que me pidió trabajo domina sin problemas el envío de un buen mensaje de correo electrónico. Pero no se visualiza así porque no se ha tomado el tiempo de pensar en dónde lo que ya hace puede ser también aplicado. Y esto es por dos razones: la primera es que cuando hacemos algo bien, raramente nos damos cuenta de ello porque para nosotros es natural, así ha sido siempre. La segunda es que como nadie a nuestro alrededor le da valor a eso que hacemos bien, pensamos que el resto del mundo tampoco le dará importancia. Y ese es el error: amplificar el mundo con base en la microrealidad ultralimitada que nos rodea.

No pienses en el mundo como una amplificación de la micro realidad limitante que te rodea. La gente depresiva hace eso: todo está mal en todos lados. La gente desconfiada hace eso: todos son malos en todos lados. La gente frustrada hace eso: nadie te ayuda en ningún lado. El mundo no es así. Lo que ocurre es que tu lámparita emocional sólo alumbra los mismos rincones de siempre.

El mundo a mi alrededor no aplaudía ensayos largos de negocios, tecnología, libros y otras ideas en Facebook. Pero el mundo por conquistar los recibió de brazos abiertos. Este es mi ejemplo personal.

No pienses que das clases bonitas de química en la preparatoria que te contrató. Piensa que sabes explicar de manera emocionante a la audiencia más difícil del mundo: los jóvenes. Si puedes explicar bonito, puedes vender bonito.

¿Otros ejemplos? Escribir bonito es enseñar bonito. Jugar fútbol bien significa tener agilidad física. ¿Por qué no tenerla mental? Ajedrez en el tablero. Tienes una gran reputación. ¿Por qué no aplicas ese pensamiento estratégico de forma genuina a la vida? Sacrifica cosas. Ten paciencia. Posiciónate para la batalla de largo plazo, no para hacer jaque mate en tres movimientos como niño entusiasmado de nueve años que está aprendiendo del asunto.

Piensa qué analogías hay en tu vida donde alguien te pide que le envíes un e-mail y crees que eso no es lo tuyo y sin embargo escribes mensajes de WhatsApp de alta calidad. Sólo es cuestión de equiparar «textear» con «redactar» en tu diccionario personal y ya tienes una nueva y genial habilidad para explotar.

A los universitarios con los que platico todo el tiempo se los digo hasta el cansancio: organicen eventos. Esto es porque este es el mejor entrenamiento para hacer negocios. Hacer un evento es frustración garantizada, falta de recursos, obtención de talento, fechas retrasadas, molestias de clientes, atención al diseño, empuje de la publicidad, reinvención de la idea original, adaptación a giros inesperados de la vida, etcétera. ¿Te suena familiar? Claro. Es lo mismo que a nivel empresarial. Pero si organizas un evento grande y crees que lo único que estás haciendo es organizar un evento grande, estás enfocándolo mal.

Si quieres comenzar un negocio pero crees que no vas a poder y eres una persona fitness que lleva quince años de pesas, varios Ironman en su cuenta, come sano, se siente bien, hace yoga y promueve este estilo de vida, ¿te digo algo? Ya tienes lo más importante: disciplina, amor al aprendizaje y resistencia al dolor. Todo eso es lo que necesitas para los negocios. Disciplina para mantener la mente en la meta de largo plazo. Ese abdomen no lo lograste en dos días. Amor al aprendizaje porque dominar todos los aparatos del gimnasio que dominas, las dietas que puedes recomendar, las posturas del cuerpo para tus rutinas y demás requirió meses de estudio y concentración. Y resistencia al dolor físico es algo que puedes transferir a tu mente para soportar los obstáculos inherentes al mundo de hacer cosas.

El asunto se trata simplemente de un twist consciente a lo que ya haces.

De nuevo: ¿qué cosas geniales haces que no te has percatado que son geniales porque las personas en tu círculo limitado no las aplauden? Utilízalas en otras áreas y verás cómo serán muy bien recibidas.

Redacta buenos e-mails.

Organizar eventos.

Inicia negocios.

O tal vez no te interesa enviar e-mails bien, ni organizar eventos grandes ni lanzar nuevos negocios.

Tú quieres subir de puesto, ganar más dinero, tener mejores prestaciones, ser más reconocido en tu industria.

¿Sabes cuáles son los profesionistas más sexy para las compañías modernas? Los que tienen un amplio rango de poder horizontal. Que «nacieron» en el departamento de logística pero ahora resuelven problemas del área comercial; que estudiaron ingeniería y aplican su proceso de pensamiento a resolución de retos educativos; que tienen experiencia de veinte años en finanzas pero se han esforzado en generar habilidad de management superior para ser útiles en muchos más aspectos. ¿Qué cosas haces en en el área en que estás que podrían ser muy valiosas a otros departamentos de la compañía?

Séamos útiles al tipo que siempre ignoramos. Séamos útiles al tipo que siempre dejamos atrás.

Nos hemos acostumbrado a ser útiles para nuestros papás, nuestras escuelas, las empresas que nos contratan, nuestro país y nuestro Dios.

Olvida eso y primero sé útil a ti mismo. Aprende a servirte a ti navegando de forma horizontal, con twists, explotando habilidades que llamas de una forma pero que tienen sinónimos que te pueden dar más.

No es hedonismo. No es egocentrismo. Si estás bien, puedes en serio ayudar al mundo.

Sé útil a ti.

-A.

Empleo.

Empleo.

1. m. Entrenamiento patrocinado para potenciales emprendedores.

2. m. Tiempo de adquisición de las habilidades vitales de negocios: vender, optimizar, entregar y mejorar resultados, conectar con desconocidos, promover, despedir, lidiar con gente nefasta, detectar gente genial, aprender mucho sobre áreas ajenas y resolver problemas en momentos incómodos.

3. m. Arena de autoevaluación perfecta que establece que si (no) eres fantástico en tus actividades laborales, (no) podrás serlo en tu emprendimiento.

4. Espacio ideal para fosilizar nuestro comportamiento con el drama de bajo desempeño de nuestros colegas si no ejecutamos en alto nivel.