Cada cien, ciento cincuenta años.

En 1918 durante la Gripe Española (por la cual murieron cincuenta millones de personas en todo el mundo) el teléfono se presentó primero como una gran solución para que las personas en cuarentena no estuvieran aisladas. Sin embargo, la tecnología era de tal limitación que se requería una gran cantidad de operadoras para conectar las llamadas y bueno, las chicas que usualmente tomaban estos trabajos cayeron enfermas también. AT&T tuvo que enviar cartas a sus clientes pidiéndoles por favor que sólo utilizaran el servicio si era absolutamente necesario. Y la gente tenía que justificar su llamada al interactuar con una operadora para recibir autorización y conexión. El equivalente hoy es que Netflix y YouTube están bajando la calidad de su video para que internet no colapse. Hubo bodas telefónicas entonces y hoy hay bodas vía Zoom. La gente usaba tapabocas y bueno, muchos otros paralelismos interesantes. Ray Dalio dice que estas cosas nos toman por sorpresa porque nuestro corto rango de vida nos hace pensar que son únicas cuando en realidad son situaciones que vienen en ciclos cada cien, ciento cincuenta años más o menos. La buena noticia es que después de la terrible pandemia del siglo pasado la década de los veintes fue fantástica en términos de crecimiento. Get ready.

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué opinas? Únete a la conversación.