Progresos geniales de la economía espacial.

La economía espacial está teniendo un progreso genial. Virgin Orbit pronto se unirá al lote de compañías que pueden hacer exitosos lanzamientos privados con carga. SpaceX y BlueOrigin ganaron un contrato para ayudar a construir el regreso de Estados Unidos a la luna dejando atrás a incumbentes de la vieja guardia como Boeing. Las constelaciones satelitales están de moda hoy. Es triste que estén jodiendo el trabajo de los astrónomos, pero ya están haciendo correcciones. Se está volviendo más barato que las startups envíen porquerías al espacio cercano. También hay serios temas legales y regulatorios pero así es siempre con la nueva tecnología. Tendremos películas de Hollywood filmadas en el espacio. Tom Cruise está negociando con la NASA filmar en la Estación Espacial Internacional. Las agencias publicitarias pronto le seguirán seguramente la pista. Axiom está vendiendo boletos para pasar 10 días en un módulo básico adjunto a la EEI. Cincuenta y cinco millones de dólares. Tendremos soluciones creativas como el Internet Interplanetario basado en el nuevo estándar DTN, organizaciones internacionales nuevas para monitorear la actividad global en el espacio y, bueno, nuevas maneras de acercarnos a estas cosas. Cuando escucho estudiantes emocionados por obtener trabajos en PEMEX (una empresa petrolero del Estado mexicano terriblemente administrada) como si fuera el máximo logro en la vida, quiero darles un puñetazo con amor. Deberíamos emocionarnos por las cosas que están ocurriendo en reinos como el de la economía espacial para tener una oportunidad genuina de mover a nuestro país en la dirección correcta.

Space economy is making great progress. Virgin Orbit is soon joining the batch of companies that can privately make successful payload launches. SpaceX and Blue Origin won a contract to help build the US return to the Moon leaving old guard incumbent Boeing out. Satellite constellations are a thing now. Sad they’re fucking with astronomers’ work but corrections are being made. It’s getting cheaper for startups to send shit into near space. There are also serious law and regulatory issues but that’s how it always is with new tech. We’ll have Hollywood films made in space. Tom Cruise is negotiating with NASA to shoot in the International Space Station. Ad agencies will surely follow his cue too. Axiom is selling tickets to spend 10 days in a basic module attached to the ISS. Fifty-five million bucks. These are very exciting times to think in terms of the new human frontier. We’ll get creative solutions like the Interplanetary Internet based on the new DTN standard, new international organizations to monitor global space activity and well, new ways of approaching things. Whenever I hear students excited to get jobs at PEMEX (a horribly run Mexican state oil company) I want to punch them in the mouth, love and all. We should be excited about the things happening in the space economy realm to have a fighting chance to move our country in the right direction.

Autoempleo.

Un negocio —en mi diccionario personal— es algo que puedes dejar andando y que no se viene abajo sin ti. Es una estructura que puede mantenerse en operación e incluso crecer fuera de tu influencia diaria y directa. Muchas personas tienen autoempleos que confunden con negocios. El contador con un despacho donde él es el experto principal, el médico con un consultorio en el cual todos quieren citas únicamente con él, etcétera. Los autoempleos no están mal. Todos necesitamos pasar por ahí si queremos construir empresas. Ser el hombre orquesta —aquel que toca todos los instrumentos en una banda— nos entrena en muchas cosas. Cuando inicié mi primer negocio yo abría puntualmente, barría, hacía el marketing, atendía a los prospectos, respondía el teléfono, daba las clases, contrataba a los recepcionistas, lidiaba con el pago de todos los servicios y era el último en irme para cerrar el local. El truco está en ejecutar todo esto sólo por un breve tiempo para que no nos atrape la inercia. A partir de ahí delegamos las actividades menos relevantes y con el tiempo cedemos a otros acciones más y más estratégicas de la compañía. No te engañes. Si ahora entiendes que no tienes un negocio sino un autoempleo, toma decisiones duras e inteligentes al respecto.

Starbuck’s business model.

Hablemos del modelo de negocios de Starbucks. Cada foto contiene una explicación.

Let’s talk about Starbuck’s business model. There’s an explanation in each picture.

1/ El modelo de negocios de Starbucks se trata más acerca de rentar micro-espacios a inquilinos hiper-temporales que vender café. Starbucks te permite usar su espacio «gratis» porque lo estás pagando de tres posibles formas:

1/ Starbucks business model is more about renting micro-space to hyper-temporary tenants than selling coffee. Starbucks allows you to use its space «for free» because you’re really paying for it in three possible ways:

2/ La primera es obvia: les compras algo; la segunda manera en que pagas sin darte cuenta es trabajando como un modelo de campaña continua de marketing en vivo y callejero al sentarte ahí (nos atraen más los lugares llenos de gente); la tercera es trayendo más potenciales clientes cuando organizamos reuniones ahí.

2/ The first is obvious: you buy something from them; the second way you pay without noticing is working as a model for its ongoing, live, street marketing campaign by sitting there (we’re more drawn to places full of people); the third is bringing more potential customers when you set your meetings there.

3/ Cuando abres un café y piensas que a la gente le gustará más porque el sabor de tu bebida es mejor que el de Starbucks, te estás equivocando. Desarrolla una comunidad. Esto no lo logras si te encabronas cuando alguien se sienta solamente a leer un libro sin comprarte nada.

3/ When you open your #coffeehouse and think people’ll like it better than Starbucks because your coffee’s flavor is great, you’re missing the point. Develop a community. You don’t do this if you get pissed off at somebody who only sits to read their book without buying anything.

4/ Utiliza también tanto espacio como sea posible para la gente, no para tu operación. El 80% del espacio de Starbucks es para mesas y sillas. Los cafés locales son 80% de espacio para su operación y unas pocas mesas y sillas en donde se pueda del espacio que queda.

4/ Also, use as much space as possible for people, not for your operation. Starbuck’s 80% space for tables and chairs. Local cafés are 80% room for the operation and a few chairs and tables somewhere in the remaining space.



Desmenuzar situaciones extraordinarias.

Si puedes desmenuzar situaciones extraordinarias en piezas pequeñas en tiempo real como reacción predeterminada cada vez que golpean a tu puerta, hombre, este mundo es tuyo.

If you can break shocking issues down to small pieces in real time as a first reaction every time they hit your door, boy, is this world yours.

Cuando tu universidad no es Harvard.

De nada sirve leer libros con ideas geniales y regresar a la vida normal pensando que sí, está bien todo eso, pero aquí eso no se puede por esto y por aquello. Es como ver muchas comedias románticas y pensar que no, no hay absolutamente nadie en este mundo con quien puedas reír y pasarla fantástico en todos lados nada más porque sí.

Suelo platicar con muchos jóvenes que estudian en la universidad de la que egresé. Siempre les digo que ese lugar es maravilloso cuando nos permitimos aprender muchas de las cosas técnicas de sus diversos programas. Les advierto también que tienen mucho, mucho en contra al estar ahí. Y una de esas cosas es que se casan con la idea de que ahora tienen una «educación universitaria» y que eso es bueno, cuando en realidad no estamos calibrando bien el asunto. Me explico. Una educación «superior» siempre va a ser mejor a no exponernos a temas complejos, claro. Pero no todas las instituciones son iguales.

¿Cuántos de los profesores en nuestras universidades están produciendo podcasts, escribiendo artículos en su blog en inglés, viajando constantemente a eventos de alto nivel, lanzando compañías y aprendiendo sobre temas de alta tecnología independientemente de su área? Muy pocos. Mi alma mater no es Harvard, por mucho que la adoro. Y entender esto me ha dado la oportunidad de ir llenando todos esos espacios que no recibí en mi formación.

La mayoría de nuestros maestros son personas que buscan certidumbre y estabilidad en un empleo de tiempo completo. Son usualmente buenas personas, enfocadas en un entorno académico de estudio, enfoque y aislamiento social natural. Cuando consideramos sagrado todo lo que nos dicen o vemos su comportamiento como el pináculo del éxito profesional, bueno, nos quedamos con muchas zonas por desarrollar en nuestra personalidad y ejecución.

Estas son algunas cosas que nos sabotean y que aprendimos en nuestra universidad que no es Harvard:

[1] Pensar muy localmente. La meta es obtener un gran trabajo en la fábrica local más famosa porque «ahí pagan bien». No hay nada de aventar la mente para irnos a California a trabajar a Tesla o conseguir una práctica profesional en Spotify en Suecia. Esta mentalidad la aplicamos después cuando queremos abrir un negocio porque sólo pensamos en hacerlo en nuestra ciudad en lugar de diseñarlo libre de paredes geográficas.

[2] Ejecutar lento y en orden. Si te entrenas a que tienes seis meses para aprobar una materia y que todo ya está claro en cómo lo vas a lograr (con un gran proyecto, aprobando tres de los cinco exámenes, sobornando al profesor) pues te tomas los seis meses de forma tranquila y te entrenas en ser así, en lugar de desarrollar un sentido de urgencia que en el mundo profesional corporativo de alto nivel y en el mundo del emprendimiento tecnológico global son la norma.

[3] Hacer equipo con tus amigos. Jamás investigas cuáles compañeros de otras carreras o semestres que no conoces podrían ser geniales para tu proyecto. Sólo recurres mentalmente a solucionar cualquier cosa con los siete que conoces y que están disponibles para «armar el equipo». Esto lo llevamos más adelante donde no somos curiosos profesionalmente y por lo tanto no hacemos networking con otros departamentos de la empresa y mucho menos nos inscribimos a cursos raros de temas exóticos para nosotros donde podríamos generar serendipia que nos haga tener una red poderosa.

[4] Presionarnos con muy poco en nuestro plato. Llevamos cinco materias de las cuales dos tienen maestros estrictos y copiamos la narrativa de nuestros compañeros de que «es un semestre difícil» y no podemos hacer nada más. No hay manera de que insertes gimnasio, novia, idiomas, equipo deportivo, libros, organización de eventos y voluntariado en alguna organización porque es un «semestre muy difícil». De alguna forma mágica logras tener tiempo para ver miles de pendejadas en YouTube y Netflix y salir al antro a emborracharte y lucir tonto pensando que te ves galán y que vas a ligar. Y luego dices tonterías como que al egresar quieres emprender con una startup con una gran idea que tienes pero jamás te has entrenado en el verdadero ritmo de una startup que es así, con decenas y decenas y decenas de pelotas en el aire a diario que requieren tu atención.

[5] Esperar hasta egresar para ver cómo vamos a ganar dinero. Porque de alguna manera el orden ficticio que nos han implantado que es el correcto dice que primero «debes prepararte» y ya luego «salir al mundo». Todas esas son historias. Si tienes diecisiete años y ya sabes usar Tor para que tu papá no vea el acceso a tus sitios porno en el tráfico de la red Wi-Fi de tu hogar, ¿por qué demonios no estás vendiendo cursos, creando sitios, ayudando en apps, contribuyendo con código en GitHub, haciendo un portafolio en Bēhance, colocando tus skills al mejor postor en fiverr, vendiendo tickets en el cine local? Deja de creer esas tonterías de «es que lo más importante es el estudio y no queremos que te distraigas» que te dicen tus papis y abuelitos. No. Lo más importante es que te canses, estés incómodo y aprendas mucho en la edad en que tienes la energía física para hacerlo. 

Te quiero, querido universitario. Y desearía que alguien me hubiese ayudado a tu edad a expandir mi visión de la vida con palabras claras. A veces fantaseo en la cantidad de decisiones diferentes y ganadoras que habría tomado si en aquellos instantes hubiese entendido mucho de lo que ahora puedo ver.

Tú no fantasees.

No culpes a tu universidad porque no te está dando esto o aquello. Te da lo que puede y tiene. No culpes a tus maestros por no ser de cierta manera. Hacen una parte del trabajo. Es tu vida y para que sea genial debes tomar toda la responsabilidad de lo bueno y malo que hay en ella.

Ejecuta como todo un pro.

Respuestas lentas y políticas.

Las portadas impresa y digital del New York Times hoy. Las cifras de México han estado dos o tres semanas atrás con respecto a las de Estados Unidos hasta ahora. Ambos gobiernos fervientes nacionalistas comparten mucho en común en sus respuestas lentas y bastante cargadas políticamente. Tristemente creo que aquí es a donde nos dirigimos.

‪Today’s New York Times’ print and digital covers. #Mexico‘s figures have been two or three weeks behind the USA so far. Both fervent nationalistic countries share a lot in common in their slow, highly politically-charged responses. I sadly believe this is where we’re heading to. ‬

Empuja a otros.

«Enseño a personas mayores a usar apps populares como WhatsApp, Facebook, Instagram y otras. Soy paciente y el método es vía telefónica. Me ponen en altavoz y los voy guiando paso a paso con términos sencillos. Lo hago para sistemas Android y iPhones. Si quieres regalar un entrenamiento genial a tu papá o abuelito, cuenta conmigo. Cobro cincuenta pesos mexicanos la hora y tengo flexibilidad para muchos horarios desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche de lunes a domingo».

Estoy pensando en un alumno universitario, en una persona que pasa el tiempo en casa. Cincuenta pesos mexicanos puede parecer nada para un profesional consumado, pero hace la diferencia para mucha gente que si logran colocar tres o cinco horas al día de este tipo de asesorías, bueno, les cambia el panorama a algo mejor.

Mucha gente necesita apoyo para migrar a un comportamiento digital. Ayúdalos.

Sé amable. Paciente. Guía. Y verás cómo te empiezan a recomendar.

Usa el primer párrafo de este texto como plantilla para colocar ya tu anuncio de forma abierta en tu Facebook y grupos de WhatsApp de amigos y vecinos.

De nada. Soluciona. Muévete. Contribuye. Salte de la inercia. Genera. Y empuja a otros.

– A.

Qué han hecho para aplanar la curva.

Los países más excepcionales aplanando la curva. ¿Qué los ayudó? Una población disciplinada, uso de la tecnología, respuesta inmediata a la amenaza, decisiones basadas en datos. Tambien, por supuesto, su tamaño y ubicación les hicieron fácil pelear, incluso así…

The most exceptional countries flattening the curve. What helped them? A disciplined population, technology use, prompt answer to the threat, data-based decisions. Also, of course, their size and location made it easier to fight back, still…‬

Micro-juego.

No importa cuántas veces haya pedido a mis niños de dos y cuatro años que no entraran a mi oficina en casa “porque estoy trabajando”: siguieron haciéndolo. Esto fue lo más frustrante al inicio de la experiencia pandémica. Poco a poco he aprendido a beneficiarme de su micro atención a las cosas. Entran, sonríen y solicitan lo que sea que quieren que haga con ellos. Esto va desde hacerlos volar como abejas o aviones hasta bailar un vals o fingir que somos mejores amigas con nuestras muñecas Barbie. La de cuatro tiene todas las ideas: es una chiquita inteligente. El de dos le sigue la pista, sólo es un hermoso bebé. Micro-juego con ellos: jugamos a lo que sea que quieran pero solamente en pedazos de cinco minutos. Pensé que mi trabajo sufriría por las interrupciones, pero las pausas me energizan. Los tres somos los más felices. Luego regresan a lo que sea que están haciendo con mamá. Esto ocurre cada treinta o sesenta minutos y entre unas cinco y ocho veces al día. Micro-jugar me hace sentir como un buen padre. Es buena negociación: todos más o menos obtenemos lo que necesitamos. Por supuesto, no se puede vivir una dieta de micro-juegos todo el tiempo. Hacemos espacio para formas más largas de juego varias veces a la semana. Tampoco su aparición en mi oficina es siempre conveniente: necesito espacios de tiempo más largos para mi investigación y redacción. Sucede que a este confinamiento le quedan todavía varias semanas, así que tenemos que abrazar maneras originales de moldear nuestras interacciones. Los horarios y rutinas bien definidos del mundo pre COVID-19 han muerto. Es hora de pensar diferente. Y por cierto, usualmente leo muchos consejos para padres y escuela en casa, pero aunque la mayoría son buenos, usualmente no se mezclan realmente bien con el hecho de que estamos criando a los dos pequeños niños de los que ya les hablé más un adolescente. De cualquier forma, es bastante divertido cuando no es estresante. 

It doesn’t matter how many times I asked my four and two year-olds not to get into my home office “because I’m working”: they kept at it. This was the most frustrating thing at the beginning of this pandemic experience. Little by little I have learned to take advantage of their micro-span of attention. They get in, smile, and request whatever it is they want me to do with them. This ranges from making them fly like bees or airplanes to waltz dancing or pretending we are BFFs with our Barbie dolls. The four year-old has all the ideas: she’s a smart little girl. The two year-all follows her cue since he’s just a cute little baby. I do micro-playing: I play whatever they want but only in five minute chunks. I thought my work would suffer from the interruptions, but these pauses get me all energized. The three of us are the happiest. Then they get back to whatever it is they’re doing with mom. This happens every thirty or sixty minutes and between five and eight times a day. Micro-playing makes me feel like a good parent. It’s also good negotiation: we all kind of get what we need. Of course, we cannot live on a micro-playing diet 24/7. We make room for longer forms of playing many times a week. Also, their showing up in my office isn’t always convenient: I do need longer chunks of my own to do my research and writing. The thing is, this confinement is still many weeks on, so we have to embrace original ways to shape our interactions. The very defined schedules and routines from the pre COVIDー19 world are gone. It’s time to think anew. And by the way, I usually read a ton of advice on parenting and homeschooling, but although most of it is nice, it doesn’t really mix well with the fact that we’re raising the two little children I talked to you about plus one teen. Anyways, it’s really fun when’s not stressful.

Teorías de la conspiración.

Las teorías de la conspiración me hacían sentir inteligente en una etapa en la que era pobre, estaba frustrado y tenía mucha cerrazón mental. Me sentía bien porque de alguna manera había accedido a conocimiento «oculto» que no estaba disponible para los «tontos ciegos» allá afuera. Cuando tomé total responsabilidad de mi vida, dejé de necesitar enemigos sin rostros, todo-poderosos e imaginarios. Abandoné la mentalidad «nosotros contra ellos». He crecido bastante desde entonces. Honestamente creo que hay una alta correlación entre la pobreza de todos tipos y la gente que cree fácilmente en cosas sin sentido. 

Conspiracy theories made me feel smart at a time when I was broke, frustrated, and narrow-minded. I felt good because I had somehow accessed «secret» knowledge that wasn’t available for the «blind idiots» out there. When I took ownership of life, I stopped needing faceless, all powerful, imaginary enemies. I abandoned the «us versus them» mindset. I’ve grown a lot ever since. I honestly think there’s a high correlation between poverty of all kinds and people who easily believe in nonsense.

Político y diplomático.

Sé el mejor político y diplomático que puedas ser cuando tu cliente esté encabronado: quédate en silencio, escucha, controla tus emociones y gana tiempo para mejorar la situación. 

Be the best politician and diplomat you can be whenever your customer’s pissed off: be quiet, listen, hold steady, and get yourself some time to better the situation.‬

Un evento grande a diario.

‪Planear y ejecutar un evento ambicioso con una fecha límite ridícula es la mejor manera de probar tus verdaderas habilidades de emprendimiento, capacidad de negocios y determinación. Si no puedes entender esto, no lances una compañía. Ser un emprendedor es organizar un evento grande a diario.

Planning and running an ambitious event with a ridiculous short deadline is the best way to test your true entrepreneurship skills, business capabilities, and grit. If you can’t fathom this, don’t launch a company. Being an entrepreneur is organizing a big event everyday.‬

Ahora es tu turno.

Wendy —doctora en psicología— pregunta a Taylor —CEO de una firma de inversiones de Wall Street— si cree en Dios. Taylor es la persona menos religiosa que puedas imaginar. Para todos los efectos prácticos es un robot. Su respuesta es un sarcástico «no». A continuación, la psicóloga saca dinero de su cartera y escribe algo en un post-it. «Quiero comprar tu alma por diez dólares y me lo tienes que firmar», extendiendo el papel hacia la inversionista. Taylor observa fríamente. No se mueve. «Ahí, en esa pausa, tienes toda la explicación de la humanidad», explica Wendy. «La separación entre el pensamiento racional y la ejecución racional. Nuestro software y nuestro hardware están desconectados». Taylor sigue de pie. Wendy está sentada en la silla ejecutiva atrás del escritorio en su genial oficina. «Tú no crees en el concepto del alma eterna y sin embargo dudaste para firmar y vendérmela». Así funciona la gente. Y como nota al margen, ésta es una de las mejores escenas en lo que va de la quinta temporada de Billions. Regresando al tema de la desconexión entre lo que entendemos y lo que hacemos, bueno, esto mismo nos ocurre todo el tiempo:

Sabes que no puedes seguir poniendo atención a las mismas personas de siempre porque te vas a mantener en el mismo nivel socioeconómico toda la vida pero incluso así continúas aceptando todas las reuniones que te ponen en frente, interactuando a diario en WhatsApp con ellos y pensando qué van a decir si haces algo raro para sus estándares. 

Sabes que la educación tradicional no te va a insertar ganadoramente en la economía actual que requiere que seas digital, minimalista, rápido y genuino. Te están enseñando a ser burocrático, pasivo y temeroso. Entiendes que esto no está bien pero aun así persigues el papel del diplomado con reconocimiento oficial diciéndote frases insulsas como «papelito habla» y «no está de más». 

Sabes que internet es una gran herramienta para hacer networking, que es un medio poderoso para adquirir habilidades, para conectar con gente de otras profesiones y ciudades, pero prefieres invertir en un costoso par de jeans a inscribirte a cursos virtuales con gente que no conoces sobre temas exóticos.

Sabes que esto del coronavirus vino a desbaratar lo que ya faltaba por ser desbaratado en términos de procesos arcaicos y burocráticos de hospitales, gobiernos, escuelas y empresas de la vieja guardia. Y sin embargo no te estás entrenando en las habilidades que sabes muy bien que se van a requerir más claramente de aquí en adelante.

No tomes esto personal. No es un regaño. Me pasa también a mí.

Sé que soy muy bueno enseñando porque mi historial de veinte años explicando temas de educación, negocios y tecnología con clientes que laboran en empresas como Microsoft, Facebook, General Electric, Oxxo y demás lo avalan. 

Sé que tengo un estilo ganador para que mis alumnos eleven su nivel. Lo he visto con colaboradores que entran a trabajar a alguna de mis compañías y pocos meses/años después salen en modo Superman a emprender por su cuenta o a trabajar en una organización mucho más grande.

Sé que una de las formas en que más puedo aportar a la sociedad —aparte de crear empresas— es construyendo espacios para que los temas geniales y necesarios conecten con las PADs que los están buscando.

Sé todo esto y durante años me he mantenido pasivo al respecto, sintiéndome bien compartiendo algunas notas aquí en redes sociales, otras en conferencias y algunas más en ciertos episodios de podcast. 

Pero sé que puedo y debo institucionalizar mi contenido de una manera mucho más inteligente y ganadora para todos.

nivelPAD es mi respuesta a esto. 

Un espacio donde voy a enseñar temas geniales al lado de mentores amigos de clase mundial.

Ya estamos andando desde hace unas semanas con el Programa #hackearlavida. Somos casi cien personas y creo que debemos ser muchas más.

Considera que nivelPAD es una universidad que no da diplomas pero sí resultados en tu mentalidad y ejecución en el largo plazo.

Futuro. Emprendimiento. Redacción. Creatividad. Diseño. Política. Marketing. Todos estos temas que son cruciales para subir de nivel, esos son en los que nos estamos enfocando.

Conoce los programas que tenemos. Créeme: te van a encantar. Y más te va a fascinar la gente que vas a encontrar, el networking poderoso que vas a tener. Deja de actuar en modo automático deseando calificaciones, tareas, exámenes y estrés cuando durante miles de años la forma en que hemos aprendido realmente es a través del análisis, la conversación, la filosofía y demás.

nivelPAD es mi manera de firmar y tomar los diez dólares para indicar que mi pensamiento lógico está conectado a mi ejecución lógica.

Ahora es tu turno. ¿Vas a encontrar más excusas para justificar tu posición mental lógica contra tu ejecución irracional?

Haz lo que tienes que hacer: www.nivelpad.com

– A.

At the online whatever it is.

‪We attended #conferences mainly for the benefits of #networking + signaling. To draw people to your online whatever, you must have a great background + personality + interesting topics. ‬In its physical format, conferences are never really entirely about the «important information» some slides are going to show. At the online whatever it is.

Las reglas cambiaron.

No construyas estructuras muy complejas, no agregues carga innecesaria a tu emprendimiento. Muchas, muchas, muchas de las cosas en las que necesitas ayuda (diseño, programación, cobranza, marketing, comunicación, soporte, etcétera) ya las puedes automatizar con software, en plataformas especializadas, con apps en modo premium. O puedes contratar freelancers en diversos marketplaces. Lo de hoy es hacer bastante con muy poca carga. No te bases en lo que le ha funcionado a quien abrió un negocio hace diez, quince, veinte años o más. Este es otro mundo. Y las reglas cambiaron —literal— de la noche a la mañana. Hay nuevas reglas: sé digital, minimalista, rápido y genuino.

Instituciones inteligentes.

La Universidad de Cambridge, Google, Twitter son organizaciones que no toman decisiones a la ligera. Todas ellas —y otras como ellas— han anunciado que extenderán el TDC (Trabaja desde Casa) para lo que resta del 2020, parte del 2021 y en algunos casos para siempre. Son instituciones inteligentes que no usan el pensamiento mágico de que todo se va a componer rápidamente. Si necesitas una pista de qué sigue, ésta es.

Cambridge, Google, Twitter are orgs that don’t make decisions lightly. They all —and others like them— have announced they’re extending WFH for 2020/2021 and forever in some cases. They are smart, no wishful-thinking institutions. If you need a clue on what’s next, this is it.‬

Liderazgo de alto desempeño.

Uno de mis últimos viajes antes del Gran Confinamiento fue a Monterrey donde aproveché para grabar este episodio que creo que te va a gustar. Después de escucharlo cuéntame aquí en los comentarios qué nota resonó más en ti (-:

https://open.spotify.com/episode/6fZyZUqe4Yz69ns0sKtKsu…

«High-Intensity Interval Training».

There’s something called HIIT in the fitness world. It stands for «High-Intensity Interval Training», a great way to stay in shape. I believe there must be something like that in what should be the mind fitness world: a lot of fast input for a short period for a great outcome.

Ser y llegar a ser.


«Este es un gran momento para poner un negocio en internet» me han dicho y/o preguntado en las últimas semanas en diversas sesiones que he impartido. Mi respuesta es «fea» porque no entusiasma a nadie, pero es lo que creo que necesitamos escuchar: este NO es el mejor momento para lanzar algo en internet. De hecho, es el peor porque todo el mundo lo está haciendo y los que están consiguiendo resultados es porque trabajaron en el asunto cuando los demás decidieron ignorarlo sostenidamente. Lo que hoy estás haciendo de aprender cuestiones digitales aceleradas te va a servir para la próxima crisis. Y está bien. En algún lado hay que comenzar. Afina tu entendimiento sobre cuál es el plano de tiempo para el cual estás ejecutando.

https://luisiturriaga.com/2020/05/18/ser-y-llegar-a-ser/

Viejas y nuevas necesidades.

Abandonaremos viejas necesidades y tendremos bastantes nuevas. Un recién desarrollado algoritmo israelí propone una rutina donde disponemos de cuatro días para salir de casa a trabajar, comprar, lo que sea y encerrarnos los siguientes diez y así cíclicamente. Hay explicaciones avanzadas en la parte epidemiológica, matemática y social de la idea y casi todos los puntos son a favor. Lo que quiero ilustrar es que el mundo está de forma aceleradísima reinventando procesos en casi todo. ¿Cómo serán ahora las fiesta de cumpleaños y los conciertos? ¿Cómo será una salida a un club nocturno? Si el coronavirus no ha afectado a nadie cercano a tu vida, probablemente ves todo esto como una exageración. La mente nos juega trucos muy elaborados con los cuales nos empuja a pensar que si todo luce normal, todo seguirá normal. No es así. Entre la economía y la pandemia tenemos el reto más grande frente a nosotros. Puedes pensar en términos binarios de perdedores y ganadores en este nuevo mar o —mejor— te invito a que clasifiques al mundo en los que avanzarán rápido y los que serán lentos, muy lentos. Insértate en el primer grupo abandonado creencias que te han hecho funcionar profesional y socialmente bien hasta el día de hoy. Tu restaurante no puede ni debe operar con la misma cantidad de personal ni en los mismos horarios y ni siquiera atendiendo al mismo mercado. La oficina en donde trabajas no puede seguir usando tonterías como la puntualidad como un asunto “importante” a considerar para medir tu productividad. Compra una configuración digital lo más ganadora posible para transmitir video y audio por internet. Esto de las videoconferencias no se irá y que confíes en la cámara de baja calidad de tu laptop y la pobre iluminación de tu habitación no ayuda. Redirecciona parte de lo que antes gastabas en maquillaje, perfumes, zapatos y ropa en lámparas, dispositivos, micrófonos y suscripciones a cualquier cosa que favorezca tu presencia digital. No te des latigazos emocionales extrañando lo que ya murió. Piensa en todas esas personas con trabajos estilo “voy a archivar papeles y caminar de un escritorio a otro para que un licenciado las firme y luego sacaré fotocopias y meteré todo a una carpeta, luego responderé llamadas de teléfono”. Todos esos negocios que requieren sitios web, apps, bases de datos, respaldos en la nube están hambrientos de entrenamiento digital acelerado. Tú se los puedes dar. Para todas las personas que van a requerir coaching de comunicación, redacción, manejo de presencial virtual y demás, piensa que te puedes insertar en ello. El impuesto que tienes que pagar es estar genuinamente varios niveles encima del asunto. No puedes enseñar a conducir a nadie si, bueno, no sabes conducir bien tú para empezar. Cero dramas. Adáptate al tipo de mundo que por décadas se ha venido anunciado y que por comodidad en la inercia no queríamos ver.

Nerds are eating the world.‬

Resulta que hay gente que les encanta ver a otros resolver sudokus. Hay canales con millones de vistas para este nuevo tipo de deporte. Los nerds se están comiendo al mundo.

Turns out there are people who love watching others solve sudokus. There are channels with millions of views for this new kind of sport. Nerds are eating the world.‬

Awesome counterexamples.

We focus too much on our bad leaders to think everything is f*cked up these days. But there’s an emergence of awesome counterexamples: female leaders like New Zealand’s Prime Minister and philanthropists in the trenches such as Bill Gates. They’re shaping crowds with equanimity.

«Smartphone».

Is our tech bubble really advanced? It’s worrisome when my computer grammar checker can’t recognize words like «coronavirus», «hackear» (in Spanish) and the like. I always choose the «Learn spelling» option because I don’t think I can get any smarter if my tools keep on being stupid.

Clubhouse.

The hottest thing in startupland these days is called «Clubhouse», which I see as the potential killer app in the smart speakers world. It can actually make them look and sound smart at last. Aside from the obvious ideas for owning an Echo, Home, and the like, this takes social interaction and voice to a truly new (business) dimension. I’d gladly pay premium suscriptions everywhere I could find live voice-based convos among top Twitter-level experts in different areas like they do in the beta version of this app. I’d even pay more to be able to put my questions in the queue. Not since the great Tim Ferriss podcast show have I been so excited about a voice-based internet idea. With a16z’s backup and China at its crossroads, this could be a serious competition to Instagram and WhatsApp in terms of engagement. I’ll keep you posted.

International destination.

Quick and kind of easy plan to activate the economy in Mexico: make cities attractive to first world white collar workers. Most of these guys won’t need to get back to physical spaces after the confinement so they’ll be able to live anywhere. To make our Mexican cities attractive, two things we can start with right away: having a reliable internet infrastructure —not the shitty service we are so used to. The second thing is making English as a second language a priority, but for real. Centers, teachers, resources, all that money the government is throwing away, well, demand the people something good in return: learning this basic skill. Global tech worker wages used in Mexico can easily make a huge difference in our communities. Besides, some of what they do and how they see the world will also become a part of the mindset now in town. Americans and Europeans love our weather, food, people, beaches. Let’s work on making their stay more permanent. Dear random Mexican mayor reading this: upgrade your city’s goals. Make it an international destination.

Tonterías que decimos.

Neal Stephenson mencionó en alguna entrevista “How The World Was One” de Arthur C. Clarke como una gran influencia que moldeó su visión de los grandes emprendedores. Lo busqué, lo encontré, lo compré y lo leí. Neal Stephenson es una de las personas más inteligentes de este planeta. Sobre Peter Thiel se ha dicho que su gran influencia en la vida es René Girard. Y que su libro favorito de este filósofo es “Things Hidden Since the Foundation of the World”. Ninguna de estas dos obras habrían sido elección directa y natural de mi parte. “How the World Was One” me encantó por las historias pero me aburrió en su redacción. “Things Hidden Since the Foundation of the World” me ha resultado impenetrable. Es un diálogo altamente académico y filosófico que me hace notar los años luz que me encuentro alejado de poder apreciar el mundo con la visión de uno de los mejores inversionistas del mundo. Lo que quiero decirte —con mucho amor— querida Persona de Alto Desempeño, es que dejes de decir tonterías cuando alguien que admiras y que está BASTANTES niveles arriba de ti te recomienda indirectamente leer un libro específico. “Luego lo compro”, “Ya que termine con los que estoy”, “Lo voy a agregar a mi lista”. Te quiero, pero expresarte así es tonto. Imagina que estás en una larga, larga, larga fila para obtener eso que te obsesiona en la vida. Status, poder, riqueza, propósito, no sé, tú elige lo que sea que te empuje. Estás ahí y no tienes idea si alguna vez vas a llegar al final del asunto. De repente, uno de los tipos que viene de regreso después de haber conquistado esa fila se detiene cerca de donde estás parado esperando y tiene una conversación al azar con alguien más. Tú escuchas claramente que le comparte tips a la otra persona para saltar esta larga espera. Sonríes pensando que todo eso suena genial, pero por alguna razón decides permanecer pasivo en tu espacio. Ya sé. Sería una razón muy tonta quedarse ahí esperando después de los hacks puestos a tu disposición por alguien que ya los ejecutó. Y eso es exactamente lo que hacemos cuando posponemos lecturas para mantener nuestro irrelevante orden mental de cómo abordar las cosas. Sé fino en tu apreciación de este micro-ensayo: no te estoy invitando a que leas todo lo que cualquier persona te recomienda, sino que tomes RÁPIDAMENTE lo que aquellos que están en lo más, más, más alto de su profesión te quieren empujar. Si una de las barreras es que “está en inglés”, soluciona temporalmente con un buen trabajo detectivesco y adquiere la versión en español. Tienes que hablar inglés, ya de paso te recuerdo. Y si definitivamente todavía no existe en español, cómpralo en inglés. No pasa nada. No te va a hacer daño intentar domar algo exótico como una lectura avanzada en ese idioma. Mata esa terquedad negativa de querer comprender todo desde un laberinto obscuro. Conquistar puntos geniales no tiene por qué ser así.

How to change your mind.


‪Loving this book. Thinking of these psychedelic things as potential —exotic— future investments. Hard, John Hopkins-level scientists turning mystics, computer nerds becoming activists. Got wind of all this like five years ago but didn’t know it was taking off so fast and so far. ‬

Profesionalmente desnudo.

En los próximos diez años habrá una correlación bastante estrecha entre el número de actividades esenciales y diarias que individuos y compañías ejecuten en la nube y la cantidad de riqueza que acumulen. Esto ya ocurre, claro, pero por el momento los beneficiados son unos cuantos, los pioneros del asunto llamados Amazon y demás. No basta ya ser digital en el sentido de usar la computadora como pensamiento para creer que estamos insertándonos bien en el futuro. Han existido capas interesantes muy notables en cuanto a esto de la tecnología y la generación de enormes capitales. Primero se trataba de tener una PC para hacer las cosas más rápidas y fáciles. Luego la obsesión era vivir con conexión a internet. Piensa en Jack Ma siendo de los primeros chinos en ver el potencial del comercio electrónico inventando Alibaba cuando la idea era algo ridículo. Luego vino el hecho de tener una página web para que te conocieran. Piensa en Facebook que nos regaló a todos un espacio estandarizado para posicionar nuestra identidad en el mundo virtual. Luego vino la locura de las apps donde todos intentaron llenar con ideas las exóticas pantallas inventadas por el iPhone. Tecnologías que en su momento fracasaron en lograr lo prometido —como la realidad virtual/aumentada y los chatbots— encontrarán ahora sí un aire bastante ganador con la combinación explosiva de un acceso más amplío y común a la nube, las nuevas velocidades hipersónicas de internet y los avances en machine learning. En tecnología existe el término “ahead of the curve” que significa que algo o alguien es potencialmente visionario. Y aunque esto se escucha romántico y genial, la realidad es que vivir adelante de la curva implica soledad de la mente y gasto excesivo al tener que esperar a que la mayoría de los invitados —alias el “mercado”— lleguen a la fiesta para bajar costos y democratizar el asunto. La crisis del coronavirus encontró en desventaja descomunal a muchos profesionistas que de forma constante han decidido vivir muy atrás en la curva. La vida está demostrando a estas personas que ser curioso invirtiendo TAD (Tiempo, Atención, Dinero) en las nuevas tecnologías es parte crucial de un trabajo diario bien hecho. Hay una app, una plataforma, un dispositivo para casi todo lo que consideras necesario. Si no los estás investigando, comprando, usando, el próximo giro inesperado de un evento contra la humanidad te volverá a encontrar profesionalmente desnudo. Posiciónate adelante de la curva.

¿Ya te diste cuenta?

¿Ya te diste cuenta

que en estas coordenadas latinas llenas de amor por nuestras tradiciones y cultura estamos en enorme desventaja para pensar de manera ágil y digital?

que una tablet sólo entrena a nuestros hijos a arrastrar las yemas de sus dedos para buscar entretenimiento fácil?

que todo lo que no sean bits, alimentos, medicina y biotecnología sufrirá la sacudida más fuerte de su historia?

que avanzan más rápido los que se comunican mejor de forma escrita y que ahora esta habilidad se irá todavía más a la alza?

que las grandes organizaciones no pueden lidiar con la complejidad y velocidad de los problemas reales de este siglo?

que no hablar inglés bien te coloca en conversaciones verdaderamente limitadas hoy más que nunca?

que no entender el lenguaje de los nerds en negocios, finanzas, tecnología, futuro, management y demás te está dejando rápidamente fuera de la jugada?

que no leer los libros escritos hoy por los tipos que están haciendo cosas geniales te coloca en posición de desventaja?

que eso de estudiar una carrera y pensar que era a lo único a lo que te ibas a dedicar el resto de la vida es ridículo?

que la inercia que defendías con tu comportamiento diario te impidió desarrollar el músculo de aprender habilidades importantes como programar, diseñar, publicar, construir equipos remotos y demás?

que nadie tiene claro qué es lo que viene y que las únicas herramientas válidas para navegar ese futuro incierto son prácticamente todo lo opuesto a lo que te han recomendado tus familiares, amigos y maestros?

que esa noción de “empleo seguro”, “compañía estable”, “retiro” y demás murieron hace años pero insistimos en no querer enterarnos?

que ya ni ser promedio en nuestro pensamiento y ejecución nos da ingresos promedios?

que es hora de mandar al demonio eso que crees que sabes del mundo y que te tiene atrapado?

que es hora de abandonar tu preocupación por las mismas tonterías que la mayoría abraza?

que es hora de comprar una buena laptop, pagar apps premium, suscribirte a plataformas, descargar contenidos de alto nivel y volverte internacional y high-tech en tu comportamiento?

que es hora de aprender a hablar mejor, a escribir mejor, a diseñar mejor, a colaborar mejor?

que es hora de aceptar que los líderes políticos, las organizaciones que veneras y las personas que adoras están corriendo como gallinas sin cabeza porque simplemente el juego ha cambiado de la noche a la mañana y no hay manera de que estén preparados para reaccionar con ecuanimidad y visión?

que la vida después del gran confinamiento no es un punto y aparte ni una hoja nueva? Es otra historia.

Salta rápido al nuevo volumen.

La mente participativa.


«Creemos que la visión del mundo de nuestra cultura es superior porque así nos lo han enseñado desde pequeños; consideramos que esa perspectiva es la única verdadera debido a que nuestra educación nos ha conminado a pensar así. Somos víctimas felices de las visiones de nuestra cultura porque nos han nutrido desde la lactancia.Y de hecho nos resulta inquietante y perturbador que las gentes de otras culturas vean lo que para nosotros es familiar de un modo completamente distinto». Psicología, sociología, cultura, mente, filosofía, hacks. Probablemente uno de los mejores libros que me han regalado alguna vez en mi vida (thanks, Eli!). La gente en Ghana piensa que su comida y tradiciones son las mejores igual que tú y que yo creemos que México, su mole y su Huapango de Moncayo son el centro del universo. Ofendernos cuando alguien no defiende lo nuestro se vuelve una reacción primitiva tribal más que racional o verdaderamente analítica. No seas «víctima feliz» de lo que te han taladrado —y te has taladrado— sin retarlo. Y considera que entre menos inquietante y perturbador te resulten otras perspectivas, más cosas geniales podrás construir con el mundo.

Todos debemos traerla puesta.

Ayer «regañé» a un joven que no traía cubrebocas mientras trabaja con comida y de frente al cliente. «Amigo, ¿y tú por qué no traes cubrebocas?», le pregunté. No sé qué respondió, pero era una excusa tonta. «Todos debemos traerla puesta». Ya no dijo nada y desapareció. «Te salió lo (palabra mexicana perfecta para describirme la mayoría de las veces)», me dijo mi esposa. El estándar que aceptemos de los demás es a lo que decidimos rendirnos. Los estándares hay que taladrarlos para que permeen. Yo no acepto dramas en mis colaboradores. Tampoco los hago. Yo no acepto historias de parte de gente a mi alrededor que busca que yo me sienta mal por ellos para darles más tiempo o aceptar un resultado de mala calidad. Tampoco las cuento. Hay que hacer lo que hay que hacer. Hay que usar la mascarilla, incluso si te da calor, te incomoda o demás. Si te da pena exigirlo a alguien, piensa que estás contribuyendo a que este tipo de personas contagien a gente vulnerable que va a morir traumáticamente en un hospital porque tú no quisiste decir lo que tenías que decir. Y antes de que me digas que soy exagerado, ¿cómo sabes que estoy exagerando? A menos que tengas poderes supernaturales para ver el camino del virus en tiempo real y efectivamente puedas determinar que esa persona no lo tiene y no lo está esparciendo, es lógico y vital asumir que sí, que es portador y que va a poner a otros en peligro por su tonta necedad y tu rechazo a una confrontación que vale la pena.

On pressure.



Explica William James que estás perdido en un bosque y ves un camino. Si eliges creer que no conduce a ningún lado, pues no haces nada, sigues perdido y mueres de hambre. Si eliges creer que te lleva hacia comida y refugio, lo sigues y encuentras una forma de salir del bosque. En ambos casos, tu acción hizo que lo que creías se volviera realidad. Tienes que actuar como si lo que ejecutas hace una diferencia. Porque así es.

New theory of eternity.

«I’ve just developed a new theory of eternity», dijo Einstein a un diplomático holandés sentado junto a él en una reunión de muchos discursos de la que no podía escapar en la National Academy of Sciences. ¿Qué haces? ¿Te ríes cuando el científico más importante de la historia en ese momento te dice eso o lo miras seriamente para asentir que estás de acuerdo con absolutamente todo lo que usted diga, Herr Professor Einstein?

Mis estados de cuenta, por favor.

Traigo un pleito con Fondeadora y Hey Banco desde hace semanas para obtener mis estados de cuenta. Detesto la gente que usa Facebook públicamente para sólo quejarse, así que para no odiarme a mí mismo, usaremos este post para hablar un poco de UX en lo que ventilo mi frustración.

La mejor app bancaria digital en México es BBVA sin lugar a dudas. Han pensado realmente en todo lo que se necesita para que el asunto funcione en serio como un banco en la palma de mi mano. ¿Necesito un par de mis estados de cuenta de hace dos años en PDF? Dos clics y listo.

Este mismo proceso de pedirle estados de cuenta a Fondeadora y Hey Banco ha sido una pequeña tortura psicológica. El equipo contable requiere esto y yo la verdad prefiero usar mi tiempo en cosas más elevadas que en p documentos de este estilo, por ello favorezco lo digital. Pero no, no hay manera de descargar mi estado de cuenta en PDF dentro de sus apps. Por alguna extraña razón que me gustaría que alguien me informara, generar un estado de cuenta para estos dos bancos parece el asunto más exótico del mundo.

Hace diecisiete días que comencé a solicitar dentro del chat de la app de Fondeadora el asunto. Me han atendido con amabilidad modo milenial —ya sabes, informal, casual, juvenil, «chido», relajado. Eso no me sirve. Prefiero a un tipo seco que solucione a uno buena onda que me quiera tener en modo amigo para que no les dé molestias. Tuve que recurrir aquí a Twitter de forma privada para decirle todo esto a Fondeadora y me respondieron con lo que yo denominó «una historia». A los clientes no nos interesan las historias de por qué tu empresa no puede hacer algo.

Si quieres sabotear tu servicio al cliente, cuenta historias estilo «fíjate que no podemos porque nuestro proveedor esto y aquello». Tal vez la idea detrás de quien me cuenta esto es que yo empatice y «entienda» lo complicado de mi solicitud. Velo así: como individuo, cuando no pagas, no hay manera de que le cuentes una historia a la empresa y con base en ello te «entiendan» y ayuden. Es lo que es. No permitas que te la apliquen al revés. No aceptes historias. No estás pidiendo nada exótico.

Por otro lado, Hey Banco —alias Banregio— no responde mis e-mails (la única forma de contacto que tienen en su app que está muy bonita). Hoy platiqué con ellos en Twitter. Ve las imágenes.

Bien. Se supone que cuando diseñas una app, te imaginas los típicos casos de uso que van a aparecer en la interacción. No es algo excesivo ni loco suponer que habrán usuarios que demanden sus estados de cuenta a voluntad. Asumo que es un documento legal obvio. En teoría, estos estados de cuenta tendrían que llegar automáticamente encriptados por e-mail, lo cual suena bien, pero no ocurrió con ninguna de las dos apps. Y soy un tipo muy pro en esto de usar el e-mail.

Ahora, otro frente tonto de batalla que abrieron conmigo es que cuando fui a las FAQs de ambas app, ninguna menciona los estados de cuenta. Increíble. Tal vez si ahí explicaran «en caso de que no te lleguen por e-mail, llena este formulario y lo recibirás en cinco días hábiles» estarían ahorrándose mi largo hilo que no los pone en buena luz.

Tal vez soy muy vieja escuela y solicitar un estado de cuenta es algo que los jóvenes de hoy ya no hacen. Eso sí, me ofrecieron enseguida dentro de la app de Fondeadora darme una lista de mis movimientos. Contabilidad me dijo en forma diplomática que no, que era hora de madurar.

No soy vengativo ni mala onda. Me registré como cliente de Hey BancoFondeadora porque me gustan los que intentan cosas nuevas, difíciles, futuristas. Sus diseños son geniales y la facilidad de uso también. Fuera de esta queja, no he tenido ningún otro problema. Lo que no me gusta es que Hey Banco y Fondeadora me quieran tratar como un usuario lento y pasivo que va a esperar a sus tiempos para solucionar las cosas. Ya estuve más de dos semanas siguiendo sus canales, luego los contacté por otros en privado. Ahora exijo atención.

Repito: no soy ni seré un usuario lento y pasivo.

No lo seas tú tampoco.

Sé agradable y firme. Sigue los canales que te dan. Espera. Exige. Esto que estoy haciendo es un recurso drástico que sólo agrega drama, así que no lo recomiendo como método predeterminado de comportamiento.

El mundo ya no funciona en el estilo de hacer al cliente esperar a que la empresa solucione cuando quiera. Si quieren conquistar los cientos de miles de usuarios que tienen en sus objetivos estratégicos, you guys have to up your game. Necesito mis estados de cuenta, por favor (-:

L&L

Ante el ataque de un oso, un par de amigos saben que uno morirá. El truco para sobrevivir es no pensar en ganarle la carrera al animal salvaje sino en ganar la carrera al compañero. Éste es un clásico con el cual me gustaría presentarte la idea de la importancia de tu marketing personal.

No necesitas ser más chingón que un influencer con millones de followers para beneficiarte y obtener oportunidades geniales gracias a internet. Tienes que hacer lo mismo que el oso y tu compañero: dejar rápido atrás a tu círculo, lo cual es fácil porque seguramente todo les da pena y piensan que esto de las redes sociales es para pasar el rato y tontear nada más. Esto no te lo digo desde una posición teórica sino desde la microfama que he adquirido sin ser guapo, genio o ultra-millonario.

Para dejar atrás a tus colegas, bueno, no actúes ni pienses como ellos. Casi toda la gente piensa lento y local (L&L). Y cuando ejecutan lo hacen igual. Si tan sólo abordas todo el tiempo tu mentalidad y acción de forma contraria, te sorprenderás.

Pensar global es usualmente visto como algo exótico por el tipo que no se esfuerza ni le interesa ser cosmopolita o sofisticado en su entendimiento de la vida. Ejecutar rápido va en contra del acondicionamiento académico que hemos recibido donde los objetivos se miden de año en año o de semestre a semestre cuando mucho. Resumen: no pienses ni actúes L&L sino todo lo contrario todo el tiempo.

Gracias por llamar a Aaron’s.

Llamamos a uno de los restaurantes más populares de la ciudad para pedir a domicilio y la respuesta fue simplemente darnos el nombre del negocio. Llamamos a una pastelería famosa de la ciudad y quedaron de regresar la llamada en cinco minutos con el inventario que tienen. La chica del restaurante no sonaba en control de la situación. El de la pastelería hasta sonaba sorprendido. ¿Para qué otra cosa podrían estar sonando los p teléfonos en la mayoría de las ocasiones? Pienso en un manager de procesamiento mental lento que me pudiese responder «es que luego llaman ahí proveedores o personas para otras cosas». ¿Y? ¿Por dos o tres tipos que se comunican «para otras cosas» no vas a tener una contestación ganadora de ventas andando todo el tiempo? ¿Qué puede ser más importante en esas líneas que vender, vender y vender? ¿Por qué no copiar descaradamente un directo «Hola. Gracias por llamar a Aaron’s. ¿Cuál es tu pedido?» estilo pizzería global? Ten preguntas de seguimiento taladradas estilo «¿Deseas que mejor te envíe el menú por WhatsApp?» liberando con ello la línea y controlando mejor ésta y futuras conversaciones —te quedas bien con el contacto del cliente y le pides permiso al término de la interacción para enviarle promociones luego por esa fabulosa vía. Dios. Pónte las pilas. No puedes ser lento ya. No puedes seguir haciendo las cosas como antes. La chica no informó que el servicio de entrega a domicilio no iba incluido y tampoco preguntó el método de pago. Dios. Es un pedido estándar y que a estas alturas todos los puntos de la interacción no estén lógicamente construidos, bueno, dice mucho de la mentalidad limitada de la gente al frente del negocio. El joven de la pastelería no regresó jamás la llamada. Un verdadero activo para la empresa ese muchacho. Intento ser agradable con mis letras pero este tipo de comportamiento de bajísimo desempeño requiere un tono más claro: el coronavirus está haciendo que el consumo sea lento y escaso, sí, pero tu ejecución desordenada, lenta y anti-optimizada en este estilo es la que realmente te está jodiendo. Ey, y esto SÍ ESTÁ EN TUS MANOS resolver, querido restaurantero, querido pastelero.

Weird future.


Architects and interior designers are working hard to figure out what the new flex-office concept should embrace. No one wants to «get together» as before, so space, safety, and a sense of teamwork at the same time are all crucial aspects to take into account. No an easy feat.

I love Bill Gates’ effort and optimism. But most experts don’t believe vaccines will be readily available any time soon. A great movement —open-source pharma— is growing and might give the world some great breakthroughs, just like the free software movement did decades ago.

Futurists, CTOs, and managers are meeting to solve the new problem: most companies have to move to a delivery-based future format, specially and obviously restaurants.

How we pay and exchange value from one hand to other will also become extremely important. This will pump up digital solutions in countries like mine, where we people love cash. See, payday is a parade of long lines outside ATM cabins to withdraw bills. That’s about to change.

The current crisis is really just starting. It seems like a lot of time has passed by for most of us in quarantine since we’re not used to the fact that we have to adapt to a really long confinement. History, statistics, and medicine they all say we’re set to collide against many waves of this virus.

Scientists haven’t fully understood what the real behavior of this thing is since it appears to obey some patterns in some countries while in some others it seems to be absent…it is not, though. Russia thought it was out of danger and now its PM got infected.

There are too many factors to consider for this to be over. And I just wish to state how long the path is for us to stop talking all things COVID-19 all day, every day. Some have compared this to a 9/11 when the way we traveled changed overnight. This is like that, but it will also change how we get food + how physically interact + how we work + how we go to school, church, hospital, and the like.

Fashion will definitely change too. Apple, Nike, and companies in that vein will mass-produce masks/gadgets to keep up with our hunger for data and stylish protection. Someone said we’ll have a mask closet just like we have room for ties, shoes, and underwear.

There are many false economic and public health recoveries ahead of us. Beware.

Be digital. Be lean. Be fast. Be a realist. Be positive. Be very well self-organized. Be —today— an awesome citizen of the weird future that has just arrived.


La gente es lenta.

La gente es lenta. La gente no es curiosa. Cuando eres rápido y curioso, ganas. Pero sé rápido en las cosas que importan. Y curioso de manera ganadora, no en términos de alguien chismoso en lo personal. Sé curioso haciendo clic, clic y clic para dominar plataformas, apps y otras herramientas a base de persistencia e intelectualidad. La gente es lenta para razonar. Tú razona rápido. La gente es lenta para asimilar cuando grandes catástrofes personales o profesionales vienen a colisionar con nuestra rutina. De hecho, caen inmediatamente en la minimización o negación del asunto. Tú sé rápido. La gente es lenta para lanzar proyectos. La gente es lenta para ejecutar ideas porque quieren total certidumbre, como si eso existiera. La gente es lenta para abrazar nuevas y buenas ideas. La gente es lenta para abandonar viejas y malas ideas. Dicho todo esto, te invito a que me sigas en Apple Podcast, Spotify, vía e-mail y en las demás redes sociales populares. Todos los links los encuentras en www.aaronbenitez.com. Déjame compartir por todos lados contigo las notas que me han ayudado a tomar decisiones rápidas, a avanzar rápido, a equivocarme rápido, a superarlo rápido y a reiniciar el camino rápido. Es a lo que llamo #hackearlavida. La mayoría de la gente es lenta y poco curiosa. Tú trabaja a diario en no ser identificado así.

Extraño futuro.


Los arquitectos y diseñadores de interiores están trabajando duro para determinar qué es lo que el nuevo concepto de una oficina flexible debería abrazar. Nadie quiere «juntarse» de nuevo, así que el espacio, la seguridad y un sentido de trabajo en equipo al mismo tiempo se vuelven aspectos cruciales a tomar en cuenta. No es un asunto fácil.

Me encanta el esfuerzo y optimismo de Bill Gates, pero la mayoría de los expertos no creen que tengamos vacunas ampliamente disponibles pronto. Un gran movimiento —farmacología open-source— está creciendo y puede dar al mundo algunos descubrimientos geniales, justo como el movimiento de software libre lo hizo hace unas décadas.

Futuristas, CTOs y gerentes se están reuniendo para resolver el nuevo problema: la mayoría de las empresas tienen que mudarse a un formato futuro basado en entregas, especial y obviamente los restaurantes.

Cómo pagamos e intercambiamos valor de una mano a otra se volverá también algo extremadamente importante. Esto impulsará soluciones digitales en un país como el mío, donde nosotros las personas amamos el efectivo. Verás, el día que nos pagan es un desfile de largas filas afuera de los cajeros automáticos para retirar billetes. Esto está a punto de cambiar.

La crisis actual realmente apenas está comenzando. Parece que ha pasado mucho tiempo para la mayoría de nosotros en cuarentena dado que no estamos acostumbrados a adaptarnos a un confinamiento verdaderamente largo. La historia, la estadística y la medicina, todas ellas dicen que estámos en curso de colisión contra varias oleadas de este virus.

Los científicos no han entendido totalmente cuál es el comportamiento real de esta cosa dado que parece obedecer algunos patrones en algunos países y en otros luce ausente…aunque no es así. En Rusia pensaron que estaban fuera de peligro y ahora su primer ministro está infectado.

Hay demasiados factores a considerar para que esto termine. Y sólo deseo establecer lo larga que es la ruta para que dejemos de hablar de todas las cosas relacionadas con el COVID-19 todo el día, todos los días. Algunos han comparado esto con el 11 de Septiembre cuando la manera en que viajábamos cambió de la noche a la mañana. Esto es como eso, pero también cambiará la forma en que obtenemos comida + cómo interactúamos físicamente + cómo trabajamos + cómo vamos a la escuela, a la iglesia, al hospital y así.

La moda definitivamente cambiará también. Apple, Nike y otras compañías en esa vena producirán mascarillas y artilugios en masa para mantener nuestra hambre de datos y protección a la moda. Alguien dijo que vamos a tener un armario de mascarillas justo como tenemos espacios para nuestras corbatas, zapatos y ropa interior.

Habrán varias falsas recuperaciones económicas y de salud pública frente a nosotros. Ten cuidado.

Sé digital. Sé lean. Sé rápido. Sé un tipo realista. Sé positivo. Sé alguien muy bueno con su auto-organización. Sé —hoy— un ciudadano increíble del extraño futuro que acaba de llegar.