Ingeniero de la vida.

A. Estar en la fiesta.

B. Hacer contacto visual.

C. Sonreír.

D. Repetir esto tres o cuatro veces.

E. Acercarte.

F. Platicar breve y agradablemente.

G. Obtener su número.

H. Despedirte bien.

I. Platicar por teléfono otro día.

J. Varios días.

K. Ir al café.

L. Varios cafés.

M. Cine. Varias películas.

N. Mano.

O. Brazo.

P. Mano. Mano.

Q. Besos.

R. Cenas.

S. Romance.

T. Etcétera.

Piensa en términos de ingeniería y trata de acomodar todas las situaciones de tu vida como si fueran bloques interconectados de un sistema. Imagina que los pasos descritos arriba están enlazados de forma lineal y son el camino estándar que alguien ha recorrido en sus noviazgos.

Cuando esta personita hipotética se siente frustrada porque no ha conseguido formar una familia y dice que tiene “mala suerte con las mujeres” está enfocando de forma equivocada el asunto, sobre todo si en el ochenta por ciento de sus relaciones llega al paso “S” del proceso. Ahí es donde se caen las cosas. Lo que debe hacer es desmenuzar ese paso en algo así:

S. Romance
S.1 Irse de vacaciones.
S.2 Conocer a los padres.
S.3 Vivir juntos.

Y entender que ahí, entre S.1 y S.3 es donde está perdiendo a sus clientes, alias potenciales esposas.

Tal vez es demasiado intenso pedirle a la chica salir del país por dos meses cuando llevan apenas tres semanas a los besos. Tal vez luce demasiado desesperado invitarla a la reunión de domingo en tu casa con cincuenta familiares “para que te conozcan”. Tal vez es demasiado demandante pedirle vivir juntos cuando, bueno, no se conocen mucho realmente.

No quiero solucionar tu soltería. Tal vez tú tampoco. Mi punto es explicarte que generalizar un error te impide atacarlo como todo un pro. Pensar cosas como “no tengo suerte”, “no hay trabajo”, “nadie me quiere”, “esta crisis cortó todas mis oportunidades” no te ayuda en nada. Haz un diagrama de bloques con cada paso del proceso que quieres conquistar y determina genuinamente dónde está el problema. Una vez identificado, agrega todo el TAD (tiempo, atención, dinero) que puedas para desbloquear el asunto.

Abordar las cosas de esta forma te convierte en una especie de ingeniero de la vida.

Y esto sirve para pasar al siguiente nivel.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.