L&L

Ante el ataque de un oso, un par de amigos saben que uno morirá. El truco para sobrevivir es no pensar en ganarle la carrera al animal salvaje sino en ganar la carrera al compañero. Éste es un clásico con el cual me gustaría presentarte la idea de la importancia de tu marketing personal.

No necesitas ser más chingón que un influencer con millones de followers para beneficiarte y obtener oportunidades geniales gracias a internet. Tienes que hacer lo mismo que el oso y tu compañero: dejar rápido atrás a tu círculo, lo cual es fácil porque seguramente todo les da pena y piensan que esto de las redes sociales es para pasar el rato y tontear nada más. Esto no te lo digo desde una posición teórica sino desde la microfama que he adquirido sin ser guapo, genio o ultra-millonario.

Para dejar atrás a tus colegas, bueno, no actúes ni pienses como ellos. Casi toda la gente piensa lento y local (L&L). Y cuando ejecutan lo hacen igual. Si tan sólo abordas todo el tiempo tu mentalidad y acción de forma contraria, te sorprenderás.

Pensar global es usualmente visto como algo exótico por el tipo que no se esfuerza ni le interesa ser cosmopolita o sofisticado en su entendimiento de la vida. Ejecutar rápido va en contra del acondicionamiento académico que hemos recibido donde los objetivos se miden de año en año o de semestre a semestre cuando mucho. Resumen: no pienses ni actúes L&L sino todo lo contrario todo el tiempo.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.