Ligero pero poderoso.

Llevo años con intentos de lanzar una universidad. TAB University fue una de esas aproximaciones en su momento. Waterhouse Center me ha enseñado enormidades en términos de administración educativa. La nueva versión de mi idea es algo ligero pero poderoso. No se trata de entregar al final un diploma sino de taladrar efectivamente skills como la ecuanimidad, redacción profesional y creativa, diseño, mentalidad internacional, negociación, técnicas avanzada de lectura, inglés empresarial, marketing personal, emprendimiento B2C y B2B, nociones fuertes de tecnología, futuros, reclutamiento, actuación exponencial y management. En mi mente, los clientes pueden acceder desde una hasta tres materias al mes con contenido pre-establecido, sesiones en vivo conmigo y amigos expertos invitados. Hay un fuerte networking entre los participantes que son universitarios visionarios, profesionistas ambiciosos y emprendedores determinados. Tenemos foros para hablar de diversos temas de actualidad, libros, tenemos reuniones casuales y challenges para exponer lo que hemos discutido. Mucho del contenido en español pero sin hacer dramas porque algunas cosas estén en inglés. Una vez al año nos reunimos presencialmente al amparo de la BMC para cenar, convivir y tomarnos las selfies de rigor. Establecemos capítulos representativos en diversas ciudades. No tengo definido el nombre de esto, pero lo que sí sé es que cada vez el asunto me «fastidia» más y más en la regadera, en las pausas del Work-From-Home, al hacer ejercicio, en la cama. Trabajo con miles de personas a la semana en diferentes modalidades. Tal vez es hora de institucionalizar toda esta instrucción que hago. Pienso en mis críticos acérrimos que hablarían de las razones por las cuales otro esfuerzo de este tipo en línea ya no es necesario cuando existen tal, tal y tal que ya hacen esto pero pienso que no, que lo que hacen es limitado a profesiones/especializaciones técnicas y que eso está bien pero que lo que yo estoy proponiendo es algo complementario y necesario: ¿quién nos entrena fuertemente a ser ecuánimes? ¿a abrir el panorama? Mi idea no es ser una universidad llena de profesores teóricos sino de veteranos que se han partido el alma en la trinchera de hacer cosas y que regresan a hablarnos con la propiedad que las cicatrices regalan. Y empujar todo esto en modo casual, ganador, no premiando asistencias ni entrega de tareas sino aplaudiendo una ejecución efectiva y la actitud de alto desempeño. Caray, que hagamos las cosas con sofisticación y visión, de forma moderna, no en la modalidad de la vieja guardia que ya dió de sí. Necesito voluntarios para coordinar las iniciativas, paying customers, ejecutores veteranos y así. Ah, y un buen nombre para todo este asunto. Estoy en hola@aaronbenitez.com.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.