Lo mejor de ti.

Si compartes todo lo que piensas sobre cualquier tema a diario sin control simplemente como reacción a lo que te entusiasma/ofende en el momento, no estás moldeando una relación ganadora con esa red de personas que podría impulsarte incluso más. Esto es porque no tienes una conversación clara con ellos. Hoy opinas en contra del presidente, mañana sobre lo maravilloso de una final de fútbol, pasado sobre el debate si un vestido es dorado o azul en una imagen, después sobre si esta bien esto o aquello y así. Se llaman redes sociales y al igual que no llegas a una fiesta a quejarte de todo, a brincar por todo sino a conectar y pasarla bien, usar estas apps de forma tonta las vuelve redes banales. Sé un pro.

Cómo agregar valor desmedido.


Formas de agregar valor desmedido a tu audiencia:

– Explica a detalle.
– Responde sus preguntas.
– Da pláticas gratis.
– Reflexiona sobre lo que pueden evitar.
– Conéctalos con expertos.
– Muéstrales lo que te inspira.
– Taládrales mensajes que los muevan hacia adelante.
– Ahórrales ruido.

* * *

Ways to add disproportional value to your audience:

– Explain at length.
– Answer their questions.
– Give free talks.
– Reflect on things they can avoid.
– Connect them with experts.
– Show them what inspires you.
– Drill messages that push them forward.
– Save them noise.

E-JE-CU-TAN-DO.

Querer aprender de marketing, negocios y tecnología en una universidad es anacrónico. Ya puedes acceder directamente a la gente que está E-JE-CU-TAN-DO cosas geniales en marketing, negocios y tecnología. Es muy raro que estén dando clases ahí. Les piden ser burocráticos llenando mil formatos y casi nunca aceptan.

Lecturas de Musk.

«Los trece libros que Elon Musk dice que moldearon su visión del mundo y que lo llevaron al éxito personal y de negocios».

…»Sin importar qué tan ocupados parezcan estar los ejecutivos, siempre parece que hacen tiempo para priorizar la lectura».

…»Elon Musk sigue este patrón. En lugar de basarse en libros de auto-ayuda o solamente piezas de no-ficción, lee varios géneros».

…»Aunque Musk anda en varias cosas ahora, encuentra tiempo para leer. Musk ha dicho que leer una variedad de libros —desde trabajos épicos de fantasía como la trilogía de «El Señor de los Anillos» hasta libros complejos sobre cómo construir cohetes— es crucial para su éxito».

Si no tienes tiempo para leer a profundidad, nunca tendrás tiempo para crecer. No inventemos narrativas internas para querer sentirnos importantes diciendo que estamos muy ocupados. No tenemos los cinco hijos que tiene Elon ni somos directores generales de dos empresas globales que están construyendo el futuro.

Aprendamos a leer de forma orgánica: https://youtu.be/FfziACkSTzw


Redundancia.

¿Tienes en tu radar una o dos o tres personas que puedan hacerse cargo de un ochenta o noventa por ciento de las actividades más estratégicas que tú ejecutas constantemente?

Desarrolla sistemas redundantes. Acostúmbrate a esto desde casa. Si tu conexión a internet es un asunto crítico, ¿por qué permites que la ejecución de tu proveedor del servicio determine si tienes hoy señal o no? Ten dos cuentas. O tres. Lo mismo con las personas a tu cargo. Si quieres que sean de alto desempeño, piensa que la suma de todos ellos tiene que funcionar como un “tú” de respaldo.

¿Existe la posibilidad de que te separes unos tres o cinco meses de la operación diaria de la empresa sin que ésta disminuya groseramente su productividad?

Optimiza ese veinte por ciento de actividades que ponen el ochenta por ciento de pan en la mesa. Suelta sorpresivamente el asunto de tres a cinco días. Ajusta lo que sea necesario después del caos-drama que se va a generar cuando no te encuentren a la mano para resolver. Y así gradualmente vas extendiendo los días y ajustando. Extender tu desaparición, calibrar. Extender tu desaparición, calibrar.

¿Podrían las personas a tu cargo explicar claramente la filosofía de los diferentes pasos de los procesos de tu departamento o empresa?

Entrénalos unas dos o tres veces por mes. En esos workshops enséñalos a estructurar en diagramas de bloque cada paso del proceso de lo que sea que hagan en tu organización y el flujo entre todo ello. Que puedan explicar en pocos minutos el asunto a alguien que no está en su industria y que tenga sentido. En la capacitación, dales espacio para que salgan de la sala de juntas a grabar notas de voz en WhatsApp y un video al respecto. Que lo envíen en menos de diez minutos y luego los analizan en conjunto. Esto de entender lo que hace la empresa parece lógico, pero te sorprenderás del número de palabras, falta de idea en ciertos puntos y en general, el desorden mental que mucha gente tiene sobre el lugar en donde trabajan.

Sé redundante. Delega. Inserta tu filosofía constantemente.

The best quarter in enterprise software in history.

I love Zoom. Yesterday one of its investors said it had probably delivered the best quarter in enterprise software in history. And its CEO forgot to unmute himself before 3,000 attendees at the virtual earnings call. I even think it might have been done on purpose 😀‬.

Jugar diferente, mejor.

Algunas apuestas que estoy ejecutando en estos días pensando a largo plazo para moldear la realidad de mis hijos.

Mi hijo mayor tuvo ayer su primera clase en línea de francés con una maestra parisina que contraté en fiverr. Hoy tiene una práctica conversacional con una chica de Filipinas. En ambos casos tuve que coordinar la contratación, pago y cita en Zoom. Me gusta pensar todo el tiempo en optimizar. Hoy estoy entrenando al joven a ejecutar el proceso completo usando mi cuenta, contratando a voluntad dentro de un presupuesto y organizando él mismo los días y horarios de las lecciones con estas personas. Me quito de en medio, optimizo mi tiempo, entreno a mi hijo a que sea digital y global y todos ganamos.

También hemos platicado de dinero a fondo. Cuánto gastamos en los diferentes rubros en casa para el estilo de vida que llevamos. Cuánto invertimos en las escuelas y demás cuestiones de él y sus hermanos. Lo que implica viajar. Pienso en lo mucho que me habría acelerado en mi ejecución de adulto haber entendido desde temprana edad cuánto dinero tenían mis papás, o cuánto dinero faltaba en casa, qué se estaba haciendo al respecto, en qué gastábamos más y así. El dinero es una herramienta y entre más pronto se exponga a esto de forma natural, mejores oportunidades tendrá de decisiones ganadoras. ¿Saben tus hijos cuánto ganas? ¿Saben tus hijos cuánto necesitan al mes?

Le he explicado también cómo funcionan en realidad cosas como el marketing donde mucha gente lo ve como una cuestión de diseños, colores, frases y lucir bien en Instagram. Marketing es una ingeniería de la conversación donde hay varios bloques que cumplen una función a través de llamados a la acción muy concretos para conectar a la empresa con el potencial cliente de forma clara y ganadora. Le doy ejemplos como el de las varias Apple Stores a las que hemos entrado y donde podría pasar horas jugando en los dispositivos en exhibición sin que nadie lo regañe porque lo que la compañía está haciendo es conversando con él a través de esa interacción para darle la familiaridad que lo va a empujar a tomar una decisión a favor de la compra de las creaciones de Steve Jobs.

Le he explicado que todo esto que platicamos debemos asegurarnos que sus hermanitos lo entiendan también muy bien sentándonos con ellos el día que uno deje de usar pañal y la otra pueda poner su atención en un tema por más de cinco minutos.

Le he comentado muchos de los errores que he tomado en decisiones de negocios y que esto es natural al ejecutar muchas cosas de forma muy rápida. Y que tenemos que solucionar todo sin perder la cordura ni destrozarnos psicológicamente. Que no nos puede quebrar cualquier cosa.

Sabe mis planes de enviarlos a países y universidades donde puedan conectar con ideas y personas de todos colores y sabores.

Sabe que la idea es que haga lo que quiera hacer sin tener la presión de tener que hacerse cargo de los negocios. Eso será opcional. Podrá explorarlo, pero no quiero colocarlos en posición de desventaja.

A veces me pregunto si es demasiado lo que comparto con él, pero veo que su rostro se ilumina cuando conversamos de forma seria, cuando hablo con él sobre estas cosas apreciando su inteligencia aunque le falte contexto para poder abrazar mejor mis notas.

De cualquier manera, sigo y seguiré empujando temas en él que otros dirían que no son adecuados para su edad. Pensar de forma pausada y con un orden lineal no es mi estilo y no lo voy a empezar a usar con mis hijos. Si mi alma me está empujando a contárselo, ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿Dónde está escrito que a sus trece años sí tiene que enterarse de los nombres de los virreyes de la Conquista Española pero no sobre la metodología lean? ¿Dónde está escrito que a esta edad es más importante saber sobre la pared celular que entender el concepto de ROI? ¿Dónde está escrito que no puede usar mi tarjeta bancaria en una plataforma pero sí está bien que sólo sepa pedir dinero a su mamá para comprar accesorios de Fortnite? ¿Quién dicta eso? Peor: ¿por qué creemos que eso está bien?

Decir «es que los niños no van a entender eso» es disfrazar lo que en realidad nos da miedo: «no sé cómo explicárselos de forma que les interese y lo puedan aplicar más adelante».

No soy un padre que le pueda explicar de mecánica automotriz o carpintería, pero sí le puedo explicar de estas otras cosas que he aprendido. Y eso hago y seguiré haciendo.

Otra apuesta es crear las instituciones que sé que necesitan. nivelPAD es una de esas cosas que a mí en lo personal me hubiese encantado que existieran cuando comenzaba a intentar esto de #hackearlavida, emprendimiento, redacción, marketing. Una universidad disfrazada de instituto digital donde el enfoque no es el estrés innecesario a través de tareas, calificaciones, exámenes y «diplomatitis» sino en conversaciones, análisis, filosofía y ejecución.

Escribo también a diario porque aunque estoy haciendo mi parte para andar en este mundo otros cincuenta, sesenta años, ¿quién sabe? Existe siempre la posibilidad de que los planes cambien y entonces llego a la conclusión de que no habrá nadie quien les vaya a platicar todo esto de la manera en que yo quiero que lo entiendan. Así que mi blog, mis libros, mis podcasts, mis videos, en realidad es una conversación de respaldo con mis hijos que espero sea innecesaria.

No dejes en manos de una escuela la «educación» de tus hijos. Son guarderías. Son espacios para que socialicen. Son espacios para que aprendan a interactuar. Pero las personas ahí tienen una agenda institucional y personal que no va a ser tan completa como la que tú quieres para tu siguiente generación.

No te llenes de consejos de parenting por parte de gente que por sí misma no está todavía en el nivel al que te gustaría darle la opción a tus hijos de vivir en dos o tres décadas.

Toma decisiones raras y haz que tus hijos sean raros porque eso es lo único que les garantiza flexibilidad para adaptarse a una incertidumbre que ya estamos viendo que no será teórica en su vida.

Estamos en un juego genuinamente diferente.

Tenemos que jugar diferente.

Mejor.

– A.



Tiempos y lugares donde puedas sonreír.

Una de las opiniones más impopulares con las que me suelen sacrificar aquí en internet es con respecto a la educación universitaria. Al lado de la religión, la democracia y tu equipo de fútbol favorito, éste es un tema que agita las fibras más sensibles de la gente.

Sorry, not sorry.

“Es que piden el título para los trabajos”, me suelen responder miembros de la audiencia cuando les pregunto por qué insisten en terminar la universidad.

“Empresas de la vieja guardia sí, te lo van a pedir. Y también te van a decir que tienes que enviarles una foto en blanco y negro sin aretes, sin maquillaje, con rostro seria casi triste, en el peor modo posible”. ¿En serio quieres trabajar en un lugar que te dice así que sonreír es malo?

Esa es la vieja guardia.

Tesla, Apple, Facebook, Google y demás compañías que están construyendo los próximos doscientos años de la humanidad jamás te van a decir que no sonrías en alguna de las fotos corporativas que les corresponda tomarte.

¿Sabes? De hecho no te van a pedir un título universitario.

Sobre la universidad, Elon Musk ha dicho que su valor radica en que es un espacio para divertirse. Yo te digo que es el último reducto social aceptado que sirve de guardería para personas que todavía no son realmente adultos pero les gusta comportarse así ocasionalmente.

Un gran especialista del tema, Sir Ken Robinson, explica que si analizamos fríamente el resultado más optimizado de una educación universitaria, lo que podríamos concluir es que todo el asunto está diseñado para producir más profesores universitarios.

Si vas y le preguntas a tu maestro sobre la importancia de la universidad, te va a decir que es vital.

Si vas y preguntas a un técnico de máquinas de escribir mecánicas sobre la importancia de las mismas, te va a decir que siguen siendo necesarias cuando no hay electricidad o cuando a las computadoras se les acaba la batería.

Yo quiero que mis hijos vayan a buenas universidades. Y no por los “conocimientos”. Quiero que conozcan gente, que tengan un espacio de interacción relativamente sano para su edad y que se expongan a algunas ideas. De ninguna manera estoy pensando que estas universidades los harán líderes o mejores pensadores o que les darán mágicamente habilidades cruciales para navegar un futuro incierto. De eso tengo que encargarme yo.

Casi nadie nos dice esto cuando vivimos en cierto nivel socioeconómico donde las frases se repiten sin comprobar: “un diploma universitario te da seguridad”, “una educación universitaria te permite tener empleo”, “eres un fracaso si no te gradúas de la universidad”.

Sería ridículo pensar que para poder utilizar la laptop con la que estoy escribiendo esto y capitalizar en oportunidades y recursos el contenido e ideas que produzco a diario tuviera que haberme encerrado cuatro años para aprender “cómo hacerlo”.

Claro que aprendemos cosas en la universidad, pero el gran problema es el ritmo con el que te entrenas a aprenderlas. Te acostumbras a pensar que para insertarte en temas complejos las cosas funcionan de semestre en semestre cuando la realidad es que puedes adquirirlas en tres semanas sin dormir y listo. De hecho, así es como funcionan la mayoría de los modelos universitarios: el verdadero trabajo se hace al final para aprobar las materias. Si quieres saber más sobre series de Fourier, la transformada de Laplace, cálculo vectorial, microbiología, ergonomía, mecánica de fluidos, termodinámica y demás, todo eso está a dos clics de distancia, bien explicado, con notas actualizadas y ejercicios.

Lo único que estos tutoriales no te dan es un papel que tu abuelo y las empresas de la vieja guardia van a aplaudir. Para disfrazar un poco ese hueco, ahora emiten también certificados con el logotipo de la compañía que los produce, pero ni tus abuelos ni el gobierno ni las empresas de la vieja guardia aplauden todavía eso.

¿Sabes por qué las empresas de la vieja guardia continuan diciendo que quieren un reconocimiento oficial de educación superior? Porque hace mucho más fácil su tarea de tener un grupo de candidatos calificados. Es decir: llegan menos personas que en teoría podrían cumplir las actividades del puesto. Si hablas inglés y tienes las habilidades técnicas que solicitan, tienes oportunidad de ingresar, créeme. Ellos saben que tu diploma no significa mucho en realidad, pero jamás lo van a admitir así.

La educación universitaria se ha venido devaluando desde finales de los noventas, justo con el florecimiento de la tecnología de cómputo personal. Es como los combustibles fósiles: todavía seguirán andando una o dos décadas más en lo que nos adaptamos a un modelo distinto de pensar y actuar.

No tomes esto personal. No te estoy atacando. No quiero que la gente tenga menos oportunidades. Al contrario: quiero que las tengan de forma mucho más rápida y que puedan insertarse en una economía genuinamente global, de largo plazo y poderosa.

Estudiar cuatro años para obtener un empleo en el que te pagan unos siete mil pesos al mes no está bien. Punto. Y esto es lo que está ocurriendo con la inmensidad de egresados de un sistema obsoleto. Pero nadie quiere levantar la voz y decirles que resolver tareas, entregar proyectos, asistir a clases, tomar exámenes y cumplir requisitos administrativos no te convierten en el pro que todos te juraban que ibas a ser.

Hace años, cuando iniciamos con VERSE Technology, nuestra empresa de alta tecnología, cuatro de los cinco socios fundadores no estábamos titulados. Hoy, tres seguimos sin un papel oficial. Nuestra compañía tiene andanzas internacionales con Bosch, Hitachi y Microsoft, ésta última fundada por un tipo que ni siquiera le interesó graduarse de la universidad más prestigiada del mundo.

Considera que estás leyendo esto en la creación de un tipo apellidado Zuckerberg que abandonó esas filas para crear una red social. Probablemente estás sosteniendo un dispositivo de la empresa creada por otro tipo de apellido Jobs que sólo tomó un semestre de carrera universitaria.

Repito: hay valor en asistir a espacios donde conectas con personas con diferentes visiones del mundo, donde escuchas otras ideas, donde puedes organizar eventos, viajar para hacer un intercambiar, desarrollar varias relaciones, etcétera.

“Aarón, ¿qué estás diciendo? ¿me estás incitando a que abandone ya la universidad?”

Estoy diciendo que estando ahí hagas las cosas que importan: organiza eventos, funda clubes, únete a ellos, enamórate, viaja, vive lejos de tus papás, lee libros, conecta con gente de otras áreas, platica de cosas exóticas. Sumérgete al mismo tiempo en Python, ten una cuenta en GitHub, crea un canal en YouTube, desarrolla una audiencia, ten una newsletter, entrevista a personas geniales en tu podcast.

Luego trabaja en SpaceX, Twitter, Spotify.

«Aarón, ¿estás diciendo que no haga caso a mis papás?»

Te estoy diciendo que ni tus papás, ni tus maestros, ni tus amigos tienen una idea de lo que viene. Yo tampoco. Pero al menos me permito aceptar lo que ya terminó, lo que ya murió. Una economía que premie la lentitud en toma de decisiones (cuatro años para determinar si eres bueno en algo, eso es la universidad) ya no funciona.

Por favor, abandona el sueño de un empleo en empresas como Pemex. De hecho no es tu sueño. Te lo instalaron y ahora ocupa tus fantasías porque en tu mundo se resisten a entender que esos salarios y esa bonanza legendaria ya murió. Es el pasado. Merecemos el fracaso cuando la nostalgia guía nuestras decisiones.

Tú sé moderno, digital, minimalista, rápido y global.

Selo.

Ubícate en tiempos y lugares donde puedas sonreír.

– A.


Me encanta o nada.

¿Has vendido o comprado algo a través de una red social basado en el perfil de esa persona? Piensa en esa ocasión en que tenías duda de si tal usuario era alguien en quien pudieras confiar. Al ingresar a sus detalles viste su foto sonriendo con un par de hijos, un poco de lo que comparte sobre su vida, dos amigos en común y que trabaja en la gran fábrica local. Decidiste rápidamente que podías tener una transacción con él y todo salió bien.

Lo que hiciste manualmente es extender una calificación crediticia basado en datos públicos disponibles y tu criterio. Tal vez no habrías comprado o vendido nada a esta persona si no tuviese una foto de perfil, que sólo contara con trece “amigos” y en el campo destinado a indicar su trabajo tuviese como toda respuesta que es Mago en Jefe en Hogwarts.

Esto es algo que lleva años cocinándose y hasta cierto punto implementándose en economías avanzadas: determinar el nivel de riesgo de un individuo basado en su actividad digital, cuánto consume de batería en su smartphone antes de recargarlo, con quiénes habla más seguido por teléfono, con qué frecuencia utiliza apps productivas versus de entretenimiento y así.

Todo el tiempo estás moldeando tu futuro digital. Si no tienes esto presente, no será uno genial.

Digamos que te gusta una pieza de contenido —video, texto, imagen. Te hace reír o pensar o comentar. Acostúmbrate a llevar esto al siguiente nivel. Comparte el asunto. Y al hacerlo indica por qué lo estás haciendo.

La mayoría de la gente cuando comparte algo espera que mágicamente el resto de su red comprenda por qué y ya. No ven como parte de su trabajo el dar contexto a los demás.

La mayoría de la gente hace un drama mental infantil estilo “es que si comparto esto, mi tío/maestro/amigo que tiene siete años que no veo lo va a leer y va a pensar que lo estoy compartiendo para darle a entender algo”.

Aprende a compartir bien. Hazlo seguido. Escribe las razones. Esto te va a ayudar a conectar con gente que tiene el potencial o que ya está resonando en esa frecuencia.

Somos lo que compartimos. En el mundo físico funciona igual: no usas un jersey de tu equipo de fútbol para ir a una boda elegante. Compartes la versión adecuada de ti para mandar la señal correcta a una comunidad con la que te interesa conectar en ese momento.

Si algo no te entusiasma o emociona o alegra lo suficiente como para compartirlo con decisión y explicación, ¿para qué le regalas un simple like? En mi caso, lo que he aprendido a hacer es que es “Me encanta” o nada. Y después de que me encanta va el “Share”.

Moldea tu futuro digital como todo un pro compartiendo bien el contenido que indica el tipo de persona que estás trabajando duro y a diario en convertirte.

– A.

Anticipación hoy.

Ante una crisis de cualquier tipo, acostúmbrate a reaccionar preguntándote qué puedes implementar en este instante para evitar que ocurra nuevamente o al menos que se salga de control totalmente en la próxima ocasión. “Implementar” se refiere a crear una checklist, a configurar una alarma en tu smartwatch, a hablar con las personas indicadas, a eliminar pesos innecesarios, a redactar de forma más clara las instrucciones, a capacitar más seguido al equipo, etcétera.

Lo que estás pensando es cómo anticiparte.

La anticipación es el arma secreta de quienes conquistan rápidamente colinas que otros simplemente tardamos en decidirnos a subir.

No podemos anticipar todos los escenarios, pero podemos anticipar muchos. Entiende que usualmente los más lógicos serán los más frecuentes. Los más lógicos son los más frecuentes. Alguna situación extraordinaria estilo COVID-19 podrá tomarte por sorpresa y está bien, lo hizo con casi todos (excepto Bill Gates, pero todavía nos falta camino para llegar a ese nivel de visión).

¿Qué va a hacer “mal” tu hijo mañana en la rutina matutina para ir a la escuela? ¿Qué suele olvidar en el automóvil? ¿Cómo deja su habitación al salir? ¿Por qué tienen que moverse como locos por toda la casa al despertar para sufrir en cumplir con el horario de llegada? ¿Cuántas semanas, años, llevan con la misma danza?

Esto no es culpa del joven. Tú estás a cargo. Tú debes anticipar y moldear el comportamiento que necesitas en ti y en él para obtener el resultado deseado. Cuando no dominamos cuestiones rutinarias simples de este estilo, nos estamos entrenando a que el caos nos controle a diario en lugar de aprender a dominar lo que ya te dije que es importante: la anticipación.

Si no podemos anticiparnos en los pequeños detalles, nuestra oportunidad de pensar ordenadamente en temas mucho más importante es ridícula.

Que en tu mente, un concepto como “planeación estratégica” no sea algo exclusivo de una gran corporación ejecutado sólo por gente con posgrados rimbombantes. Planear es anticipar y estrategia en esencia es lo que queda cuando decides todo lo que no harás.

No seas de esas personas excelentes resolviendo crisis. Cuando te encuentres en una crisis, resuélvela Y AL MISMO TIEMPO instala el diseño para que en la siguiente tengas más control.

Tal vez hoy el coronavirus te dejó sin trabajo. Piensa por qué tenías una única fuente de ingresos. Piensa por qué no habías hecho una lista de muchas actividades en las que puedes capitalizar. Piensa cómo vas a poner pan hoy en la mesa y al mismo tiempo construir un sistema financiero personal que no te aviente a la lona como ocurrió en esta ocasión. Piensa cómo vas a pasar de ser frágil en lo profesional a duro en lo empresarial. Piensa muchas cosas rápidamente. Rápidamente. Sé lógico en tus conclusiones. Lógico. Ejecuta igual de rápido. Eso es excelente anticipación.

Sé ese tipo de persona estratégica.

—A.

‪»¿Cómo lo hiciste?»

‪»¿Cómo lo hiciste?»

Comencé a leer libros hace treinta años.

Comencé a desarrollar habilidades a través del voluntariado internacional, viajes y eventos hace veinte años.

Comencé a ignorar a lo que la mayoría de la gente pone atención hace diez años.

Comencé a construir compañías al mismo tiempo.

* * *

«How did you do it?»‬

‪Started reading books thirty years ago.‬

‪Started developing skills through international volunteering, traveling and events twenty years ago.‬

‪Started ignoring what most people pay attention to ten years ago.‬

‪Started building companies at the same time.‬

Sistemas complejos.

Hace un par de años di una clase sobre blockchain a un grupo de universitarios. Algunos de los jóvenes eran estudiantes de licenciatura en derecho y otros de administración de empresas. Mi argumento principal para venderles la importancia de hablar de un tema exótico y aparentemente ajeno a sus estudios es que estamos construyendo una sociedad donde dependemos demasiado de los programadores para llevar a buen puerto nuestras ideas especializadas. Un gran back-end developer en términos técnicos no puede hilvanar la lógica de un contrato inteligente sólo con su astucia. Este desarrollador requiere un amplio bagaje especializado en leyes para dominar las sutiles diferencias, las sombras de intención del significado de términos y frases. Y no lo tiene, pero admitirlo así es un golpe al gran ego que esta profesión suele cargar.

El programador promedio —cuando le dices que tienes una idea y se la explicas— te va a decir que él puede hacer la app, la plataforma, el sistema. Sin problema. Son quince mil dólares. Gracias.

El abogado promedio ve la sugerencia de entender Python casi como un insulto a la sabiduría jurídica que ha obtenido aislándose del mundo moderno y bebiendo jurisprudencia de mil novecientos cincuenta.

Ambos trabajan de forma bastante limitada cuando deberían sentarse a crear juntos.

Mark Zuckerberg no habría podido crear Facebook sólo con sus habilidades de programación. Necesitó estudios en psicología y por eso los tomó mientras estuvo en un lugar llamado Harvard. Steve Jobs no habría podido crear Apple sólo con sus conocimientos de electrónica. Necesitó estudios filosóficos en lugares como el ashram Kainchi Dham. El resto de estas historias es algo que tú, yo y otras miles de millones de personas usamos a diario.

Si estás en el área de medicina, ingeniería, ciencias, sumérgete a profundidad también en entender sobre psicología, filosofía, negocios.

Si estás en el área de psicología, filosofía, negocios, sumérgete a profundidad también en entender sobre medicina, ingeniería, ciencias.

El mundo del conocimiento perfectamente segmentado para dedicarte nada más a tu área de estudio por el resto de tu vida está agonizando. Parece que dos mil veinte le dará el tiro de gracia final y oficial.

Dicho con mucho amor: serás un terrible profesional si sólo sabes lidiar con temas de tu profesión. Tienes que mezclar cuestiones relevantes de otros campos. Tu mejor arma será algo llamado curiosidad genuina constante alimentada por seguir las líneas correctas de información de alta calidad en internet.

No leas el periódico local ni el nacional. No sigas solamente a gente graciosa en redes sociales. No tengas como referencia de temas geniales el podcast de un chico entusiasta de diecisiete años que vive en un país con un PIB más jodido que el tuyo. Compra como enfermo libros para tu Kindle, lee la HBR, suscríbete a Nature, compra todos los títulos que recomienda Bill Gates. Con eso tienes para empezar.

Si el problema para acceder a todo esto es que está en inglés, accede lento entonces pero accede. Usa Google Translate párrafo por párrafo para tener una idea. Va a ser frustrante, pero mientras tanto ve aprendiendo en paralelo el idioma.

Si el problema para acceder a todo esto es que resulta costoso para tu economía, compra lo que puedas y luego pregúntate cómo comprar más y hazlo. No serás más pobre en el largo plazo forzando una genuina mentalidad y ejecución de clase mundial a diario en tu alma y organismo. Te lo juro. Te lo firmo.

Uno de los mejores consejos de Stephen Hawking fue decirle a los estudiantes que tienen que abrazar la complejidad. Todo se está volviendo más complejo: las relaciones, la política, los negocios, las decisiones. Los sistemas complejos se están convirtiendo en la norma. Ser alguien que sólo piensa y actúa unidimensionalmente te garantiza frustración crónica personal y profesional futura.

Te quiero, querida Persona de Alto Desempeño. Si crees que esto que relato aquí es intimidante y exótico, permíteme decirte que no, no lo es. Luce así para ti porque no has visto la parte del mundo que funciona con estos hacks. Es rápida, digital, minimalista, inteligente, sexy.

Opera así tú también.

—A.

Changing our patterns.


‪It’s great to know that in case of a future humans vs AI war we can fast and easily f*ck with the algorithm by changing our patterns altogether overnight.

https://www.technologyreview.com/2020/05/11/1001563/covid-pandemic-broken-ai-machine-learning-amazon-retail-fraud-humans-in-the-loop/

Oponente para Amazon.

Hoy aprendí que una startup de comercio electrónico con streaming en vivo podría ser un serio oponente para Amazon. Una idea muy interesante de @conniechan en Twitter sobre cómo el descubrimiento que ocurre cuando vamos al centro comercial sin un objetivo claro podría ser transferido al reino digital. Algo à la Instagram + je ne seis quoi.

TIL a live-streaming e-commerce startup can be a serious opponent to Amazon. Very interesting idea by @conniechan on how discovery as it happens when we go to the mall with no agenda could be transferred to the digital realm. Something à la Instagram + je ne seis quoi.

Juego altamente agresivo.

‪No construyas otro clon de UberEats/Uber/Airbnb/WeWork. No tenían ganancias antes de la pandemia. No las tienen ahora. Estos son modelos que requieren vastos recursos para participar en un juego altamente agresivo. Lo que sea que creas que sabes de estas compañías de tecnología es sólo superficie.

Don’t build yet another UberEats/Uber/Airbnb/WeWork clone. They didn’t have profits before the pandemic. They don’t now either. These are models that require very deep pockets to play a highly agressive game. Whatever you think you know about these tech companies is just surface.‬

Lucirá como magia.

No pensamos mucho en ello, pero hubo un tiempo en que compartir fotos con gente al otro lado del planeta no era fácil. Piensa en veinte años atrás: enviar un archivo de alta resolución JPG en un chat IRC podía fácilmente tomar horas. Ahora hacemos eso en segundos con los mensajeros instantáneos. Ésta es la meta con el dinero: ser capaces de evitar el p incordio de enviar unos cuantos dólares a un proveedor en un continente diferente sin tener que hacerlo esperar de cuatro a seis días hábiles para que los vea en su cuenta bancaria en el horrible estilo de PayPal. Ya sé que los amantes de lo cripto van a levantar su mano para decirme lo maravillosa que es su tecnología, pero no quiero estar en la necesidad de tener que enseñar a personas grandes temas de wallets, confirmaciones, llaves públicas, dinero fiat, bloques, nodos, tokens, etcétera. Veo personas de ochenta años compartiendo sin esfuerzo fotos con sus nietos que viven a cinco minutos o a cinco días de distancia de ellos. ESE es el objetivo. Llegaremos ahí. Lucirá como magia al principio. Luego será sólo lo que es, algo tan bueno que lo daremos por hecho.

* * *

We don’t think much about it, but there was a time when sharing pics with people on the other side of the world wasn’t so easy. Think twenty years ago: sending a high-res JPG file over an IRC chat could easily take hours. We do that now in seconds over instant messengers. This is the goal with money: to be able to avoid the f*cking hassle it is to send a few bucks to a supplier in a different continent without him having to wait from four to six business day to see them in his bank account in the horrible PayPal style. I know cryptolovers will raise their hand to tell me how wonderful their technology is, but I don’t want to be in the need to teach old folks about wallets, confirmations, public keys, fiat money, blocks, nodes, tokens, etcetera. I see eighty year-olds effortlessly sharing pics with their grandkids who live five minutes or five days away from them. THAT’S the goal. We’ll get there. It will look like magic at first. Then it will just be what it is, something so good that we have to take it for granted.

Sé genial.

No puedes construir una empresa genial si no eres genial.

Para ser genial tienes que seguir a gente genial,

rodearte de gente genial,

leer a gente genial,

subirte a un avión para conocer a gente genial,

hacer preguntas geniales a gente genial,

hacer cosas geniales con ellos todo el tiempo.

* * *

‪You cannot build a great company if you are not great. ‬

You can be great if you follow great people,‬

‪surround yourself with great people,‬

‪read great people,‬

‪take a flight to meet great people,‬

‪ask great questions to great people,‬

‪do great things with them all the time.‬

Dos mentes trabajando en tiempo real.

No sé si —desde un punto de vista de la teoría del juego infinito— lo que está haciendo Jack en Twitter le da ventaja a su compañía en el largo plazo. La verificación de hechos suena genial para una sociedad progresista y abierta a nuevas ideas, pero puede lastimar su lado de negocios en el corto plazo. Necesitas recursos para jugar en grande. Por otro lado, no sé si lo que está haciendo Zuckerberg en Facebook le está dando una victoria futura a su compañía a cambio de no presionar para un mundo mejor al decir que «no queremos decirle a la gente qué es verdad». Es realmente interesante ver estas dos mentes trabajando en tiempo real, poniendo sus apuestas, (no) haciendo política. Regresemos a esto en, digamos, diez, veinte años.

I don’t know if —from an infinite game theory point of view — what Jack is doing at Twitter gives his company an edge for the long-term. Fact-checking sounds great for a progressive, open-minded society, but it might hurt his business side short-term. You need resources to play the long game. On the other hand, I don’t know if what Zuckerberg is doing at Facebook is giving his company a future win at the expense of not pushing for a better world now by saying «we don’t want to tell people what’s true». It’s really interesting to see these two minds working in real time, placing their bets, doing politics by (not) doing politics. Let’s get back to this in, say, ten, twenty years time.

Tú puedes.

Tú puedes.

No será fácil ni rápido.

No saldrá genial al primer intento.

No tendrás a los aliados perfectos.

Pero créeme, tú puedes.

No te quiero motivar con frases bonitas.

Será más específico: de entrada y a cierto nivel todos podemos lograr eso que queremos.

Tienes que reducir el pensamiento que te dice que «ni lo intentes porque es demasiado grande, es mucho dinero, es muy complejo». No lo vas a matar, lo vas a hacer pequeño. Déjalo ahí, como la vocecita de ese crítico que tiene algo de razón pero que escucharlo con atención no te va a dar realmente los pasos concretos que necesitas.

Cierto: no puedes hacerlo del tamaño que quieres en este instante.

Cierto: no puedes aportar todo el dinero que quisieras al asunto.

Cierto: no puedes entender toda la complejidad necesaria para dominarlo.

Está bien.

Prácticamente todo lo que necesitas en herramientas e información está a pocos clics de distancia en esta maravilla llamada internet. Sé curioso y haz clic en las cosas que te pueden dar solucionas. Mete algunos dólares a ellas. Siéntate como todo un pro frente a un computadora para resolver, no quieras resolver acostado en el sofá con tu smartphone.

Tips adicionales: pon una silla sobre tu mesa para tener un escritorio alto que te permita trabajar de pie. Alterna esto con sentarte poco sólo para descansar. El cerebro está alerta si estás de pie. Si tienes que responder varios mensajes, trata de hacerlo en modo voz en un bloque único de tiempo donde caminas mientras los grabas. Necesitas movimiento para pensar mejor. Por eso Albert Einstein caminaba desde su casa hasta su oficina en la universidad. Por eso Steve Jobs construyó un lindo campus con muchos árboles para pasear mientras coordinaba asuntos con su equipo.

Estos son algunas herramientas que con un poco de atención que les pongas te pueden ayudar a crear una tribu, a automatizar procesos, a vender mejor, a diseñar, interactuar y pensar mejor:

www.fellow.app
www.integromat.com
www.discord.com
www.remarkable.com
www.getcleanshot.com
www.notion.so
www.bear.app
www.namecheap.com
www.typeform.com
www.designmodo.com

Hack: si alguna te gustó, digamos «discord», busca en Google «alternatives for discord.com» y métete a un túnel de plataformas y apps interesantes que nadie en tu círculo está usando porque todos descargan y utilizan lo mismo de siempre.

No te sabotees con «está en inglés». Hay traductores. Y hay escuelas. Y apps.

No te sabotees con «ni le entiendo para qué son». Desarrolla tu curiosidad. Úsalas. Experimenta.

No te sabotees con «yo necesito solucionar otras cosas». Así pensaste antes y eso te trajo a esta situación en desventaja. Tienes que estar solucionando el día a día y construyendo el futuro siempre al mismo tiempo.

Hay un planeta lleno de gente genial, positiva y ejecutora allá afuera. Pero no vas a conectar con ellos si no compartes cosas geniales y positivas en tus redes, si no ejecutas.

El mundo no se está acabando.

Lo que está ocurriendo es un upgrade al sistema operativo de la sociedad, del planeta. Esto duele, es cansado y parece que nunca terminará.

Cuando las nuevas características de la realidad se hayan consolidado en su instalación, sé una de esas apps que están listas y que nacieron para funcionar mejor en el nuevo entorno.

Los amo, PADs. Lo digo en serio.

Tú puedes.

– A.

Primero ayúdate tú.

Necesito un diseñador. Necesito un programador. Necesito un administrador. Necesito una persona de ventas. Necesito un asistente. Necesito una oficina. Necesito una computadora para cada uno de ellos. Necesito un automóvil con el logotipo de la empresa.

Pensar en todo lo que necesitamos para lanzar un negocio es fácil.

No hagas lo fácil. Es engañoso.

No necesitas un diseñador. Necesitas soluciones gráficas.

No necesitas un programador. Necesitas quien configure cuestiones en el sistema.

No necesitas un administrador. Necesitas orden.

No necesitas una persona de ventas. Necesitas un túnel lo más automatizado posible.

No necesitas una oficina. Necesitas tracción en las ventas.

No necesitas computadoras para cada uno de ellos. Necesitas tracción en las ventas.

No necesitas un automóvil con el logotipo de tu empresa. Necesitas tracción en las ventas.

Habiendo sido culpable en el inicio de mis empresas de este pensamiento estilo “Todo Lo Que Necesito”, puedo decirte lo doloroso que resulta aventar la mente al otro extremo y pensar en cómo hacer lo más, más, más, más, más posible con la mayor ligereza posible.

Si pones ejecución, intelectualidad, TAD (Tiempo, Atención, Dinero) y recibes la sal de la suerte, llegarás al momento genial donde tendrás que contratar gente para crecer tu empresa. Pero cruza ese puente cuando llegues a él, no hoy que estás empezando.

A menos que vengas de un MBA de prestigio, la realidad es que no sabemos cómo optimizar nuestra estructura empresarial porque, bueno, nunca hemos creado una estructura empresarial. Vamos construyendo la compañía conforme creemos que es adecuado. El concepto de MVP (minimum viable product, producto mínimamente viable), utilizar herramientas digitales como CRMs estilo Zoho, Salesforce, hacer administración de proyectos con project managers estilo Monday, conectar plataformas y sus APIs usando soluciones como Zapier, todo ello son notas raras que pertenecen a los nerds, nos decimos. Ser de la vieja escuela no es tu culpa si naciste hace cuarenta años. Pelear tontamente contra las herramientas de la modernidad porque revelan tu necedad de no querer exponerte para entenderlas, sí.

No necesitas tarjetas de presentación. Te confieso que todo el mundo las bota o física o emocionalmente a la basura. Es romántico pensar que nos vamos a sentar un día a guardar en una base de datos la dirección de la colonia donde rentas un espacio de co-working, pero no es así.

¿Qué te recomiendo para empezar? Una excelente computadora que no te dé dolores de cabeza los próximos cinco años y un celular que te permita grabar audio, video y tomar fotos y dictado como lo hacen los dioses.

Enfócate en dominar, digamos, cincuenta clientes solamente tú y todas las herramientas informáticas de las que puedas echar mano. Tener un sistema que automatiza citas, que graba tus videoconferencias, que las sube a la nube para referencia de las conversaciones, que transcribe lo dicho para búsquedas futuras, no sé, todo esto es posible, cuesta dinero, claro, pero cuesta mucho menos que llenarte con una nómina de personas para que te ayuden en ello. Tener un servicio como Mailchimp que obtiene datos de las personas y les envía mensajes personalizados y automatizados te cuesta una ridícula fracción en dinero y dolores de cabeza que pedirle a tu mejor amigo al que amas que te ayude con eso y teclee mal y lento la mayoría de las direcciones de e-mail y te joda el asunto. Además, Mailchimp no habla mal de ti cuando lo despides.

La realidad es que mucho de eso en lo que crees que necesitas ayuda no vas a poder contratarlo bien en el inicio porque, de nuevo, es la primera vez que estás haciendo esto, no sabes contratar y te vas a ir por aquello que nos vamos la mayoría: tu inclinación hacia el hecho de si alguien te gusta en su actitud y palabras, cuando entusiasmo no es sinónimo de capacidad de ejecución y un profesional no es sus frases.

Ten un sitio web soberbio que haga el convencimiento sin cansarse, sin quejarse, sin chismes, sin mantenimiento emocional arduo. Habla de las ventajas y desventajas de tu producto. Pon dinero en redes sociales y Google para que la gente llegue. Aprende de eso. Da los precios ganar-ganar en el mismo. Ataca todas las dudas típicas que tendrán tus clientes.

Este texto es un vendedor, por ejemplo. Puedes creer que es solamente «algo que me encontré en Facebook» pero la realidad es que si te permites afinar tu visión, casi todo frente a ti puede actuar de formas muy diferentes a lo que fue su diseño original. Estas líneas te están convenciendo de mi dominio del tema. Están poniendo una imagen clara en tu mente. Te están entusiasmando con las cosas que puedes alterar en tu vida si tan solo me sigues leyendo. No tengo que pagar a nadie para que salga a enviar miles de e-mails al azar tratando de cazar potenciales clientes. Te convenzo aquí. Genero autoridad. Lo piensas, lo meditas, lo analizas y con los días te conviertes en cliente de mi próximo curso sobre cómo hacer negocios de forma moderna llamado #Emprendedor2029 en www.nivelPAD.com, por ejemplo.

Comercial aparte, utiliza la parte de ser “vieja escuela” en lo que te conviene: recuerda aquel entusiasmo en los anuncios de los ochentas y los noventas donde la computación personal en teoría nos libraba de muchas actividades mundanas. Como hoy todos tienen acceso a una computadora e internet tal vez piensas que ya no son nada relevantes cuando la realidad es que la mayoría de las personas están utilizando tontamente estas maravillas.

Tú no. Tú úsalas para hacer mucho, mucho, mucho más. Sé un tipo que optimiza sus procesos todo el tiempo de forma predeterminada en lugar de pensar “necesito contratar ahora a tal persona que haga esto por mí”.

Filtra —por el amor de Dios— la etapa de vida personal y profesional en que se encuentran los gurús que te queremos decir cómo hacer las cosas. Tal vez hay opciones menos arriesgadas que la del joven de diecisiete años que te quiere vender cursos para tener éxito en los negocios cuando su único negocio en la vida ha sido cómo vender cursos para tener éxito en los negocios. No te emociones con lo que te dicen sino con lo que hay detrás. Pregunta qué han construido en realidad, cuánto de ello está andando sin que su persona sea necesaria. Si Carlos Slim te da un consejo, hazle caso porque sabe como crecer organizaciones. Si el influencer te da un «consejo», ve si realmente es lo mismo. Esto es duro, pero después de años de experiencia lanzando empresas estilo www.verse-technology.com e invirtiendo en otras de diferentes ramos, todavía siento que me falta muchísimo por hacer. No imagino qué tanta profundidad genuina me podría dar alguien que sólo ha trabajado con su asistente remoto haciendo videos para verse bien y darle a la gente opiniones disfrazadas de consejos de negocios. Consejo sólo viene de quien ya ha conquistado aquello que a ti te interesa. Y si lo que te interesa es tener una genuina compañía de clase mundial, bueno, filtra bien a quién estás permitiendo que moldee tu criterio.

Claro que necesitamos gente atendiendo gente. Claro que necesitaremos contratar. Pero domina con gran precisión los primeros meses/años de tu empresa, sé el ninja-master-sensei y cuando pongas buen pan en la mesa de forma constante, entonces sí, busca a esas personitas que multipliquen tu ejecución con números ganadores.

Te digo todo esto con amor. Me reflejo bastante en este texto cuando estaba del otro lado en modo necio creyendo que lo que visualizaba en mi estructura corporativa era correcto porque, bueno, no sé por qué. No tenía experiencia pero sí mucho más ego del que hoy todavía cargo y al final del día, esa inseguridad disfrazada me obligaba a ignorar consejos de este tipo. Al final, pensaba, ¿qué sabe ese tipo de mi negocio? Yo quiero que mi amigo tal y mi ex-novia tal me ayuden porque son personas que me dan seguridad psicológica aunque no sé evaluar realmente su potencial para construir un negocio.

He aprendido algunas cosas. Y creo que te pueden ayudar.

Pero primero ayúdate tú.

-A.

Q&A del Viernes 22 de Mayo, 2020


– ¿Qué habilidades son las que van a tomar mayor relevancia dentro de los próximos 5 o 10 años? ¿Cómo poder desarrollarlas?

Emprender de forma digital, minimalista, rápida y genuina. Pensando mucho más allá del mercado local, lanzando la idea rápido, sabiendo iterar y medir y reiniciar, atender a cientos o miles de usuarios con poco overhead (en mi caso, estoy buscando tener 1 empleado por cada 250 clientes en www.nivelPAD.com, por ejemplo). Saber redactar de forma excelsa va a cobrar más relevancia porque todavía no se ha inventado un medio que nos empuje a la revolución/innovación de forma más potente que las ideas en un libro o un artículo. Saber crear una comunidad leal y poderosa que te sostenga e impulse.

– ¿De qué manera puedo influir en pensamiento y acciones para formar como PAD a mis hijos?

La mejor manera de influir en otros es infuir en uno mismo primero. Me explico. Mis hijos me ven haciendo ejercicio, interactuando con mis negocios, creando cosas, siendo cariñoso con mamá, leyendo y jugando con ellos. Todos los días. Sé que eso los va a moldear porque soy una de las presencias más fuertes en su vida y están absorbiendo mi comportamiento de forma natural. Pienso en cómo entrenamos a los niños en casa a que vean con pasión el futbol los domingos y nos ponemos como adultos los jerseys de nuestros equipos. Ellos crecen y lo ven como lo más natural del mundo y lo emulan. Eso mismo pero con cosas más trascendentales, cosas que los coloquen en posición de ventaja natural. Cada vez que quieras decirles «hagan ejercicio» mejor decide «haré ejercicio», «niños, lean porque es bueno para ustedes» mejor muévete a «leeré un libro en la sala o en el comedor». Deja que te vean ejecutando todo esto.

– Para alguien que está intentando mejorar su dominio de inglés y además quisiera bloguear, ¿recomendarías llevar un blog en inglés?

¿Qué es lo peor que puede pasar? Que uses mal varios términos. Que no se entienda. Que se burlen tus amigos de ti. ¿Qué es lo mejor que puede pasar? Que tengas cientos o miles de lectores internacionales en diez, veinte años. Siempre hazte estas dos preguntas.

– ¿Cómo hacer el ruido suficiente cuando estás aventando una idea para que el mundo la conozca?

Taladrando como Coca-Cola: sin pena, por todos lados, de forma clara. Una de las frases más tontas que escucho es que personas que quieren lanzar algo en internet dicen «es que ya publiqué en la mañana al respecto, ya me espero hasta en la noche para volverle a recordar a la gente». No. Tienes que estar insistiendo de muchas formas. Taladrar, taladrar, taladrar. Esa pena que sientes para hacerlo es tonta porque al final del día cada actor del mercado tiene que hacer su trabajo: tu taladrar y otros decidir si sintonizan o no con tu mensaje. Todos los días y de todas las formas que considero adecuadas taladro con www.nivelPAD.com porque creo en ello, me entusiasma, sé que así tiene que hacer y demás. Si alguien se harta de ello, bueno, seguramente no me está leyendo en estos instantes. Cada quien su parte.

– ¿Cuál será el futuro de las Expos en México y el mundo?  #tradeshow

Esto va a seguir hasta que se acabe la humanidad (o hasta que la telepresencia incluya olores y demás sensaciones corporales fantásticas). Será lo mismo pero con más espacio, más tecnología de rastreo de contacto (contact tracing), más vigilancia (cámaras para detectar nuestra temperatura), etcétera.

Vivimos bombardeados de información por todos lados. Evidentemente me quiero devorar todo, porque a mayor saber mayor cuestionamiento. Dentro de todo este mar de datos, ¿cómo te mantienes a la vanguardia con temas de alto valor para estar en el nivel más avanzado en un mundo en el que la información cambia constantemente?

No leo blogs de chicos entusiastas de veinte años que viven en países con PIBs más bajos al mío. Leo sólo cosas de gente que ha construido organizaciones increíbles. No leo traducciones. Leo casi todo en inglés. No sigo a nadie en redes sociales. Yo voy directo a las fuentes cuando hago el tiempo para ello. Sólo mi esposa, familiares y amigos muy cercanos me envían notas o así en lo que podría considerarse como bombardeo, pero es mínimo.

– ¿Cómo organiza una PAD su tiempo para no procrastinar y avanzar en sus proyectos? ¿Cuál sería su itinerario?

Yo «pierdo mucho tiempo». Pero cuando no lo estoy perdiendo, soy superproductivo. A lo que voy es que no somos máquinas, entonces tenemos que optimizar esos momentos donde tenemos todo a nuestro favor para avanzar. Yo tengo tres o cuatro actividades ultraesenciales diarias que se tienen que hacer contra viento y marea. Son las que ejecuto antes de mediodía. A partir de ahí todo es ganancia. Piensa en esas actividades como grandes rocas en un muelle en la playa. A través de los huecos entre ellas metes otras piedras más pequeñas. Eso es lo que hago. Pero primero las grandes, pesadas y difíciles de manejar.

¿Cuál es la mejor técnica para poner en práctica el conocimiento adquirido ya sea de un libro, un webinar, una conferencia, etcétera?

Hola. Mi respuesta es fea pero con cariño: hazlo. Deja de consultar. Si ya lo leíste, resonó cañón en ti, ejecuta. Te va a salir mal, lento y caro. Después de cincuenta intentos serás clase mundial en el asunto. Te lo juro. Deberías ver mis primeros ensayos hace veinticinco años. Mis primeros eventos. Mis primeras interacciones en internet. En todo esto y más nos entrenamos en el Programa #hackearlavida de www.nivelPAD.comque ya comienza el próximo viernes 29 de Mayo (-:

¿Definirías esta crisis como el principio del fin a la venta al público en persona, mudando toda venta al mundo digital o aun habrá negocios que se resistan a tal cambio? En mi caso mi negocio son las paleterías y neverías.

No. No veas las cosas en modo binario. Hay espacio para todo. Cuando apareció la televisión todos pensaban que la radio iba a desaparecer. Esto es lo mismo: habrá un reajuste de las cosas. La gente va a querer pasear y comprar un helado. Pero si creas seguidores de culto con tu marketing digital, dando cupones en línea, teniendo una voz genial ahí, bueno, tendrás lo mejor de ambos mundos. Sé el Starbucks de las paleterías.

¿Qué hacks puedes recomendar como indispensables para adaptarse a esta nueva «normalidad» que estaremos viviendo de aquí en adelante?

Recomiendo la lectura de «Juego Infinito» de Simon Synek para cambiar nuestra mentalidad enraizada en pensar en términos claros de inicio/fin de algo. Esto no va a terminar. Está y seguirá moldeando nuestro comportamiento. Expandir el tablero de juegos también: ¿por qué si lo que estás haciendo lo estás haciendo muy bien de forma digital, por qué mantenerte atendiendo sólo a ese mercado y no llevarlo a otros? Recomiendo obviamente los Programas que tenemos en www.nivelPAD.com porque precisamente están orientados a esto, a crear una red de contactos nacionales e internacionales con personas que hacen cosas y tienen la actitud correcta y absorber los temas y mentalidad que nos ayudarán genuinamente a navegar mejor lo que viene (y ya está). Un abrazo, amigo.

– Gracias a tus artículos y con lo que voy aprendiendo de lo que escribes, ya me decidí a lanzar mi blog, y me voy a anotar a nivelPAD. Me interesa de sobremanera tu contenido, ¿cuál es la primera recomendación que darías a un redactor digital?

Toma muchas notas de todo (con fotos, con videos, con audio, con texto). Esas notas son tus ladrillos para construir edificios. Lee como enfermo de todo un poco para tener acceso a muchos estilos, palabras, frases e ideas. Publica sabiendo que a nadie le va a interesar en apariencia hasta el día que parece que a todos les interesa. Edita después de haber publicado. 

– ¿Tienes algunos hacks implementados en tu salud y nutrición? Y de tenerlos, ¿cuáles son?


Simplemente hago dos rutinas de fuerza a diario. Y me gusta correr aunque ya llevo dos meses sin hacerlo. Mi nutrición es estandar. Podría cuidarla mucho más.

– ¿Alguna recomendación para influir positivamente en personas que se niegan a estos cambios virtuales y a distancia?

Si todos los días ellos están haciendo su trabajo de resistir, tú haz todos los días tu trabajo de insistir. Si te marcan por teléfono, saluda amablemente y diles que los ves en WhatsApp porque un vampiro ha entrado a tu casa y estás ocupada. Si te dicen que quieren pasar a dejarte un documento impreso, diles que todos en el edificio están muriendo de COVID19 pero que con gusto lo recibes en Dropbox. No confundas querer «influir positivamente» con lograr resultados geniales sin fricción. Esto jamás ha ocurrido en la historia de la humanidad. Para resultados geniales ten fricción. Pero una fricción que valga la pena. Para ellos no va a lucir como «positivo» pero para el proceso, el sistema, el resultado y la organización sí.

– ¿Cuál es tu postura ante el uso de lenguaje incluyente y no sexista en la redacción?

No me quita el sueño. Me preocupa más que lo que escriba tenga sentido en cincuenta o cien años en lugar de que no ofenda a nadie el día de hoy. 

– ¿Qué apps, o software recomiendas para gestionar adecuadamente procesos y proyectos (management)?

Habiendo usado creo que todo allá afuera, estamos casados con Asana y Slack. Al final del día no es tanto la herramienta sino el proceso. Al principio muchos colaboradores querían seguir usando WhatsApp o diciendo todo por teléfono hasta que los fuimos empujando de mil y un maneras a documentar todo en esas plataformas y usarlas bien. Toma tiempo pero vale la pena.

– Trabajando en instalaciones y mantenimiento eléctrico para empresas es muy común la corrupción, ¿cómo compito contra eso?


 Una vez nos ofrecieron en VT un contrato grande a cambio de que la empresa que nos iba a comprar pudiera alterar los datos que nuestros dispositivos iban a enviar al cliente final. Eran millones. Lo rechazamos porque no nos iba a colocar en posición de ventaja para el largo plazo. Tenemos tratos hoy en día con empresas como Bimbo, Bosch, Hitachi, etcétera y no hemos tenido este problema. Cambia la arena de juego a organizaciones altamente éticas. Se puede. Tienes que subir de nivel tu juego para poder estar ahí. Aparte, también debes cambiar tu narrativa interna. Los mexicanos pensamos que todos los demás son corruptos y que para los altos niveles hay que ser así. Es una parte de la historia, no es toda la historia.

Estoy por comenzar a contratar a mis primeros empleados, además de ser personas de bajo mantenimiento, relacionados con la tecnología y con el ramo de mi negocio, ¿en qué otra característica debería fijarme al hacer contrataciones?

La gente que hace algún deporte o que lo hizo en la preparatoria/universidad a nivel de ser seleccionado, es gente usualmente tenaz. También conoce a fondo sus historias, que te platiquen dónde han tenido que hacer pivoteos en la narrativa de su vida (iba todo bien y papá se quedó sin empleo así que tuvimos que ponernos a vender comida en la calle). Esto último te demuestra su capacidad de adaptación. Contrata gente que pueda aportar dos o tres o cuatro habilidades a tu equipo, no una. La forma en que estamos abordando en mis empresas las contrataciones en estos días va por el lado de «cada cierto número de clientes amerita una contratación para atenderlos» (250 clientes en nivelPAD = colaborador) o «cada cierto ingreso trimestral, implica tanto presupuesto adicional para contratar (5 millones en ventas nos permiten contratar tres nuevos profesionistas de alto calibre, por ejemplo). Si estás contratando primero para vender después, estás ejecutándolo al revés. Ese es pensamiento de la vieja guardia: querer tener todo listo para salir al mercado. Muérete en el trabajo primero y cuando ya hayas llegado a esa métrica que hayas decidido de usuarios o ingresos, entonces contratas.

Para ti, ¿cuál es la conclusión o pensamiento más destacado en el libro «The four-hour workweek» de Tim Ferris?

Parafraseando: «Hay que dejar que ciertas cosas malas pasen para conseguir otras más valiosas» + «Reality is negotiable».

¡Buenos días! Soy médico y me gusta escribir, aunque estoy en la etapa de solo hacer contenido para otros médicos, que es donde me siento cómodo, ¿qué me recomiendas para hacer la transición hacia textos de divulgación para el público?

Imagina que estás en el café con alguien que amas y que te interesa explicarle eso que es altamente técnico. Es una persona inteligente, trátala así, simplemente no está en tu campo, por lo tanto no tiene las mismas herramientas ni contexto que tú para entenderte en tu terminología.

¿Crees que los nuevos lentes de iPhone de AR y VR vayan a crear un hito en la tecnología? Ya ves que los de Google fueron un fracaso.

Te dejo mi artículo https://hackearlavida.blog/some-weird-shit donde hablo más de esto. Es una respuesta más artículada a lo que puedo redactar aquí y ahora (-:

¿Cuál es tu opinión sobre los programas top 10 de MBA (Wharton, Harvard, Stanford, Columbia, NYU, Tuck)?

Un MBA en esas universidades vale la pena por la calidad de networking a la que te someten. Mucha gente no entiende esto y piensan que lo importante son los temas. No. Es el hecho de que tu maestro es el ex-CEO de una Fortune500. Que tu compañero es heredero de una empresa que cotiza en Bolsa. Cosas así.

– ¿Tienes alguna heurística para diferenciar «fads» de «trends» (e.g. blockchain)?

Sólo pongo atención a personas que han construido cosas geniales (un libro excelente, una organización global, un pensamiento filosófico increíble). No me entusiasmo con lo que una revista de supermercado, periódico nacional o un joven de veinte años publiquen. Para hablar de trends, te recomiendo el Programa #Emprendedor2029 en www.nivelPAD.com. Va a estar poca madre (-:

– ¿Cuáles son tus aprendizajes hasta el momento del desarrollo y crecimiento de #nivelpad?

 El principal es que hay mucho interés de la gente por desarrollar habilidades trascendentales y pulir su entendimiento y ejecución en el mundo más allá de la típica oferta de habilidades duras y cursos tradicionales.

La segunda es que el componente que más valoran los clientes es el networking con otros clientes igualmente visionarios que ellos que invierten en cosas exóticas.

Y diría que un punto adicional es que la fricción vende. En www.nivelPAD.com no hemos hecho fácil el acceso en términos de quitar mucho texto pensando que la gente no lee (el que no lee, no le va a interesar nuestro mundo). También hacemos actividades incómodas sin preocuparnos porque «se vayan a enfadar o molestar y ya no se van a querer inscribir de nuevo».

Estás obligado a darle vida eterna solo a uno ¿Jobs o Musk?

Musk. Entiende mejor a la humanidad que la humanidad se entiende a sí misma.

Si tuvieras 26 años, ¿qué harías o en qué gastarías tu tiempo libre?

En casi todo lo que hago ahora: viajar, leer, crear contenido, lanzar proyectos, conocer gente interesante, hacer ejercicio, correr. No tendría hijos (no los tenía a esa edad).

Experiencias ahora digitales.

Nada supera a la fisicalidad de reunirnos y estudiar presencialmente. Pero tenemos que ser genuinamente inteligentes y adaptarnos. Extraño inscribirme a un curso exótico, treparme a un avión y llegar a la sede para sentarme al lado de desconocidos que me pueden dejar varias ideas, pero eso no significa que no pueda estar sustituyendo parcialmente la experiencia invirtiendo en ello de forma digital hoy. En la foto estoy tomando un workshop organizado por la Harvard Business Review.

Ingeniero de la vida.

A. Estar en la fiesta.

B. Hacer contacto visual.

C. Sonreír.

D. Repetir esto tres o cuatro veces.

E. Acercarte.

F. Platicar breve y agradablemente.

G. Obtener su número.

H. Despedirte bien.

I. Platicar por teléfono otro día.

J. Varios días.

K. Ir al café.

L. Varios cafés.

M. Cine. Varias películas.

N. Mano.

O. Brazo.

P. Mano. Mano.

Q. Besos.

R. Cenas.

S. Romance.

T. Etcétera.

Piensa en términos de ingeniería y trata de acomodar todas las situaciones de tu vida como si fueran bloques interconectados de un sistema. Imagina que los pasos descritos arriba están enlazados de forma lineal y son el camino estándar que alguien ha recorrido en sus noviazgos.

Cuando esta personita hipotética se siente frustrada porque no ha conseguido formar una familia y dice que tiene “mala suerte con las mujeres” está enfocando de forma equivocada el asunto, sobre todo si en el ochenta por ciento de sus relaciones llega al paso “S” del proceso. Ahí es donde se caen las cosas. Lo que debe hacer es desmenuzar ese paso en algo así:

S. Romance
S.1 Irse de vacaciones.
S.2 Conocer a los padres.
S.3 Vivir juntos.

Y entender que ahí, entre S.1 y S.3 es donde está perdiendo a sus clientes, alias potenciales esposas.

Tal vez es demasiado intenso pedirle a la chica salir del país por dos meses cuando llevan apenas tres semanas a los besos. Tal vez luce demasiado desesperado invitarla a la reunión de domingo en tu casa con cincuenta familiares “para que te conozcan”. Tal vez es demasiado demandante pedirle vivir juntos cuando, bueno, no se conocen mucho realmente.

No quiero solucionar tu soltería. Tal vez tú tampoco. Mi punto es explicarte que generalizar un error te impide atacarlo como todo un pro. Pensar cosas como “no tengo suerte”, “no hay trabajo”, “nadie me quiere”, “esta crisis cortó todas mis oportunidades” no te ayuda en nada. Haz un diagrama de bloques con cada paso del proceso que quieres conquistar y determina genuinamente dónde está el problema. Una vez identificado, agrega todo el TAD (tiempo, atención, dinero) que puedas para desbloquear el asunto.

Abordar las cosas de esta forma te convierte en una especie de ingeniero de la vida.

Y esto sirve para pasar al siguiente nivel.

Te va a volar la cabeza.

El Gran Confinamiento ha tomado por sorpresa a muchos dueños de empresas que por décadas han mantenido sus procesos corriendo de forma tradicional. Esto no está mal dado que tiene todo el sentido del mundo no alterar las cosas si funcionan bien de una manera. El problema que están teniendo es que confundieron dejar a la maquinaria andando con abandonar su trabajo de visualizar escenarios y prepararse al respecto. Esto los ha llevado a correr como gallinas sin cabeza preguntando qué es un ID de Zoom, para qué sirve una API, cómo demonios se inscribe uno a eso de Uber Eats, dónde cobro lo que tengo en PayPal, para qué quiero sensores IoT, análisis con machine learning y almacenamiento en Azure. Éste no es el mejor momento para lanzar un negocio digital por la simple razón que todo el mundo lo está haciendo. Quisiera decirte algo inspirador pero la realidad es que llevas todas las de perder si apenas estás comenzando a estudiar estos asuntos llamados tecnología y futuro. Ahora, si quieres estar listo con una mentalidad a prueba de próximas pandemias, he desarrollado un curso de 12 semanas para trabajar contigo y decenas de PADS en el Programa #Emprendedor2029. Es imposible conquistar el futuro si no lo estás trabajando a diario.

* * *

Cuando era soltero podía escribir largos ensayos de cuatro, siete mil palabras casi a diario sin parar. Cuando aparecieron mágicamente tres hijos en mi vida, tuve que mudarme a micro-ensayos para mantener mi ritmo y cordura. Dominar ambos formatos me ha dado cantidad incalculable de oportunidades para interactuar con gente genial en corporaciones, universidades y organizaciones a los que de otra forma no habría podido acceder. Tik Tok, YouTube, Netflix, realidad virtual y lo que quieras, pero no se ha inventado todavía un medio tan poderoso como la palabra escrito para generar revoluciones/innovaciones profundas, trascendentales. Si quieres tocar genuinamente la mente de miles de personas de forma efectiva, redactar como todo un pro es el camino. Cómo escoger un tema, cómo pulirlo, cómo dejarlo marinando, cómo complementarlo y muchos otros temas de este oficio los analizamos y practicamos en el Programa #RedacciónPro de 8 semanas. Conquista al mundo con tus textos.

* * *

Nos toma varios años y tropiezos sociales saber comportarnos bien en una cena formal, desde cómo vestir y charlar agradablemente hasta cómo seleccionar los cubiertos y despedirnos con gracia. Cuando haces mal las cosas aquí, nadie te lo va a decir, pero tendrá un efecto en la percepción de los demás invitados. Te digo esto no por juzgar —Dios sabe que todavía cometo muchos errores de etiqueta— pero el asunto es que esto mismo de prepararnos para interactuar con la sociedad de forma presencial es lo que tenemos que aprender a dominar para interactuar con la audiencia digital que vamos formando. Tu página de Facebook no es tu Facebook personal. Tu enojo contra una aerolínea que canceló tu vuelo no agrega valor en el video que acabas de subir de cinco minutos y que sólo atrae a más usuarios dramáticos a los que tendrás que darles mucho mantenimiento emocional para que se mantengan como tus seguidores. Hay tantas cosas que he aprendido moldeando a diario durante una década a mi audiencia de decenas de miles de PADs que tengo un curso de marca personal al respecto llamado Programa #MKTPersonal. Amplifica tu mensaje en 12 semanas de interacción conmigo y mis hacks.

* * *

De poco sirve tener grandes habilidades técnicas de nuestro lado si nuestra mentalidad sigue atrapada en el nivel de bajo desempeño típico en el que se encuentra la mayoría de la gente. ¿Cómo saber si somos como la mayoría? Una forma simple que tengo de evaluar esto es que si estamos teniendo los mismos resultados de vida dramáticos, económicos, sociales, profesionales y educativos que los demás, bueno, aunque nos duela admitirlo, estamos ahí. Sé de lo que hablo cuando explico cómo salir de la pobreza de dinero y de la mente porque vengo de ahí. Y por eso he diseñado un curso estandarte para rodearnos de temas explosivos y una red de contactos alineada al alto desempeño que nos ayude a combatir la maldita soledad de la mente. Este es el Programa #hackearlavida. Créeme, te empuja a alterar tu realidad. Trabajemos juntos durante 16 geniales semanas tú con ocho mentores de clase mundial y conmigo.

* * *

nivelPAD es el instituto digital que siempre he querido instalar para dar cabida a mis lectores más entusiastas, creativos, visionarios y audaces. Me encanta cuando veo que dan like a mis publicaciones, cuando las comparten y cuando las debaten. En el proceso para diseñar una travesía al lado de todas las PADs de mi tribu, inventé la BMC, un evento anual para reunirnos y consolidarnos. Pero entre mis textos y una reunión presencial ocasional quedaba un gran vacío. La oportunidad para conquistar ese espacio ya está aquí.

nivelPAD no te da diploma alguno. Esto fastidia la necesidad que muchas personas tienen de encontrar cosas concretas que validen su esfuerzo. Yo creo que esto no ayuda a nadie en realidad. Y no me gusta ofrecer algo en lo que no creo. Y no lo necesitas. Te lo juro por lo que más aprecies en este mundo.

nivelPAD no tiene tareas, ni exámenes ni calificaciones porque la realidad es que son solamente cosas que nos hacen sentir bien (o mal, dependiendo tu actitud hacia la academia) pero en realidad no es la manera en que mejor aprendemos. Cuando conversamos, analizamos, filosofamos y ejecutamos sobre un punto en específico es cuando tenemos mejores oportunidades de explotarlo a nuestro favor. Y esto es lo que sí hacemos.

Mucha gente nos escribe para pedirnos información para inscribirse lo cual siempre me sorprende porque TODA la información que puedas necesitar esta en el sitio web y en el documento de cada programa. La psicología dice que lo que en realidad están buscando es seguridad de que todo está bien, de que están tomando la decisión correcta, que nada va a salir jamás mal con la decisión que están tomando. No seas una persona así. Toma decisiones cada vez de forma más autónoma sin ser tan aprehensivo.

Todo esto lo digo con amor porque no se trata de vender cursos por vender cursos, sino de crear una verdadera experiencia universitaria moderna que te dé elementos para mutar a una versión personal más genuina, más poderosa que se entiende a sí misma y que puede combatir todo aquello con lo que se quiere sabotear.

Al momento de escribir estas líneas hemos rebasado los primeros cien alumnos de este instituto digital y me siento orgulloso de decirte que la estamos pasando genial y sobre todo, avanzando todos de manera ganadora.

Si ya eres parte de nivelPAD, comparte aquí en los comentarios algunas notas de tu experiencia con los que están decidiendo integrarse a nosotros.

Encuentra a una tribu que te va a fascinar llena de gente positiva, profesional y global.

Hace poco recibí una pregunta bonita: «¿Me puedo inscribir para tomar los cuatro programas de forma simultánea?». Caray. Esa es la actitud.

Claro. Siempre podemos hacer todo lo que queremos hacer, es sólo que a veces no nos damos permiso. Date permiso para recibir críticas de amigos y familiares cuando les platiques que te inscribiste a algo raro sin validez oficial llamado «nivelPAD» de un tipo loco que publica ideas extrañas en internet.

Sé audaz. Y selo ahora: www.nivelPAD.com

– A.

Progresos geniales de la economía espacial.

La economía espacial está teniendo un progreso genial. Virgin Orbit pronto se unirá al lote de compañías que pueden hacer exitosos lanzamientos privados con carga. SpaceX y BlueOrigin ganaron un contrato para ayudar a construir el regreso de Estados Unidos a la luna dejando atrás a incumbentes de la vieja guardia como Boeing. Las constelaciones satelitales están de moda hoy. Es triste que estén jodiendo el trabajo de los astrónomos, pero ya están haciendo correcciones. Se está volviendo más barato que las startups envíen porquerías al espacio cercano. También hay serios temas legales y regulatorios pero así es siempre con la nueva tecnología. Tendremos películas de Hollywood filmadas en el espacio. Tom Cruise está negociando con la NASA filmar en la Estación Espacial Internacional. Las agencias publicitarias pronto le seguirán seguramente la pista. Axiom está vendiendo boletos para pasar 10 días en un módulo básico adjunto a la EEI. Cincuenta y cinco millones de dólares. Tendremos soluciones creativas como el Internet Interplanetario basado en el nuevo estándar DTN, organizaciones internacionales nuevas para monitorear la actividad global en el espacio y, bueno, nuevas maneras de acercarnos a estas cosas. Cuando escucho estudiantes emocionados por obtener trabajos en PEMEX (una empresa petrolero del Estado mexicano terriblemente administrada) como si fuera el máximo logro en la vida, quiero darles un puñetazo con amor. Deberíamos emocionarnos por las cosas que están ocurriendo en reinos como el de la economía espacial para tener una oportunidad genuina de mover a nuestro país en la dirección correcta.

Space economy is making great progress. Virgin Orbit is soon joining the batch of companies that can privately make successful payload launches. SpaceX and Blue Origin won a contract to help build the US return to the Moon leaving old guard incumbent Boeing out. Satellite constellations are a thing now. Sad they’re fucking with astronomers’ work but corrections are being made. It’s getting cheaper for startups to send shit into near space. There are also serious law and regulatory issues but that’s how it always is with new tech. We’ll have Hollywood films made in space. Tom Cruise is negotiating with NASA to shoot in the International Space Station. Ad agencies will surely follow his cue too. Axiom is selling tickets to spend 10 days in a basic module attached to the ISS. Fifty-five million bucks. These are very exciting times to think in terms of the new human frontier. We’ll get creative solutions like the Interplanetary Internet based on the new DTN standard, new international organizations to monitor global space activity and well, new ways of approaching things. Whenever I hear students excited to get jobs at PEMEX (a horribly run Mexican state oil company) I want to punch them in the mouth, love and all. We should be excited about the things happening in the space economy realm to have a fighting chance to move our country in the right direction.

«Downsizing».

Me fascinó «Downsizing», una película con Matt Damon y Christoph Waltz. La actuación de Hong Chau, bueno, espectacular. Debo admitir que abandoné la película en la primera media hora. La premisa de reducir nuestro tamaño a cinco pulgadas y hacer que todo luciera idílico no terminaba de convencerme. No entendí por qué dos actores tan reconocidos ganadores del Oscar se habían involucrado en esto, pero después de la escena de la gran fiesta del vecino, de repente ya era otra película, una muy profunda. Gran sátira y algo perturbadora en su mensaje con respecto a los días que vivimos.

Hazlos sentir orgullosos.

Publica en redes sociales entendiendo que esos son los pensamientos, acciones e imágenes que más probablemente verán tus futuras generaciones familiares. Hazlos sentir orgullos para entonces siendo inteligente hoy.

Post on social media knowing those are more likely the thoughts, actions, and pics your future family generations will see. Make them proud then by being smart now.‬

Autoempleo.

Un negocio —en mi diccionario personal— es algo que puedes dejar andando y que no se viene abajo sin ti. Es una estructura que puede mantenerse en operación e incluso crecer fuera de tu influencia diaria y directa. Muchas personas tienen autoempleos que confunden con negocios. El contador con un despacho donde él es el experto principal, el médico con un consultorio en el cual todos quieren citas únicamente con él, etcétera. Los autoempleos no están mal. Todos necesitamos pasar por ahí si queremos construir empresas. Ser el hombre orquesta —aquel que toca todos los instrumentos en una banda— nos entrena en muchas cosas. Cuando inicié mi primer negocio yo abría puntualmente, barría, hacía el marketing, atendía a los prospectos, respondía el teléfono, daba las clases, contrataba a los recepcionistas, lidiaba con el pago de todos los servicios y era el último en irme para cerrar el local. El truco está en ejecutar todo esto sólo por un breve tiempo para que no nos atrape la inercia. A partir de ahí delegamos las actividades menos relevantes y con el tiempo cedemos a otros acciones más y más estratégicas de la compañía. No te engañes. Si ahora entiendes que no tienes un negocio sino un autoempleo, toma decisiones duras e inteligentes al respecto.

Cómo compartir en redes sociales.

Compartir un post sin un comentario es como pedirle a un amigo que escuche al azar alguna conversación telefónica que estemos teniendo sin darle ningún contexto.

Sharing a piece of online content without a comment is like asking a friend to listen to a random phone conversation we are having without giving them context. ‬

Estamos aquí para hacer más.

Cada humano que hagas parte de tu equipo debería multiplicar tu ejecución. No contrates a personas de alto mantenimiento. Más importante: no seas de alto mantenimiento. Personas de alto mantenimiento: quieren una palmada y un reconocimiento cada vez que hacen aquello por lo que les pagan. Sé que esto suena frío, pero debería haber un contrapeso al mundo de «vamos a tomarnos todos de las manos y no lastimar los sentimientos de nadie, no importa si no cumplimos, no importa si no elevemos el nivel». Los amo, equipo. Pero tenemos que lograr la meta. Tenemos que elevar el nivel. No somos vacas. No somos peces. Estamos aquí para hacer más.

Each human you make part of your team should multiply your execution. Do not hire high-maintenance people. More important: don’t be high-maintenance. High-maintenance people: they want a pat and a certificate of achievement every single time they are done with something they are paid to do. I know this sounds cold, but there should be a counter-balance to the world of «lets all hold hands together and not hurt anyone’s feelings, doesn’t matter if we never deliver, doesn’t matter if we don’t raise the bar». I love you, guys. But we have to deliver. We have to raise the bar. We’re not cows. We’re not fish. We’re here to do more.

Etiqueta digital.

‪Si la persona con el cargo más alto en la reunión en Zoom ha encendido su cámara, es etiqueta digital de negocios que uses la tuya también.

If the highest-ranking person in the Zoom meeting has turned on their camera, it’s just basic digital business etiquette that you use yours, too.‬

Starbuck’s business model.

Hablemos del modelo de negocios de Starbucks. Cada foto contiene una explicación.

Let’s talk about Starbuck’s business model. There’s an explanation in each picture.

1/ El modelo de negocios de Starbucks se trata más acerca de rentar micro-espacios a inquilinos hiper-temporales que vender café. Starbucks te permite usar su espacio «gratis» porque lo estás pagando de tres posibles formas:

1/ Starbucks business model is more about renting micro-space to hyper-temporary tenants than selling coffee. Starbucks allows you to use its space «for free» because you’re really paying for it in three possible ways:

2/ La primera es obvia: les compras algo; la segunda manera en que pagas sin darte cuenta es trabajando como un modelo de campaña continua de marketing en vivo y callejero al sentarte ahí (nos atraen más los lugares llenos de gente); la tercera es trayendo más potenciales clientes cuando organizamos reuniones ahí.

2/ The first is obvious: you buy something from them; the second way you pay without noticing is working as a model for its ongoing, live, street marketing campaign by sitting there (we’re more drawn to places full of people); the third is bringing more potential customers when you set your meetings there.

3/ Cuando abres un café y piensas que a la gente le gustará más porque el sabor de tu bebida es mejor que el de Starbucks, te estás equivocando. Desarrolla una comunidad. Esto no lo logras si te encabronas cuando alguien se sienta solamente a leer un libro sin comprarte nada.

3/ When you open your #coffeehouse and think people’ll like it better than Starbucks because your coffee’s flavor is great, you’re missing the point. Develop a community. You don’t do this if you get pissed off at somebody who only sits to read their book without buying anything.

4/ Utiliza también tanto espacio como sea posible para la gente, no para tu operación. El 80% del espacio de Starbucks es para mesas y sillas. Los cafés locales son 80% de espacio para su operación y unas pocas mesas y sillas en donde se pueda del espacio que queda.

4/ Also, use as much space as possible for people, not for your operation. Starbuck’s 80% space for tables and chairs. Local cafés are 80% room for the operation and a few chairs and tables somewhere in the remaining space.



Desmenuzar situaciones extraordinarias.

Si puedes desmenuzar situaciones extraordinarias en piezas pequeñas en tiempo real como reacción predeterminada cada vez que golpean a tu puerta, hombre, este mundo es tuyo.

If you can break shocking issues down to small pieces in real time as a first reaction every time they hit your door, boy, is this world yours.

Cuando tu universidad no es Harvard.

De nada sirve leer libros con ideas geniales y regresar a la vida normal pensando que sí, está bien todo eso, pero aquí eso no se puede por esto y por aquello. Es como ver muchas comedias románticas y pensar que no, no hay absolutamente nadie en este mundo con quien puedas reír y pasarla fantástico en todos lados nada más porque sí.

Suelo platicar con muchos jóvenes que estudian en la universidad de la que egresé. Siempre les digo que ese lugar es maravilloso cuando nos permitimos aprender muchas de las cosas técnicas de sus diversos programas. Les advierto también que tienen mucho, mucho en contra al estar ahí. Y una de esas cosas es que se casan con la idea de que ahora tienen una «educación universitaria» y que eso es bueno, cuando en realidad no estamos calibrando bien el asunto. Me explico. Una educación «superior» siempre va a ser mejor a no exponernos a temas complejos, claro. Pero no todas las instituciones son iguales.

¿Cuántos de los profesores en nuestras universidades están produciendo podcasts, escribiendo artículos en su blog en inglés, viajando constantemente a eventos de alto nivel, lanzando compañías y aprendiendo sobre temas de alta tecnología independientemente de su área? Muy pocos. Mi alma mater no es Harvard, por mucho que la adoro. Y entender esto me ha dado la oportunidad de ir llenando todos esos espacios que no recibí en mi formación.

La mayoría de nuestros maestros son personas que buscan certidumbre y estabilidad en un empleo de tiempo completo. Son usualmente buenas personas, enfocadas en un entorno académico de estudio, enfoque y aislamiento social natural. Cuando consideramos sagrado todo lo que nos dicen o vemos su comportamiento como el pináculo del éxito profesional, bueno, nos quedamos con muchas zonas por desarrollar en nuestra personalidad y ejecución.

Estas son algunas cosas que nos sabotean y que aprendimos en nuestra universidad que no es Harvard:

[1] Pensar muy localmente. La meta es obtener un gran trabajo en la fábrica local más famosa porque «ahí pagan bien». No hay nada de aventar la mente para irnos a California a trabajar a Tesla o conseguir una práctica profesional en Spotify en Suecia. Esta mentalidad la aplicamos después cuando queremos abrir un negocio porque sólo pensamos en hacerlo en nuestra ciudad en lugar de diseñarlo libre de paredes geográficas.

[2] Ejecutar lento y en orden. Si te entrenas a que tienes seis meses para aprobar una materia y que todo ya está claro en cómo lo vas a lograr (con un gran proyecto, aprobando tres de los cinco exámenes, sobornando al profesor) pues te tomas los seis meses de forma tranquila y te entrenas en ser así, en lugar de desarrollar un sentido de urgencia que en el mundo profesional corporativo de alto nivel y en el mundo del emprendimiento tecnológico global son la norma.

[3] Hacer equipo con tus amigos. Jamás investigas cuáles compañeros de otras carreras o semestres que no conoces podrían ser geniales para tu proyecto. Sólo recurres mentalmente a solucionar cualquier cosa con los siete que conoces y que están disponibles para «armar el equipo». Esto lo llevamos más adelante donde no somos curiosos profesionalmente y por lo tanto no hacemos networking con otros departamentos de la empresa y mucho menos nos inscribimos a cursos raros de temas exóticos para nosotros donde podríamos generar serendipia que nos haga tener una red poderosa.

[4] Presionarnos con muy poco en nuestro plato. Llevamos cinco materias de las cuales dos tienen maestros estrictos y copiamos la narrativa de nuestros compañeros de que «es un semestre difícil» y no podemos hacer nada más. No hay manera de que insertes gimnasio, novia, idiomas, equipo deportivo, libros, organización de eventos y voluntariado en alguna organización porque es un «semestre muy difícil». De alguna forma mágica logras tener tiempo para ver miles de pendejadas en YouTube y Netflix y salir al antro a emborracharte y lucir tonto pensando que te ves galán y que vas a ligar. Y luego dices tonterías como que al egresar quieres emprender con una startup con una gran idea que tienes pero jamás te has entrenado en el verdadero ritmo de una startup que es así, con decenas y decenas y decenas de pelotas en el aire a diario que requieren tu atención.

[5] Esperar hasta egresar para ver cómo vamos a ganar dinero. Porque de alguna manera el orden ficticio que nos han implantado que es el correcto dice que primero «debes prepararte» y ya luego «salir al mundo». Todas esas son historias. Si tienes diecisiete años y ya sabes usar Tor para que tu papá no vea el acceso a tus sitios porno en el tráfico de la red Wi-Fi de tu hogar, ¿por qué demonios no estás vendiendo cursos, creando sitios, ayudando en apps, contribuyendo con código en GitHub, haciendo un portafolio en Bēhance, colocando tus skills al mejor postor en fiverr, vendiendo tickets en el cine local? Deja de creer esas tonterías de «es que lo más importante es el estudio y no queremos que te distraigas» que te dicen tus papis y abuelitos. No. Lo más importante es que te canses, estés incómodo y aprendas mucho en la edad en que tienes la energía física para hacerlo. 

Te quiero, querido universitario. Y desearía que alguien me hubiese ayudado a tu edad a expandir mi visión de la vida con palabras claras. A veces fantaseo en la cantidad de decisiones diferentes y ganadoras que habría tomado si en aquellos instantes hubiese entendido mucho de lo que ahora puedo ver.

Tú no fantasees.

No culpes a tu universidad porque no te está dando esto o aquello. Te da lo que puede y tiene. No culpes a tus maestros por no ser de cierta manera. Hacen una parte del trabajo. Es tu vida y para que sea genial debes tomar toda la responsabilidad de lo bueno y malo que hay en ella.

Ejecuta como todo un pro.

Respuestas lentas y políticas.

Las portadas impresa y digital del New York Times hoy. Las cifras de México han estado dos o tres semanas atrás con respecto a las de Estados Unidos hasta ahora. Ambos gobiernos fervientes nacionalistas comparten mucho en común en sus respuestas lentas y bastante cargadas políticamente. Tristemente creo que aquí es a donde nos dirigimos.

‪Today’s New York Times’ print and digital covers. #Mexico‘s figures have been two or three weeks behind the USA so far. Both fervent nationalistic countries share a lot in common in their slow, highly politically-charged responses. I sadly believe this is where we’re heading to. ‬

Empuja a otros.

«Enseño a personas mayores a usar apps populares como WhatsApp, Facebook, Instagram y otras. Soy paciente y el método es vía telefónica. Me ponen en altavoz y los voy guiando paso a paso con términos sencillos. Lo hago para sistemas Android y iPhones. Si quieres regalar un entrenamiento genial a tu papá o abuelito, cuenta conmigo. Cobro cincuenta pesos mexicanos la hora y tengo flexibilidad para muchos horarios desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche de lunes a domingo».

Estoy pensando en un alumno universitario, en una persona que pasa el tiempo en casa. Cincuenta pesos mexicanos puede parecer nada para un profesional consumado, pero hace la diferencia para mucha gente que si logran colocar tres o cinco horas al día de este tipo de asesorías, bueno, les cambia el panorama a algo mejor.

Mucha gente necesita apoyo para migrar a un comportamiento digital. Ayúdalos.

Sé amable. Paciente. Guía. Y verás cómo te empiezan a recomendar.

Usa el primer párrafo de este texto como plantilla para colocar ya tu anuncio de forma abierta en tu Facebook y grupos de WhatsApp de amigos y vecinos.

De nada. Soluciona. Muévete. Contribuye. Salte de la inercia. Genera. Y empuja a otros.

– A.

Qué han hecho para aplanar la curva.

Los países más excepcionales aplanando la curva. ¿Qué los ayudó? Una población disciplinada, uso de la tecnología, respuesta inmediata a la amenaza, decisiones basadas en datos. Tambien, por supuesto, su tamaño y ubicación les hicieron fácil pelear, incluso así…

The most exceptional countries flattening the curve. What helped them? A disciplined population, technology use, prompt answer to the threat, data-based decisions. Also, of course, their size and location made it easier to fight back, still…‬

Menos de diez mil pesos mexicanos al mes.

La primera vez que recibí un pago por mi trabajo fue, no sé, a los nueve o diez años. Acompañé a mi abuelo a pescar en altamar y al final de la jornada me dio dinero después de la venta que hicimos en el mercado local. Luego cuando tenía quince años trabajé un verano como mensajero en bicicleta. Repartía citatorios legales por toda la ciudad. Terminaba muerto y decepcionado, pues nadie quería firmar de recibido. Después me convertí en el chico “experto” en computadoras entre familiares y conocidos y me pagaban por hacer particiones, respaldos, instalar tarjetas, quitar los virus y todas esas cosas. Luego —en mil novecientos noventa y ocho— aprendí a hacer sitios web. Tuve mis primeros clientes vía correo electrónico y teléfono. Entré a la universidad y varios semestres ya inmerso conseguí dar algunas horas de clases de inglés a la semana. Con los años me convertí en jefe de los que daban clases de inglés. Y subiendo en aquella pequeña escalera corporativa, renuncié y comencé a emprender. Si después de mucho esfuerzo al día ganas menos de diez mil pesos mexicanos al mes, tengo toneladas de hacks con los que puedes combatir con éxito este frustrante asunto.

Micro-juego.

No importa cuántas veces haya pedido a mis niños de dos y cuatro años que no entraran a mi oficina en casa “porque estoy trabajando”: siguieron haciéndolo. Esto fue lo más frustrante al inicio de la experiencia pandémica. Poco a poco he aprendido a beneficiarme de su micro atención a las cosas. Entran, sonríen y solicitan lo que sea que quieren que haga con ellos. Esto va desde hacerlos volar como abejas o aviones hasta bailar un vals o fingir que somos mejores amigas con nuestras muñecas Barbie. La de cuatro tiene todas las ideas: es una chiquita inteligente. El de dos le sigue la pista, sólo es un hermoso bebé. Micro-juego con ellos: jugamos a lo que sea que quieran pero solamente en pedazos de cinco minutos. Pensé que mi trabajo sufriría por las interrupciones, pero las pausas me energizan. Los tres somos los más felices. Luego regresan a lo que sea que están haciendo con mamá. Esto ocurre cada treinta o sesenta minutos y entre unas cinco y ocho veces al día. Micro-jugar me hace sentir como un buen padre. Es buena negociación: todos más o menos obtenemos lo que necesitamos. Por supuesto, no se puede vivir una dieta de micro-juegos todo el tiempo. Hacemos espacio para formas más largas de juego varias veces a la semana. Tampoco su aparición en mi oficina es siempre conveniente: necesito espacios de tiempo más largos para mi investigación y redacción. Sucede que a este confinamiento le quedan todavía varias semanas, así que tenemos que abrazar maneras originales de moldear nuestras interacciones. Los horarios y rutinas bien definidos del mundo pre COVID-19 han muerto. Es hora de pensar diferente. Y por cierto, usualmente leo muchos consejos para padres y escuela en casa, pero aunque la mayoría son buenos, usualmente no se mezclan realmente bien con el hecho de que estamos criando a los dos pequeños niños de los que ya les hablé más un adolescente. De cualquier forma, es bastante divertido cuando no es estresante. 

It doesn’t matter how many times I asked my four and two year-olds not to get into my home office “because I’m working”: they kept at it. This was the most frustrating thing at the beginning of this pandemic experience. Little by little I have learned to take advantage of their micro-span of attention. They get in, smile, and request whatever it is they want me to do with them. This ranges from making them fly like bees or airplanes to waltz dancing or pretending we are BFFs with our Barbie dolls. The four year-old has all the ideas: she’s a smart little girl. The two year-all follows her cue since he’s just a cute little baby. I do micro-playing: I play whatever they want but only in five minute chunks. I thought my work would suffer from the interruptions, but these pauses get me all energized. The three of us are the happiest. Then they get back to whatever it is they’re doing with mom. This happens every thirty or sixty minutes and between five and eight times a day. Micro-playing makes me feel like a good parent. It’s also good negotiation: we all kind of get what we need. Of course, we cannot live on a micro-playing diet 24/7. We make room for longer forms of playing many times a week. Also, their showing up in my office isn’t always convenient: I do need longer chunks of my own to do my research and writing. The thing is, this confinement is still many weeks on, so we have to embrace original ways to shape our interactions. The very defined schedules and routines from the pre COVIDー19 world are gone. It’s time to think anew. And by the way, I usually read a ton of advice on parenting and homeschooling, but although most of it is nice, it doesn’t really mix well with the fact that we’re raising the two little children I talked to you about plus one teen. Anyways, it’s really fun when’s not stressful.

Simplemente más audaces.

La mayoría de la gente que admiro no son realmente más inteligentes que tú o que yo. Simplemente son más audaces. La vida los premia por arriesgarse al ir mucho más allá en términos intelectuales, emocionales y físicos impensables para muchos.

Most people I admire are really not smarter than you and me. They simply are bolder. Life rewards them for risking going the extra-mile in intellectual, emotional, and physical ways unthinkable to many.‬